17 Mar 2021 - 3:35 p. m.

Así es el revolcón a los impuestos que propone la comisión de expertos

Este miércoles, el panel presentó su informe final en el que calcula que las exenciones tributarias ascienden a $69,1 billones, equivalentes a 6,5 % del PIB. Los beneficios en IVA suman $51,6 billones y en renta llegan a $17,1 billones, por lo que proponen expandir la base en ambos tributos, entre otras recomendaciones.

Redacción Economía

Redacción Economía - Negocios

La Comisión de Expertos en Beneficios Tributarios presentó este miércoles su informe final sobre los cambios que deberían incorporarse en el sistema tributario del país, de cara a hacerlo más equitativo.

La comisión propuso eliminar tributos sobre los que pesaba, desde hace un tiempo, un debate acerca de su eficacia, como el impuesto a las transacciones financieras o el ICA. Así mismo, plantea disminuir la carga impositiva para las empresas y ampliar la base gravable en renta para que involucre a más personas, además de gravar las pensiones altas, una propuesta que no suele tener eco entre los congresistas; cabe recordar que éstas gozan de importantes niveles de subsidio, lo que termina por desequilibrar el sistema pensional.

Lea también: ¿Cómo debe ser la nueva reforma tributaria?

Según el director de la DIAN, Lisandro Junco, el valor de las exenciones tributarias ya no es de $92 billones, como ha sostenido el Gobierno, sino de $69,1 billones, equivalente a 6,5% del PIB. Los beneficios en IVA ascienden a $51,6 billones y los de renta suman $17,1 billones.

De acuerdo con María Mercedes Vélez, abogada de la vicepresidencia jurídica de la ANDI, y participante de la comisión como experta local, “la ampliación de la base tributaria en IVA y renta es una necesidad apremiante”.

Vélez agregó que “en Colombia se pretenden solucionar muchos de sus problemas con beneficios tributarios cuando no siempre los impuestos son la manera de enfrentar las externalidades negativas. Pero cuando se establecen se debe hacerlo ciñéndose a parámetros estrictos y muy objetivos, deben justificarse por su aporte social, que debe superar el sacrificio económico. Y deben monitorearse año a año para que haya certeza sobre su continuidad”.

El Ministerio de Hacienda considera que la mayor contribución al crecimiento observado en el costo fiscal entre 2018 y 2019 se originó en el IVA. Este impuesto aportó 9,4 puntos porcentuales a la variación total del costo, explicado por el incremento del gasto tributario de los bienes y servicios excluidos.

En las recomendaciones de la comisión queda claro que el ataque a la evasión y elusión tiene que ser prioridad para conseguir un mayor ingreso tributario al Estado. Sólo por IVA se evaden $20,7 billones y por el impuesto de renta, $21,6 billones.

Múltiples expertos y analistas han hecho un llamado para que la reforma sea, más que una forma de tapar huecos fiscales inmediatos, un camino hacia repensar el esquema de tributación con miras a mejorar en temas como redistribución de ingresos, mejorar el gasto social y, en general, tener mayor equidad.

Parte de esta tarea reside en examinar, de fondo, las exenciones que tiene el sistema tributario colombiano. Para esta tarea, el Gobierno instaló la comisión de expertos en agosto del año pasado.

Lo difícil de llevar a la práctica una mínima parte de las propuestas de la comisión es que estamos en un año preelectoral, un tiempo en el que, típicamente, hablar de reforma tributaria es como discutir la peste entre los congresistas.

Kent Smetters, uno de los integrantes de la comisión, le contó a El Espectador en esta entrevista que “nuestra recomendación más grande es una de fondo. Colombia tiene demasiadas agencias que interactúan en este escenario. La idea central es tener una organización independiente del Gobierno, que no tenga que pasar por los ciclos de las administraciones, que se encargue del análisis de la política pública en temas de gasto fiscal. No hemos recomendado que se cierre uno u otro organismo, pero lo que se necesita es un cuerpo independiente, con credibilidad, que se encargue de este tipo de análisis, que produzca el conocimiento de cuál es el costo en el largo plazo de las reformas, por ejemplo; esa siempre es la parte del rompecabezas que falta. En Holanda, por ejemplo, hay una agencia, completamente separada del Gobierno, que produce estos datos, pero a la que también se consulta cuando hay legislación que toque estos temas. Y esto, además, ayudará a que los inversionistas extranjeros entiendan las complejidades locales y cómo navegarlas”.

De fondo, la comisión se centró en tres áreas: impuesto de renta, IVA y los impuestos a las empresas. Según Smetters, en renta “se trata de reducir significativamente el número de ítems que están exentos o no son gravados y que suelen aumentar en la medida que suben los ingresos. También se recomienda una reforma a las pensiones”. En IVA, el panel recomienda, como ya se dijo, “expandir su base, aunque no tenemos una lista de bienes y servicios porque no fue nuestra tarea, proveemos ideas generales. Y esta ampliación puede llevar a tarifas más bajas”. Y en empresas, “hay recomendaciones sobre reformular los impuestos en el nivel municipal para eliminar ineficiencias y racionalizar el sistema. También proponemos eliminar el impuesto a las transacciones financieras porque, creemos, no hace mucho excepto crear más distorsiones”.

Según Smetters, estas recomendaciones podrían recaudar significar entre 3 % y 4 % del PIB.

Comparte: