Subasta asignó 2.250 megavatios
contenido-exclusivo

Abren puerta a la energía verde

Las obligaciones de suministro de energía eléctrica de los contratos adjudicados serán desde el 1° de enero de 2022 y se extenderán durante 15 años.

Getty Images

Colombia dio un importante paso en la renovación de su matriz energética con la subasta de ayer de energías renovables, que le permite obtener una producción de fuentes verdes por los próximos quince años y así llegar a 2.250,5 megavatios de capacidad instalada.

Mediante este proceso, el país asegura la incorporación de energía solar, eólica y algo de biomasa en su matriz energética, con la subasta del cargo por confiabilidad que se concretó y permitirá garantizar suficientes plantas para generar energía en momentos de fuerte sequía ante la presencia del fenómeno de El Niño. Aunque es prematuro considerarlo, es posible que la producción de energías renovables incluso permita suavizar el costo de las tarifas eléctricas.

El Gobierno proyectaba que para el período 2022-2023 el país contara con cerca de 1.400 megavatios de capacidad instalada en fuentes no convencionales de energías renovables, pero se superó la meta en más del 50 %. Actualmente, Colombia tiene 50 megavatios instalados y con los resultados de la subasta tiene 40 veces más la capacidad instalada de energía verde. La meta de la administración Duque es pasar de menos del 1 % para acercarse al 20 % de participación de fuentes no convencionales renovables en la matriz energética nacional.

“Colombia tiene la sexta matriz más limpia del mundo, porque cerca de 70 % de su energía viene de fuentes hidráulicas. Paradójicamente, eso nos hace uno de los veinte países más vulnerables al cambio climático, porque cada vez que se presenta un fenómeno de El Niño o deja de llover, se reduce la cantidad de energía que podemos producir”, indicó María Fernanda Suárez, ministra de Minas y Energía.

La capacidad instalada del país es de 17.203 megavatios y una generación alrededor de 55’858.000 megavatios/hora. El 68,3 % corresponde a generación hidráulica, 30,7 % es térmica, la cogeneración alcanza 0,9 % y la eólica y solar no superan 0,2 %. La capacidad instalada de eólica es de 18,4 megavatios y la solar de 9,8 megavatios en proyectos ubicados en el Cesar y La Guajira.

“Aunque Colombia tiene una de las matrices de generación de energía más limpias del mundo, incrementar la participación de la energía solar y eólica es un paso adicional en la reducción de los impactos ambientales”, señala Carlos Alberto Zarruk Gómez, presidente de la Cámara Colombiana de la Energía.

A escala global, la capacidad eléctrica procedente de las energías renovables crecerá hasta un 50 % en los próximos cinco años, gracias al apoyo de los gobiernos y la caída de los costos en elementos como celdas fotovoltaicas o turbinas eólicas. Pero se necesitaría más para frenar el calentamiento del planeta, de acuerdo con cálculos de la Agencia Internacional de Energía, citada por la agencia Bloomberg.

La Asociación Colombiana de Generadores de Energía Eléctrica (Acolgen) habla de la matriz eléctrica del país al decir que “su factor de emisión es de 83 % menor al promedio mundial y tiene una participación de emisiones en el país, promedio histórico, de 4 %”.

Analistas del sector consideran que esta primera subasta permite cumplir la meta del Gobierno y lograr unos excelentes resultados en términos de eficiencia de precios.

La subasta es un mecanismo que se necesita para financiar proyectos de largo plazo. La competitividad de las energías renovables permitirá asignaciones voluntarias, cumplir las metas del Gobierno y tener una matriz más eficiente, confiable y sostenible, remarca Bayron Triana, presidente encargado de Acolgen.

Las iniciativas seleccionadas en la subasta, exclusiva para proyectos que generen energía a partir de fuentes no convencionales con una capacidad mayor o igual a cinco megavatios, comenzarán a suministrar el servicio a partir de enero de 2022 y lo harán por un período de quince años.

La autogeneración de renovables

El Gobierno resalta que el sector minero-energético es el primero en el país con una hoja de ruta precisa para reducir emisiones de dióxido de carbono y con propiedad para adaptarse a los efectos de la variabilidad climática, mediante el Plan Integral de Gestión del Cambio Climático. La meta del sector es reducir en 11,2 millones de toneladas la emisión de CO2 para el año 2030; esta cifra equivale a la absorción que hace el departamento del Amazonas en quince años, según cálculos oficiales.

La meta de Colombia es recortar 66,5 millones de toneladas de CO2, lo cual significa que el sector minero-energético contribuirá con un 17 % en el cumplimiento de la meta nacional a 2030. En este sentido, Ecopetrol inauguró un parque solar en Castilla (Meta) con una capacidad de 21 megavatios y, por los próximos quince años suministrará energía al campo Castilla, el segundo más grande de Ecopetrol, con una producción diaria de 114.000 barriles.

La petrolera colombiana “se convierte en la empresa de mayor autogeneración, con energías renovables no convencionales con los 21 megavatios instalados en Castilla”, destacó el presidente Duque durante el acto de inauguración.

Además de los 21 megavatios del parque solar de Castilla, más 43 de biomasa en Bioenergy, Ecopetrol cuenta con 64 megavatios de energía de fuentes renovables no tradicionales y, con una combinación de todas las tecnologías, aspira a llegar a los 300 megavatios instalados hacia el año 2022.

“Incrementar la participación de las energías renovables genera importantes beneficios económicos y sociales para el país”, sostiene Zarruk Gómez, de la Cámara Colombiana de la Energía. “Es una contribución importante para reducir el impacto ambiental de la generación de energía con combustibles fósiles”, precisó.

“Los resultados de la subasta marcan un hito energético para el país”, dijo la ministra Suárez.

Finalizado el proceso de adjudicación, la Unidad de Planeación Minero Energética (UPME) verificó que existe una diferencia positiva entre la demanda objetivo y la cantidad de energía asignada de 1,864.5 MWh-día, y se prevé un precio máximo de oferta de venta de  110 $/kWh.

Subasta sobrepasó cálculo 

Sobrepasando los cálculos, el Gobierno anunció que la subasta de cargo por confiabilidad logró asignar 2.250 megavatios, con lo cual se superó la meta en más del 50 %, pues lo estimado era llegar a cerca de 1.400 megavatios.

El presidente Iván Duque destacó que hoy el país tiene 40 veces más la capacidad instalada de energía verde, lo que redundará en el bolsillo de los colombianos pues de un costo actual de generación de $150 por kilovatio hora se bajará a $95.

Según los resultados de la subasta, la ministra de Minas y Energía, María Fernanda Suárez, ratificó que 22 empresas comercializadoras aseguraron la compra de energía a largo plazo por $95 promedio kilovatio-hora, cerca de $50 por debajo del promedio actual del costo de generación en contratos bilaterales. Se asignaron a siete empresas generadoras ocho proyectos de fuentes no convencionales de energías renovables, entre ellos cinco eólicos y tres solares.

En total participaron 20 empresas generadoras y 23 comercializadores. En desarrollo del proceso de adjudicación, la Comisión de Regulación de Energía y Gas (Creg) estableció como tope máximo individual el precio de $200 por kilovatio hora y como tope máximo promedio $160 para esas firmas.

La funcionaria recordó que la demanda objetivo fue de 2.2050,5 megavatios hora y el total de energía asignada fue de 10,186 MWh/día.

 

887340

2019-10-22T21:33:14-05:00

article

2019-10-22T21:50:05-05:00

[email protected]om

none

Jorge Sáenz V./ @JorgeS_v

Economía

Abren puerta a la energía verde

32

7917

7949

1