Publicidad
13 Dec 2021 - 2:45 a. m.

El puño cerrado del Dani Martínez en el Giro de Italia

Por su despliegue físico y apoyo emocional, el pedalista soachuno fue clave en el título de Egan Bernal en la carrera rosa.
David Escobar Moreno

David Escobar Moreno

Periodista Judicial
 Daniel Felipe Martínez fue el salvador de Egan Bernal en la etapa 17 del Giro de Italia.  / AFP
Daniel Felipe Martínez fue el salvador de Egan Bernal en la etapa 17 del Giro de Italia. / AFP
Foto: AFP - LUCA BETTINI

Además de la imagen de Egan Bernal levantando el trofeo del Giro de Italia en Milán, hubo otra postal de la edición 2021: la de Daniel Felipe Martínez, su coequipero en el Ineos Granadiers, su “ángel de la guarda”. Durante la etapa 17, el pedalista soachuno fue uno de los encargados de trabajar para el campeón del Tour de Francia 2019 y no dejarlo desfallecer en una de las jornadas más exigentes del trazado del Giro y en la que varios aspirantes al título atacaron.

Lorena Arenas: Una carrera de largo aliento

La jornada, que partió desde el municipio de Canazei y terminó en Sega di Ala, tuvo tres pasos montañosos, uno de tercera y los otros de primera categoría, el último de ellos en la meta, donde se podían sacar diferencias. Fue allí donde Dan Martin, Joao Almeida y Simon Yates intentaron descontarle segundos a Bernal, que en etapas anteriores había logrado una buena diferencia sobre sus más cercanos competidores por la maglia rosa. En la subida definitiva a Sega di Ala, de once complicados kilómetros, Bernal tuvo una crisis en la que su escudero Martínez fue clave para llevar a su jefe de filas a rueda hasta la meta.

La imagen de su puño apretado pidiéndole a Egan que siguiera luchando y le metiera “güevas” cuando faltaban pocos metros para finalizar, quedó inmortalizada en una foto que se hizo viral en las redes sociales. El trabajo de Dani fue tan aplaudido que otras estrellas del deporte, como Radamel Falcao García, lo exaltó. “Esto es ciclismo”, trinó por su parte la cuenta oficial del Giro. Martínez, quien está concentrado con el Ineos en Mallorca (España) planificando lo que será el calendario World Tour de 2022, cuenta que ese día fue “muy especial. Egan venía fuerte en las etapas anteriores, pero en esta quedó vacío. El ciclismo es como una ruleta rusa: hoy puedes estar bien y mañana no te pueden responder las piernas. Ese día tenía oportunidades de pelear la victoria, pero para mí siempre ha primado más el trabajo del equipo que lo individual. Además, Egan supo defender la camiseta”.

Esa gallardía, carácter y forma de ser fue forjada por Isabel Poveda y Guillermo Martínez, sus padres, quienes lo criaron en el difícil contexto del municipio de Soacha y el sur de Bogotá, donde se perciben las ausencias y extralimitaciones del Estado colombiano. Fue allí donde Dani, gracias a su hermano, se metió en el mundo de las bielas. Y explica que por situaciones de la vida no se encaminó hacia el fútbol. Recuerda que a muy temprana edad fue hincha del Atlético Nacional y tenía como referentes a Víctor Hugo Aristizábal y al Viejo Patiño. “Todo lo que me ha pasado en mi carrera profesional también es un triunfo para mis padres”, dice Martínez, quien tiene contrato hasta 2023 con el Ineos.

María Camila Osorio y el año de su consolidación

Los últimos dos años para él han sido los de su consolidación en la élite del ciclismo mundial. En 2020 ganó el Critérium del Dauphiné y una etapa del Tour de Francia, mientras corría por el Education First, de Rigoberto Urán. Este par de logros y su rendimiento en el Giro hacen pensar que Martínez está para objetivos más grandes. “Por ahora no tenemos nada definido sobre 2022, solo llegar en buenas condiciones a la Vuelta a San Juan (Argentina), a finales de enero. Este salto en mi carrera es gracias a la disciplina en los entrenamientos, la parte mental y llevar un equilibrio en todos los aspectos de mi vida. Ahora estoy esperando mi oportunidad para liderar el equipo, con la mejor actitud. Es el sueño de cualquier ciclista profesional. Esperar el momento y aprovechar la oportunidad en equipos como estos, que tienen extraordinarios corredores”, concluye Martínez, quien comparte escuadra, entre otros, con el ecuatoriano Richard Carapaz y el británico Geraint Thomas.

Síguenos en Google Noticias