Buscan reducir accidentalidad en Colombia con un simulador

Ya han sido entrenados 2.495 conductores en 70 distintos escenarios donde deben demostrar sus habilidades al frente del volante. Disminuir las fallas humanas, el objetivo. Las pruebas fueron exitosas.

Cortesía

¿Sabía que el 90% de accidentes viales son producto de una falla humana? ¿Sabía que en el 2017 murieron, en promedio, 18 personas al día por esa causa? ¿Sabía que el costo de estos incidentes puede llegar a costar el 3% del Producto Interno Bruto de un país, de acuerdo con la OMS? Pues de acuerdo con Adriana Solano, presidente del Consejo Colombiano de Seguridad, “los accidentes viales, todos, se puede evitar” y por eso, en alianza con Scania y Cargando Innova, anunciaron la llegada oficial a Colombia del primer simulador de conducción con el que se busca reducir estas mortales cifras.

El aparato, que viaja en el tráiler de una moderna tractomula, le permitirá a conductores de buses, camiones y, por supuesto tractomulas, vivir una experiencia cercana al quehacer diario, pues los desarrolladores lograron un 90% de simulación de la realidad. “Queremos dejarle esta herramienta innovadora al país, que le haga un aporte real a toda la industria tanto de carga como de pasajeros, para mejorar las conductas humanas”, recalcó Solano.

En el simulador se pueden tener nueve distintos tipos de vehículos y de varias marcas, de tal forma que no existe excusa para que un conductor advierta que el carro que manejará es distinto al que está usando en la prueba. El equipo viene dispuesto para 5 módulos de capacitación, y en las pruebas, se logró un 95% de reducción de la accidentalidad. 2.945 conductores pasaron por el entrenamiento y se han recorrido más de 7 millones de kilómetros.

Jorge Gil, gerente de Cargando Innova, la empresa de transporte socia del proyecto, reveló que durante las pruebas se buscó conocer todas las posibles fallas que se presentan en la operación de un vehículo y de esa forma se entendió a lo que se enfrentaban los conductores. Así que “si tenemos menos accidentes, tenemos más productividad”, sentenció. A lo que se refiere es a que los resultados de eficiencia arrojaron, además, un ahorro en el combustible de entre el 7% y el 11.5%, un ahorro de 20% en frenos y daños al motor además de un aumento de duración en las llantas del 10%.  

Desde el habitáculo del simulador se puede leer la información tradicional que aparece en el tablero de un carro de este tamaño. Por eso también se puede medir las técnicas de aceleración del operario, el mantenimiento y las revoluciones del motor, entender las decisiones y acciones que tomar ante distintos riesgos, señalización vial y técnicas a la hora de conducir un vehículo con carga y dimensiones amplias.

“Confiamos que esta evolución en capacitación aportará una reducción considerable de accidentalidad en las Vías Colombianas y queremos que todos los transportadores y demás entidades que velen por la seguridad vial del País vean la importancia de capacitar a sus conductores”, dijo Benoit Tanguy, gerente de Scania, la fabricante de automotores y presente en la alianza.

De acuerdo con cifras de Fasecolda, en el 2016 se presentaron 691.779 víctimas con cargo al SOAT, a noviembre del 2017 se registraron 458 mil víctimas atendidas por este seguro y 1.813 indemnizaciones por muerte. Y recordaron que el 87% de las víctimas atendidas con cargo al SOAT sufrieron accidentes con moto.

Miguel García y Andrés Bernal, dos conductores de la empresa, son los instructores y fueron también determinantes en el desarrollo del simulador. Ellos atienden, dentro del tráiler, a los conductores que pasan por el simulador. Son también los encargados de retroalimentar a los profesionales del volante cuando, a pesar de la experiencia, tienen fallos demostrables en la conducción. Un entrenamiento por el que deberían pasar todos aquellos que no solo manejan vehículos grandes, sino todos aquellos que a diario encienden un vehículo y salen del parqueadero con el fin de transportarte y no accidentarse.