Publicidad
20 Oct 2022 - 10:22 p. m.

Caso Maximiliano Tabares Cano: abuela y madre serían parte de una secta satánica

Este jueves 20 de octubre se dio la captura de los presuntos responsables de la desaparición del menor de edad. Entre los implicados están su mamá, su padrastro, su abuela y tres personas más, quienes harían parte de la secta satánica ‘Los Carneros’.
Maximiliano Cano desapareció el 21 de septiembre en Antioquia.
Maximiliano Cano desapareció el 21 de septiembre en Antioquia.
Foto: Archivo

Desde el pasado 21 de septiembre las autoridades en Antioquia están tras la búsqueda de Maximiliano Tabares Cano, un niño de 6 años que desapareció después de que supuestamente saliera a comprar algo a una tienda de su barrio.

Tras la denuncia de la mamá del pequeño, Sandra Patricia Caro Pérez, la policía de Remedios, Antioquia, municipio donde vivía Maximiliano, empezó la búsqueda, pero después de doce días sin rastro de su ubicación se asignó un equipo especial de investigación de la Policía y la Fiscalía.

Le puede interesar: Lo que se sabe de la joven que habría sido asesinada por su hermano en Medellín

“Le dije que saliera a conseguir unas arepitas con algo para hacer el desayuno, yo lo acompañé hasta la puerta, vi que él llegó de la esquinita de la tienda porque la tienda no está lejos, yo me vine a montar la aguapanelita, cuando yo vi que pasaron dos minutos y nada, yo me asusté y ahí mismo salí a la tienda, pero todo estaba cerrado, nadie por ahí ni el niño ni nada”, contó la madre en su momento a los medios locales.

Sin embargo, esta versión generó dudas, ya que después la mamá afirmó que el niño había aparecido cuando en realidad no. Más tarde, con base en la información recolectada por las autoridades, se supo que Maximiliano no habría asistido a clases por más de una semana.

Debido a estas inconsistencias en las versiones de Patricia Cano, la comunidad asumió que ella habría sido la culpable de la desaparición y cuando la mujer quiso retirarse de la zona donde residía, los habitantes intentaron lincharla

También puede leer: Lo que viene para la tercera línea del metro en Medellín

Este jueves 20 de octubre, después de casi un mes de la denuncia sobre su desaparición, las autoridades capturaron a la mamá, Patricia Cano, también conocida como ‘La Cacica’, al padrastro del menor, Fabio Carmona, y a su abuela Damaris Pérez. Y a dos hombres conocidos con los alias ‘Orejas’, ‘El Meditador’ y una mujer con el alias ‘La Discípula’.

Tanto los familiares de Maximiliano como los otros tres presuntos responsables de la desaparición del menor, harían parte de una secta satánica llamada ‘Los Carneros’, de acuerdo con lo que revelaron las autoridades después de realizar el operativo de la Policía de Infancia y Adolescencia, en conjunto con la Fiscalía.

¿Qué se sabe sobre esta secta satánica?

Las investigaciones afirman que este grupo de personas realizaba ritos satánicos para buscar guacas de oro. Sin embargo, la desaparición de Maximiliano se dio presuntamente después de que el padrastro, Fabio Carmona, convenciera al resto de los integrantes de la secta de que el niño estaba poseído por un espíritu. Un acto reprochable que no justifica las acciones de los presuntos responsables de la desaparición de Maximiliano.

Aunque no se han encontrado pistas sobre el paradero de Maximiliano Tabares Cano, de 6 años, las autoridades van a imputarle a los detenidos los cargos de concierto para delinquir, desaparición forzada y tortura.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar