11 Sep 2021 - 1:54 a. m.

Desde 2016 buscan a Carlos Mario Zuluaga, desaparecido en Armenia, Quindío

El 23 de julio de 2016 Carlos Mario salió de su casa en Sevilla, Valle del Cauca, al domingo siguiente su familia lo esperaba en casa, pero no llegó.

Carlos Mario Zuluaga Moreno tenía 20 años y estaba trabajado en Sevilla, Valle del Cauca, pero debía ir a Armenia, en donde había trabajado ensamblando motos y haciéndoles mantenimiento.

Su familia lo esperaba de regreso al domingo siguiente, pero no llegó. Lo llamaron y no entraron las llamadas, el celular estaba apagado. Tan pronto como pudieron pusieron la denuncia ante la Fiscalía.

Producto de la investigación pudieron conocer los videos de unas cámaras de seguridad en los que se veía a Carlos, a la una de la tarde, esperando a que el semáforo cambiara a verde. Estaba en la moto de su papá, en la que había partido ese mismo día.

Le puede interesar: El Espectador lo apoya en la búsqueda de un ser querido desaparecido.

La última pista que tuvieron fue gracias a la moto. Esta apareció seis meses después porque, al parecer, la habían vendido y necesitaban hacer los papeles para el traspaso. Gracias a ello pudieron recuperar el vehículo.

“La Fiscalía nunca hizo un gran esfuerzo en la investigación. Para nosotros la pista más grande era la moto. Se le vencieron los documentos y le sacaron soat y tecno mecánico en Armenia, se supone que eso es grabado, pero no nos dejaron ver quién hizo esos trámites”, dijo Ángela María Zuluaga Moreno, hermana de Carlos Mario.

La moto finalmente apareció en Pueblo Rico, Risaralda. Por eso su familia concentró los esfuerzos de búsqueda en el Eje Cafetero, en la frontera entre Risaralda y Chocó, hasta buscaron en Antioquia. “Fuimos a varios pueblitos y preguntamos por él. No obtuvimos ninguna pista, en Pueblo Rico nos entregaron el casco”, contó la hermana de Carlos.

Aquí puede reportar la desaparición de un ser querido.

“Con mis papás y mis hermanos tratamos de presionar, hicimos muchas cosas. En la Fiscalía nos dijeron que si sabíamos algo, les dijéramos, esa fue prácticamente la respuesta. Después pusimos derechos de petición para saber en qué iba el proceso, pero eso se quedó ahí”, relató Ángela.

La búsqueda estaba afectando a la familia, especialmente a la madre de Carlos. Además, ya habían agotaron todos los recursos e hicieron cuanto podían. Por eso decidieron reducir sus esfuerzos por encontrarlo porque cada vez que les decían que habían visto a alguien con esas características se ilusionaban, pero finalmente no era él.

“Él tiene un don de gentes, pero era muy apegado a la mamá y al papá, de los cinco hermanos era el del medio. Nosotros éramos muy cercanos entre todos y no creemos que se haya ido así porque sí. Pensamos que pudieron haberle dado algo que lo pudo llevar a perder la conciencia”, expresó Ángela María.

Lea también: Desaparecidos en Colombia y más noticias del país, aquí.

Ángela María Zuluaga hace un llamado a quienes puedan tener información del paradero de Carlos Mario Zuluaga Moreno para que se contacten con ella al 3174300279. También pueden contactar a Juan Felipe Zuluaga, otro de sus hermanos, al 3103611575.

Si usted quiere reportar a una persona desaparecida debe ingresar a https://www.elespectador.com/desaparecidos-colombia/ y llenar un breve formulario con los datos, números de contacto, breve descripción de los hechos y una fotografía reciente del pariente o allegado que está buscando. El Espectador abre este espacio para apoyarlo, poniendo al servicio sus canales de difusión para amplificar el llamado de auxilio.

Comparte: