Las colombianas que brillan en natación

Equipo nacional de natación con aletas obtuvo récord Nacional en Hungría y trajo 10 medallas.

Victoria Pérez, Yenny Téllez, Paula Aguirre y Camila Aguirre participaron en la competencia en Hungría. Andrés Torres

Victoria Pérez tiene 34 años, es de corta estatura y su piel es blanca como un papel. Las múltiples arrugas en las yemas de sus dedos revelan las más de cuatro horas que al día pasa bajo el agua. 

Hace 15 años, cuando empezó a practicar natación con monoaleta, ni siquiera sabía nadar. Había dedicado su infancia a la gimnasia olímpica, disciplina que se vio obligada a abandonar por falta de tiempo cuando ingresó a la Universidad. Sin embargo, por consejo de un amigo, decidió sumergirse en el mundo de la natación encontrando allí su verdadera pasión. Con el tiempo ingresó a la selección Bogotá, en la categoría monoaleta, y después pasó a la Selección Colombia. 

Con la práctica y los años Victoria encontró que su especialidad era la velocidad, una característica que le ayudó a convertirse en la primera colombiana en obtener la marca A, la más importante en el mundo, con la que ahora espera competir en China. 

Victoria logró esta marca en la X Copa del Mundo CMAS de Natación con Aletas que se celebró en Hungría entre el 27 de febrero y el 1 de marzo de este año. El Club de Natación con Aletas Pronat de Colombia, al que pertenece, obtuvo 10 medallas (6 de oro y 4 de plata). Se trata de un estilo de natación que se asemeja a la forma en la que se desplazan bajo el agua los delfines pues se utiliza una monoaleta de fibra de vidrio o carbono que puede pesar entre 2 y 5 kilos - dependiendo de si es una práctica o una competencia- y con la que se alcanzan las más altas velocidades bajo el agua.  

Victoria logró oro en 100 metros de inmersión senior femenino (37,08), obteniendo además  un Récord Nacional y uno Panamericano. También alcanzó oro en 50 metros de superficie senior femenino (18,53);  plata en 50 metros apnea senior femenino (16,70) y, junto a Kelly Perez, Yenny Téllez y Paula Aguirre lograron oro en 4×100 superficie femenino (2:49,34). 

En total fueron seis las colombianas que brillaron en Hungría por su destacada actuación. Yenny Téllez, por ejemplo,  logró en la misma competencia dos medallas adicionales: una de oro en la categoría de relevo y una de plata en prueba individual en la que compitió contra deportistas de Hungría, Polonia, Rusia y Ucrania. 

Yenny tiene 16 años y desde los 12 pertenece al club Pronat al que le tiene tanta disciplina que por eso no le importa los viajes diarios que debe hacer para lograr entrenar. Todas las mañanas llega al Complejo Acuático, en Bogotá, entrena, luego va al colegio que queda en Tenjo, Cundinamarca, a una hora de distancia si no hay trancones, y al salir de clase, en la tarde, regresa. Todo esto es posible debido a su buen rendimiento académico y deportivo, y es que con su corta edad ya tiene tres medallas de oro.

La historia de Paula Aguirre es diferente. Hace tan solo cuatro meses ingresó al club, aunque ya tenía experiencia en natación, incluso alcanzó a hacer nado sincronizado pero no le gustó y decidió pasarse a la monoaleta.

Camila Aguirre tiene 13 años y desde los seis nada con aleta. Es enfática en decir que lo más importante para este tipo de deporte son: la capacidad, el gusto y la resistencia. Hungría fue su primer campeonato mundial y logró ganar una medalla de plata en 1.500.

El triunfo de Hungría

El grupo dirigido por Andrés Valderrama, nadador de monoaleta desde 1996,  permaneció dos semanas en Hungría: los primeros días tratando de adaptarse  al horario y al clima y los últimos sumergidos en las competencias.

Asimismo participaron en un inter clubes, que hace parte del circuito de la copa mundo de actividades subacuáticas y para el que contaron con el apoyo económico del IDRD (Instituto de Recreación y Deporte). Los logros obtenidos el mes pasado son de gran importancia pues se trataba de un evento clasificatorio para el mundial que se realizará en China del 15 al 22 de junio de este año.

Victoria desde ya está preparada para viajar a China y cree que después de esta competencia podría llegar el momento de retirarse. “Nunca he alcanzado a subirme al podio, he quedado de cuarta o quinta. Pero este año ha sido muy importante para mí, son los juegos nacionales y el campeonato mundial, quizás esta vez gané y me retire”.