Publicidad
2 Dec 2022 - 2:00 a. m.

Las oportunidades de Carlos Paniagua

El antioqueño es uno de los candidatos a Mejor Entrenador en la nueva entrega del Deportista del Año de El Espectador y Movistar, que se celebrará el lunes 12 de diciembre. Esta es su historia.
Fernando Camilo Garzón

Fernando Camilo Garzón

Periodista de Deportes
Paniagua jugó con Independiente Medellín, pero una lesión de rodilla lo sacó de las canchas, más no del fútbol.
Paniagua jugó con Independiente Medellín, pero una lesión de rodilla lo sacó de las canchas, más no del fútbol.
Foto: Agencia EFE

Todo empezó en el barrio. En los torneos de La Floresta y Belén, en Medellín. Ahí, en el fútbol de la calle, junto a su familia que también disfrutaba de la pelota, Carlos Paniagua, el estratega que ilusionó a todo un país este año con las selecciones juveniles de Colombia, soñaba con ser futbolista.

El anhelo se hizo realidad y Paniagua, dicen, era brillante. En el fútbol aficionado destacaba y prometía ser una estrella en el fútbol profesional, era un ocho con panorama y mucha calidad, lo llamaban Fututo.

Mire nuestro especial: ¿A qué jugamos?, la identidad del fútbol colombiano

Debutó con Independiente Medellín, gracias a la confianza de Julio Avelino Comesaña, pero, tras la alegría, la caída fue dramática. Cuando parecía que empezaba a consolidarse se lesionó la rodilla. Intentó volver, pero era demasiado tarde. Le tocó dejar el fútbol.

Por lo menos como jugador, porque ahí llegó la segunda oportunidad. Después de la desazón de dejar lo que le había dado significado a toda su vida, Paniagua empezó a estudiar tecnología deportiva en el Politécnico Jaime Isaza Cadavid.

Ahí entendió que podía ser director técnico, y años más tarde fue parte del cuerpo técnico del Atlético Bucaramanga histórico de Carlos Mario Hoyos, que casi logra la primera estrella para el leopardo y clasificó a la Libertadores. Como entrenador en propiedad, Paniagua empezó en Itagüí y más tarde en las selecciones juveniles de Antioquia, lo que lo llevó a las categorías menores de la selección de Colombia como asistente de Hárold Rivera.

Los resultados fueron buenos, tanto que terminó trabajando con Carlos Piscis Restrepo en la selección sub-20 masculina. Sin embargo, en 2017, Restrepo salió de su cargo y Paniagua quedó en el aire.

Catar 2022 se escucha: El Espectador a rueda, un pódcast en el que le seguimos la pista al Mundial

Era un nuevo golpe, pero el antioqueño sabía cómo reponerse y encontró en el fútbol femenino una nueva oportunidad. En Formas Íntimas, que después fue Independiente Medellín, logró espacio para construir proceso. Y su trabajo lo llevó a la selección juvenil.

Ahí explotó. Carlos Paniagua fue el gran estratega detrás de las futbolistas que participaron este año en los Mundiales Sub-17 y sub-20 femeninos. Rozó la gloria con un subcampeonato mundial sin precedentes en la historia de Colombia.

Casi es campeón del mundo, pero no se reprocha nada. Todo lo contrario, el antioqueño ha demostrado que ante cada caída sabe aprovechar sus oportunidades. “Esta selección siempre dio lo mejor adentro y afuera de la cancha. Estuvimos al frente de potencias europeas con orgullo. El trabajo este año fue bastante bueno. A estas jugadoras no hay nada que reprocharles, todo lo contrario. Sí, hay que mejorar y levantarnos para poder pelear grandes cosas y seguirlas peleando”, aseguró Paniagua después de la final con España en el Mundial Sub-17 Femenino en India.

Carlos Paniagua es uno de los candidatos al galardón del mejor técnco en el Deportista del Año de El Espectador y Movistar 2022, cuya ceremonia de premiación se realizará el lunes 12 de diciembre, en el Movistar Arena de Bogotá. Puede votar por sus deportistas preferidos y ganar boletas para asistir al evento a través de la página web www.elespectador.com o con los cupones que aparecen en la edición impresa.

🚴🏻⚽🏀 ¿Lo último en deportes?: Todo lo que debe saber del deporte mundial está en El Espectador

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.