COI resolvió que las federaciones decidirán: Rusia sí estará en Río 2016

El Comité Olímpico Internacional (COI) resolvió este domingo que serán las federaciones internacionales de cada disciplina las que decidan qué deportistas rusos podrán competir en los Juegos de Río.

El presidente del Comité Olímpico, Thomas Bach, y el presidente de Rusia, Vladimir Putin. / Efe
El presidente del Comité Olímpico, Thomas Bach, y el presidente de Rusia, Vladimir Putin. / Efe

“La decisión relativa a la participación del equipo olímpico de Rusia en los Juegos de Río fue adoptada prácticamente por unanimidad, con una sola abstención”, dijo el presidente del COI, Thomas Bach.

Bach se mostró convencido de que la decisión adoptada es la correcta y destacó que muchos deportistas del mundo la respaldan. “Por una parte, podíamos haber marginado a todo el equipo de Rusia, pero por otra, al final del día hay que enfrentarse a la mirada de los atletas que se ven afectados por la decisión”, subrayó.

Tras estudiar la situación de los deportistas rusos, el comité ejecutivo del COI decidió que ningún deportista de Rusia podrá competir en Río a menos que cumpla una serie de condiciones. La primera de ella es que debe satisfacer las exigencias de sus respectivas federaciones internacionales en materia antidopaje. Según el COI, la ausencia de positivos en pruebas verificadas por la agencia nacional no será considera suficiente por las federaciones internacionales.

Además, el Comité Olímpico Ruso no podrá enviar a los Juegos de Río a ningún deportista sancionado anteriormente por dopaje, aun en el caso de que ya haya cumplido el castigo. Los deportistas rusos que sean finalmente sean aceptados por el COI serán sometidos a un riguroso control antidopaje que realizará la Agencia Mundial Antidopaje en coordinación con la respectiva federación internacional.

El comité ejecutivo del COI, que advirtió de que en adelante podrían adoptarse otras sanciones, reiteró su preocupación por las evidentes deficiencias que presenta la lucha antidopaje.

El COI agradeció a la atleta rusa Yulia Stepanova, que denunció el sistema de dopaje implementado en Rusia, su contribución a la lucha antidopaje, pero rechazó su petición de participar en los Juegos de Río bajo bandera neutral. Además, el comunicado señala que Stepanova no podría competir por haber sido sancionada anteriormente por dopaje.

Tras este anuncio, el ministro de Deportes ruso, Vitali Mutkó, agradeció este domingo al COI su decisión de no marginar a Rusia: “Ha sido adoptada en aras de la unidad del deporte mundial y de la familia olímpica. Estamos agradecidos con el Comité”.

También expresó su agradecimiento por el hecho de que, ante la disyuntiva entre la responsabilidad colectiva y los derechos de cada de deportista, el COI haya decidido que cada deportista de reputación intachable, limpio de dopaje, tiene derecho a competir: “El dopaje es un flagelo mundial, no es sólo un problema de Rusia, y para acabar con él se precisa de los esfuerzos conjuntos de los organismos internacionales y la instituciones del Estado. No quiero hablar de personas concretas, pero se ha establecido el siguiente criterio: si un miembro del equipo de Rusia ha violado las normas antidopaje, no podrá competir”.

La decisión del COI, según el ministro de Deportes, pone punto final a la esperanzas de la selección rusa de atletismo, vetada ya por la Federación Internacional de Atletismo, decisión ratificada por el Tribunal de Arbitraje Deportivo.