Bogotá entregó la Plaza de Toros la Santamaría para la Copa Davis

Este lunes, el alcalde de la capital, Enrique Peñalosa, presentó el escenario que acogerá la confrontación por el repechaje al Grupo Mundial contra Croacia en septiembre próximo.

Así se ve el escenario a 18 días de la confrontación entre Colombia y CroaciaAlcaldía de Bogotá

La Plaza de Toros la Santamaría está lista para la serie de Copa Davis entre Colombia y Croacia por un cupo al Grupo Mundial. A la cabeza de Enrique Peñalosa, alcalde de Bogotá, el distrito entregó la cancha de polvo de ladrillo que recibirá la confrontación del 15 al 17 de septiembre próximo, y la cual dará un cupo a la élite del torneo por países más importante del mundo (será la quinta vez que nuestro país busque el tiquete).

“La idea es que todos los ciudadanos disfruten de este espacio que abre la puerta a más actividades deportivas y culturales para los bogotanos”, dijo Peñalosa, quien además reiteró que la administración local ha invertido en los últimos meses alrededor de nueve mil millones de pesos en la restructuración de un lugar icónico para la capital que, además de acoger la temporada taurina, también recibe eventos de otra índole.

El campo, que se construyó en un tiempo récord (las obras iniciaron el 15 de agosto) se elevó aproximadamente 25 centímetros del suelo con el fin de proteger la superficie de la plaza, será entregado en su totalidad el 2 de septiembre. Tanto la alcaldía como la Federación Colombiana de Tenis esperan el acompañamiento de ocho mil espectadores, capacidad habilitada que tendrá el escenario.

“La cancha cuenta con las especificaciones pedidas por la ITF (Federación Internacional de Tenis), además de otros temas de infraestructura como baños, restaurantes y puntos de patrocinadores que harán que este evento esté a la altura de los mejores del mundo”, apuntó David Samudio, presidente del máximo ente rector del tenis en nuestro país.

Recordemos que hace siete años la Santamaría también recibió la confrontación entre Colombia y Estados Unidos por un tiquete al Grupo Mundial. En esa oportunidad, el equipo estadounidense, capitaneado por Mark Mcenroe, se impuso por 3-1.