COVID-19: ¿Cuáles son las acciones adelantadas por el Gobierno para enfrentar la pandemia?

hace 2 horas

Las cuentas no cuadran rumbo a Tokio 2020

La exclusión del equipo de pesas sería un duro golpe para la delegación nacional, que, aunque tendrá menos integrantes de los pronosticados, aspira a mejorar las actuaciones de Londres 2012 y Río 2016, en las que conquistó ocho medallas. Hoy hay pocas opciones reales de podios.

La selección masculina de fútbol no logró clasificar a los Juegos Olímpicos de Tokio. / Efe
La selección masculina de fútbol no logró clasificar a los Juegos Olímpicos de Tokio. EFE

A menos de 150 días de la inauguración de los Juegos Olímpicos de Tokio, el panorama para el deporte colombiano no es muy alentador. Hasta el momento la delegación nacional tiene asegurados apenas 24 cupos, 11 nominales (con deportistas ya definidos) y 13 numéricos (por adjudicar).

El objetivo hace un año era llevar a las justas de la capital japonesa al menos con 147 atletas, los mismos que a Río 2016. Sin embargo, las eliminaciones de los seleccionados de fútbol, que en masculino y femenino estuvieron en Brasil, además de los de voleibol, descuadraron esa cuenta.

“Esta vez no vamos con deportes de conjunto y eso reduce la cifra de participantes. Aún quedan un par de opciones, en rugby 7, béisbol y voleibol playa, pero son complicadas”, reconoce Baltazar Medina, quien ha sido presidente del Comité Olímpico Colombiano en las dos más recientes ediciones de los Juegos de Verano, las de Londres 2012 y Río de Janeiro 2016, en las que Colombia conquistó 16 medallas, ocho en cada versión.

Le puede interesar: Caterine Ibargüen tiene nuevo entrenador

“La meta es al menos igualar ese número de preseas y mejorar el color”, admite el dirigente antioqueño, artífice de las mejores actuaciones olímpicas de nuestra historia.

Pero hay incertidumbre porque la noticia de los resultados adversos en unos controles antidopaje realizados el pasado 20 de enero a Yenny Sinisterra, Ana Iris Segura y Juan Felipe Solís pone en riesgo la participación de todos los integrantes de la selección de pesas en Tokio.

William Peña, presidente de la Federación Colombiana de esa disciplina, explica que “según el reglamento internacional si en un año calendario un país presenta tres casos positivos por dopaje, automáticamente queda suspendido por 12 meses. Eso sería lamentable para nosotros, porque nos estamos preparando para una gran hazaña y todos los pesistas tienen opciones de medallas”.

En caso de que las muestras B confirmen los resultados y haya una sanción definitiva para los deportistas, el equipo colombiano será excluido de las justas y se perderían al menos tres o cuatro opciones claras de podio, con Leidy Solís, Francisco Mosquera, Brayan Rodallegas, Jonathan Rivas y Yenny Sinisterra.

Por escalafón mundial, Colombia tiene derecho a llevar cuatro hombres y cuatro mujeres a las competencias de halterofilia en Tokio. “Sería una tragedia no tener a los pesistas, pero por ahora lo más prudente es esperar a que se agoten las instancias legales de defensa que contempla el reglamento de la Agencia Mundial Antidopaje”, asegura Medina, extrañado con los recurrentes casos de positivos por boldenona en el país.

Un punto en contra es que son los deportistas quienes deben asumir la defensa y, a diferencia de Robert Farah, quien contaba con recursos económicos y el apoyo de su patrocinador, Colsánitas, los pesistas no tienen cómo financiar los costos del proceso y contratar abogados con experiencia en el tema.

De las 28 medallas que ha ganado el país en nueve de las últimas 12 ediciones de los Juegos, siete han sido de pesistas, dos de oro (María Isabel Urrutia y Óscar Figueroa), tres de plata (Figueroa, Diego Salazar y Leidy Solís) y dos de bronce (Mabel Mosquera y Luis Javier Mosquera).

Se reducen opciones de podio

Hoy, los colombianos que son verdaderamente candidatos a pelear medalla en Japón son la bicicrosista Mariana Pajón, la saltadora Caterine Ibargüen y el atleta Anthony Zambrano.

Pajón se sigue recuperando de una delicada lesión, pero ya fue medallista en eventos internacionales este año y seguramente llegará a Tokio en su mejor forma. Ibargüen está lejos de Yulimar Rojas, la nueva reina del salto triple, pero tiene la experiencia y jerarquía para buscar un podio, como lo hizo, aún enferma, en el mundial de Doha el año pasado. Además está clasificada en salto largo.

Y Zambrano, subcampeón mundial en los 400 metros, tendrá más y mejores rivales que en Catar, pero ya demostró que los puede enfrentar de tú a tú.

De acuerdo con su primer lugar en el escalafón mundial, los tenistas Juan Sebastián Cabal y Robert Farah también podrían aspirar a una presea en dobles.

Además de ellos, las expectativas están puestas en la judoca Yuri Alvear, los boxeadores Ingrit Valencia y Yuberjen Martínez y la luchadora Jackeline Rentería, quienes ya han sido medallistas olímpicos. También están el clavadista Daniel Restrepo y los marchistas Sandra Lorena Arenas y Éider Arévalo, campeón mundial en 2017.

La opción de un triunfo o buena figuración en el ciclismo de ruta es muy relativa y dependerá de cómo se dé la carrera, más allá de que Colombia tenga en sus filas a Egan Bernal, Nairo Quintana, Sergio Higuita, Sergio Luis Henao, Daniel Felipe Martínez, Miguel Ángel López y Rigoberto Urán, quienes ya han manifestado su disposición a integrar la selección.

“Deberíamos estar por los noventa y pico deportistas, sin contar equipos, que es más incierto. Este es un momento crucial en el que no vamos a bajar la guardia”, advierte Ciro Solano, jefe de la delegación que irá a Japón, quien insiste en que “independientemente del número de atletas que llevemos, la idea es superar los ocho podios”.

A pesar de que algunos torneos clasificatorios se han aplazado o modificado como consecuencia de la epidemia de coronavirus, entre abril y julio se cerrarán los escalafones de varias disciplinas y entonces se confirmarán los deportistas con cupo a Tokio. Eso sí, hay unos seguros aunque todavía no oficiales, como Camilo Villegas, María José Uribe y Juan Sebastián Muñoz, en golf, y Robert Farah y Juan Sebastián Cabal. Los deportes de combate tendrán próximamente campeonatos que dan cupos directos.

En Río 2016, Colombia logró ocho preseas (tres oros, dos platas y tres bronces), las mismas que en Londres 2012 (un oro, tres platas y cuatro bronces). Y a pesar de las dificultades de los últimos meses, la meta sigue siendo mejorar.

Aunque miembros del Comité Olímpico Internacional admitieron que, en caso de que en mayo no se haya superado la emergencia mundial de salud, se estudiaría la posibilidad de aplazar o cancelar las justas, en Colombia existe la plena confianza en que se realizarán.

 

906487

2020-02-26T22:00:00-05:00

article

2020-02-27T06:31:27-05:00

[email protected]

none

Redacción deportes

Otros Deportes

Las cuentas no cuadran rumbo a Tokio 2020

41

7303

7344