Publicidad
12 Dec 2021 - 2:00 a. m.

Anthony Zambrano: Predestinado al olimpo de los campeones

El atleta formado de Barranquilla fue reconocido por su actuación en Tokio 2020, certamen en el que conquistó la presea de plata en los 400 metros.
Anthony Zambrano consiguió medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.
Anthony Zambrano consiguió medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Aunque Anthony Zambrano nació en Maicao, La Guajira, su corazón está en Barranquilla, ciudad que fue testigo del crecimiento y la formación de un deportista olímpico. En las calles de La Arenosa están registradas las innumerables pisadas que ha dejado desde que jugaba a la lleva con sus amigos del barrio, hasta cuando regresó de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 con la medalla de plata de los 400 metros colgada en el pecho.

La capital del Atlántico se convirtió en su camino predestinado, pues fue allí donde conoció a las personas que harían parte de la gloria que hoy lo acompaña. La primera vez que Zambrano participó en una competencia fue por unos juegos intercolegiados, luego de que los docentes de la institución le sugirieran realizar algún deporte debido a lo inquieto que era. Este certamen se llevó a cabo en el Estadio Metropolitano, escenario donde el actual presidente de la Liga de Atletismo del Atlántico, Orlando Ibarra, vio en él las características de un campeón.

También: Toda la información del Deportista del año en El Espectador

Luego la Liga le dio el impulso para que escribiera su historia, la misma que en un momento se comenzó a desdibujar por una lesión que sufrió en el tobillo, tras un pequeño accidente montando en moto, otra de sus pasiones. Este incidente lo dejó un tiempo fuera de las pistas.

Una de las personas que creyó en su talento y fue una pieza clave para su regreso al atletismo fue el entrenador Carlos Cantillo, quien se convirtió en su ángel de la guarda y nunca lo desamparó. Cantillo fue el único que permaneció, ya que cuando perdió su forma física todo el mundo empezó a darle la espalda en incluso varios entrenadores lo desahuciaron para el atletismo

En ese momento de frustración su madre, Miladis Zambrano, fue la encargada de devolverle la confianza para que regresara a entrenar y siguiera dando zancadas por sus sueños. Entre ellos siempre ha habido un apoyo mutuo, “él es el motor de mi vida, y yo soy el suyo”, dice ella.

Mientras su madre le brindó el cariño y la fuerza necesaria para seguir luchando en la vida, Zambrano correspondió a este afecto y apoyo trabajando arduas jornadas como albañil, mesero y bicitaxista, para luchar contra las carencias económicas. Estas gestas cotidianas le ayudaron a forjar su carácter, disciplina y espíritu competitivo, ejes que serían presagio de los logros que llevaría a su casa un tiempo después.

“Nunca me arrepiento de haber probado todos esos trabajos, porque esos sacrificios pusieron su gotica para poder luchar y obtener lo que tengo, porque siempre que salgo a correr pienso de dónde soy, de dónde vengo y cómo llegué a esto”, confesó Anthony Zambrano.

Más: Mariana Pajón y Anthony Zambrano, los Deportistas del Año de El Espectador

Los tatuajes que se ha realizado son elementos que explican su vida y obra, pues en el pecho tiene tatuado un diamante, el nombre de su madre y una corona, lo que significa que ella es su reina de diamantes. Cuando consigue una victoria, se toca el pecho aludiendo a que cada mérito conseguido es en nombre de ella. Así mismo, en su cuello se ven los aros de los Juegos Olímpicos.

Anthony Zambrano fue el primer colombiano en conseguir una medalla de oro en la prueba de 400 metros en los Juegos Panamericanos, en Lima 2019. Y para lograrlo realizó una intensa preparación en Ecuador.

Su llegada a este país también estuvo salpicada de los vacíos económicos que vivió durante su niñez y adolescencia. Una de las anécdotas que más recuerda es que para llegar a Quito se demoró casi tres días, ya que su viaje fue en bus y el dinero no le alcanzaba para poder comer bien.

Zambrano considera vital que haya apoyo del Gobierno para los deportistas en formación y que se les aseguren los recursos básicos para viajar y competir, cuando apenas van camino a ser estrellas. Y también es clave que después, cuando decidan retirarse, tengan una pensión digna. Según él, eso solo se logra con apoyo político y demostrándole al país que el deporte es fundamental en la construcción de un mejor país.

Por eso Anthony admira tanto a Caterine Ibargüen, quien anunció hace unas semanas que se lanzará al Senado con el Partido de la U: “Es una mujer siempre exitosa que les ha demostrado a los jóvenes que se puede llegar muy lejos con el deporte. Llegará al Senado para trabajar por los deportistas”.

Le puede interesar: Estos son todos los ganadores del Deportista del Año 2021

Zambrano es consciente de la responsabilidad que tiene ahora como ejemplo y referente. Por eso insiste en que solo con disciplina, entrega y amor por el deporte se puede llegar lejos; eso sí, siempre con un valor fundamental: el respeto hacia los padres.

Síguenos en Google Noticias