Delegaciones china y danesa, víctimas de robos y malas condiciones en la Villa Olímpica

El vallista Shi Dongpeng, uno de los deportistas más conocidos en el atletismo chino, al llegar a su hotel en la ciudad carioca fue robado por un hombre cuando otro lo vomitó. Hay más casos.

EFE

Varios robos y algunos problemas en las instalaciones olímpicas han generado críticas de la delegación china en Río 2016, la víspera de que comiencen los primeros Juegos Olímpicos en Sudamericana. (Lea: En la Villa Olímpica, Colombia izó la bandera y gritó por la paz)

El peor parado en los días previos a la competición ha sido el vallista Shi Dongpeng, uno de los deportistas más conocidos en el atletismo chino, quien nada más llegar a su hotel en la ciudad carioca fue robado por un hombre supuestamente borracho al que no se le ocurrió nada mejor para distraer a su víctima que vomitarle.

Shi y un periodista que le acompañaban estaban en la entrada del hotel cuando un desconocido vomitó sobre el atleta, quien corrió a un baño a limpiarse mientras el reportero intentaba perseguir al "agresor" y otra persona aprovechó la confusión para robarles los objetos de valor que habían dejado sin vigilancia.

Días antes de este incidente, integrantes del equipo femenino chino de esgrima también fueron objeto de un intento de robo, aunque en ese caso fallido, cuando paseaban por la famosa playa de Copacabana.

El equipo, acompañado de sus entrenadores, regresaba al hotel después de hacer la compra en un supermercado cuando un grupo de jóvenes intentó arrancar un collar a Xu Anqi, una de las mejores esgrimistas del mundo.

A estos robos, por los que el comité organizador ha pedido disculpas y ha prometido velar por la seguridad de los atletas, se han sucedido quejas de los deportistas chinos al llegar a sus habitaciones en la Villa Olímpica, situada en Barra da Tijuca.

Algunos han expresado su disgusto en las redes sociales, como la estrella china del tenis de mesa Fan Zhengdong, quien publicó en su Weibo personal (equivalente local a Twitter) imágenes en las que intenta arreglar su ducha.

El gimnasta Feng Zhe, campeón olímpico y mundial en barras paralelas, también se quejó de los atascos de cañerías en las zonas de entrenamiento. 

Ellos no son los únicos, la delegación danesa denunció este jueves que varios de sus miembros sufrieron el robo de objetos personales en sus dependencias en la Villa Olímpica la semana pasada.

"A mí me robaron mi iPad, a otros la ropa de cama, también desapareció alguna ropa", declaró a la televisión pública danesa DR el jefe de la delegación de este país nórdico, Morten Rodtwitt.

Las presiones de la delegación danesa a la organización para solucionar deficiencias en su residencia provocaron un aumento del flujo de personal de limpieza y de reparación en la villa, y fue entonces cuando se produjeron los robos, aseguró Rodtwitt, quien añadió que el caso de Dinamarca no era el único.