Publicidad
2 Jul 2022 - 1:00 a. m.

El gran momento del squash colombiano

De la mano de Miguel Ángel Rodríguez, la delegación colombiana de squash se bañó en oro. El bogotano ganó todo lo que disputó.
Miguel Ángel Rodríguez consiguió tres de los seis oros de la selección colombiana de squash en las justas. / Juegos Bolivarianos
Miguel Ángel Rodríguez consiguió tres de los seis oros de la selección colombiana de squash en las justas. / Juegos Bolivarianos

Miguel Ángel Rodríguez llegó a los Juegos Bolivarianos de Valledupar como el favorito para llevarse el oro en las tres modalidades de squash en las que compitió. El bogotano de 36 años creció rodeado por este deporte. Desde muy pequeño se destacó y llegó a ocupar el cuarto lugar del escalafón mundial, siendo el primer sudamericano en lograrlo. Gracias a su padre, uno de los pioneros de este deporte en el país, llegó a ser el jugador que es hoy.

En esta edición, Miguel Ángel cumplió las expectativas y arrasó. En los títulos que consiguió (individual masculino, dobles mixtos y equipos) no perdió un solo set. “La casa se respeta”, aseguró tras sus conquistas. La selección colombiana de squash defendió con autoridad su localía y se colgó seis oros, dos platas y un bronce en la presente edición de los Juegos Bolivarianos.

Le recomendamos: Así van los colombianos en la general del Tour de Francia tras la primera etapa

Una vez más, la delegación nacional repitió la buena actuación que tuvo en los Bolivarianos de Santa Marta (2017) y dejó un buen precedente de cara al próximo reto: los Panamericanos de Santiago 2023. En Chile, Rodríguez buscará aumentar su palmarés en esas justas continentales, en las que tiene cuatro oros, dos platas y un bronce.

Pese a que los Bolivarianos se desarrollan en su mayoría en Valledupar, La Unidad Deportiva El Salitre, en Bogotá, fue el escenario donde Colombia demostró su superioridad con las raquetas. Además de Rodríguez, Laura Tovar y Juan Camilo Vargas también son originarios de la capital, por lo que este triunfo tuvo un sabor especial.

También puede leer: Oficial: Rafael Dudamel dejó de ser el técnico de Deportivo Cali

Perú llegó a las justas como uno de los rivales más complicados a vencer. Con la presencia de Diego Elías Chehab, actual número cuatro del escalafón mundial, la delegación inca disputó las finales de las modalidades dobles y por equipos contra los dueños de casa, pero no pudieron contra el buen nivel que demostraron los capitalinos.

La batuta de Martin Knight

Uno de los principales responsables del éxito de la delegación colombiana en estas justas es el entrenador Martin Knight. El neozelandés, con 18 años de experiencia en el squash, 13 como jugador y cinco como entrenador, ha logrado potenciar el talento de experimentados y novatos.

“Tenemos una muy buena base, las ligas están haciendo una buena labor para atraer a esos jóvenes que demuestran algún potencial en este deporte, los pulen y me los entregan para que termine de guiarlos”, destaca Knight.

Más: Una más: Mariana Pajón ganó medalla de oro en los Juegos Bolivarianos

Antes de ser entrenador de Colombia, el oceánico visitó las canchas del club El Nogal en Bogotá durante su etapa como jugador profesional. En más de una ocasión fue rival de Rodríguez. "Hay mucho cariño, se siente el orgullo por de la gente por su tierra. Son muy cercanos, me han tratado muy bien. No sabía qué esperar, pero ha sido mucho mejor de lo que eran mis expectativas", confiesa.

El potencial de la juventud se vio plasmado en Lucia Paola Bautista, la santandereana de 19 años se quedó con la plata en la modalidad femenina. Ese fue el único oro que se escapó. Sin embargo, marcó un buen precedente para una carrera que apenas empieza y el futuro del squash en Colombia, que vive un gran momento.

🚴🏻⚽🏀 ¿Lo último en deportes?: Todo lo que debe saber del deporte mundial está en El Espectador

Síguenos en Google Noticias