Ubaldina Valoyes hizo historia en Toronto

La pesista chocoana, del registro de la Liga de Bogotá, completó su cuarta medalla de oro en Juegos Panamericanos

Ubaldina Valoyes ganó la medalla de oro en los Panamericanos. Foto: Juan Pablo Gómez

Dineyfer Romaña nació cuando su madre, Ubaldina Valoyes, apenas comenzaba su carrera en el levantamiento de pesas. Y, para su fortuna, la ha visto ganadora durante sus 15 años de vida.

La chocoana acaba de hacer historia en Toronto, Canadá, al conquistar la medalla de oro en la categoría de los 75 kilogramos y convertirse en la primera deportista colombiana en subir a lo más alto del podio en cuatro ediciones de los Juegos Panamericanos.

Su primer éxito fue en Santo Domingo 2003 y luego repitió en Río de Janeiro 2007 y Guadalajara 2011. También ha sido campeona Bolivariana, Suramericana y Centroamericana y del Caribe.

“Siempre, durante mi carrera, he tratado de dar lo mejor que puedo. Me siento orgullosa del trabajo que he hecho por mi Colombia y por representar los tres colores de mi bandera. Ya quiero ir a celebrar con mi familia y con la gente que me ha apoyado”, explica con una sonrisa la quibdoseña, que ha participado en tres ediciones de los Juegos Olímpicos (Atenas 2004, Pekín 2008 y Londres 2012), en las que terminó octava, séptima y sexta, respectivamente.

A sus 33 años de edad, Ubaldina sabe que el retiro está cerca, aunque se siente con fuerzas para seguir al menos un año más. Su gran objetivo es despedirse por la puerta grande peleando un podio en Río 2016.

Su actuación fue histórica…

Sí, quería ver esa historia para mí, ser la única colombiana en estar en cuatro Juegos Panamericanos consecutivos y ser cuatro veces campeona. Es una gran dicha, es un orgullo para mi país, mi familia y para mí misma como deportista. Logré todo lo que quería y ahora a tratar de seguir cosechando más triunfos.

Es la primera colombiana que logra cuatro oros en cuatro ediciones de las justas…

Eso en verdad es algo que me da escalofrió, algo emocionante, yo lloraba y le decía a mi profesor que no lo podía creer, cuatro veces campeona de Juegos Panamericanos, es algo histórico. Espero que mi país reconozca esto y que sepan que siempre se lo doy con el mayor orgullo, dejando mi bandera siempre en lo más alto del podio.

¿Se imagino esto en los primeros Juegos Panamericanos a los que asistió?

No, la verdad no. La primera vez que fui era una niña, solamente venia pensando en disfrutar y con la mentalidad de buscar el oro, pero en Santo Domingo se dio el oro y desde ahí todo ha sido una lucha porque en ninguna competencia me han regalado nada, siempre me ha tocado luchar, algo que ha sido muy positivo para mí.

¿Qué hay de diferente en esa Ubaldina Valoyes de Santo Domingo y la de ahora, en Toronto ?

Mucha madurez, mucha entrega, sabe más de su deporte, sabe porque lo hace. Cada vez que va a entrenar sabe para dónde va, entonces creo que ahora hay mucha madurez y experiencia.

¿Qué significa su hijo en su vida ?

Todo. Él es mi motor, él es mi mundo, cada cosa que hago es pensando en él, lo amo, él sabe que es mi motor, esa es mi energía y mi centro.

¿Tiene algún ritual previo a las competencias ?

Si. Siempre me encomiendo a mi Diosito. Siempre doy una oración pequeña, digo: “Bueno mi Dios hice todo, te entrego a tí todo, que se haga tu voluntad”. Y más que ritual es tener todo nuevo en competencia. Todo lo que tengo tiene que ser nuevo.

El deporte es la herramienta para mejorar nuestro país...

La verdad sí, soy partidaria de eso. El deporte es una ayuda grande para mejorar eso. Ahora la idea es que empiecen a apoyar más a los niños, que el deporte tenga más relevancia para que pueda mejorar la sociedad.

¿Cómo está el apoyo del gobierno y sus entidades?

Bueno, puedo decir que como todo deportista y todo atleta siempre vamos a querer más. Hay que reconocer que el Comité Olímpico Colombiano y Coldeportes han estado mejorando, han estado apoyando más. Solo les pedimos que sigan apoyando y que sea mucho mejor.