Cafesalud en aprietos, suspendieron su venta

El Tribunal de Cundinamarca frenó provisionalmente el negocio de $1,45 billones con el que Prestasalud compró la EPS, mientras se estudia la demanda del senador Jorge Enrique Robledo.

Camilo Vega Barbosa / @camilovega0092
09 de junio de 2017 - 11:55 p. m.
Cafesalud tiene seis millones de afiliados. / Gustavo Torrijos
Cafesalud tiene seis millones de afiliados. / Gustavo Torrijos
Foto: LUIS ANGEL

El Tribunal de Cundinamarca ordenó suspender la venta de Cafesalud (propiedad en 86 % de Saludcoop), la EPS más grande del país, con seis millones de usuarios. Este anuncio se da dos semanas después de que el consorcio Prestasalud fuera elegido como el comprador del servicio para los cuatro millones de afiliados del régimen contributivo, los dos millones del subsidiado y de Esimed (la red de clínicas y hospitales). La oferta fue de $1,45 billones.

La suspensión se dio luego de que el Tribunal expidiera medidas cautelares a raíz de una demanda interpuesta por Jorge Enrique Robledo, senador del Polo Democrático, y se mantendrá hasta que se tome una decisión de fondo en el tema. El procedimiento contó con ponencia de la magistrada Claudia Elizabeth Lozzi Moreno. Por ejemplo, en el caso del proceso de venta de la ETB, esta revisión se demoró más de un mes.

En la acción judicial presentada por el congresista en contra del Ministerio de Salud y la Superintendencia Nacional de Salud, se pedía suspender el proceso administrativo de “enajenación, para que no pueda surtirse la fase de cierre, es decir, que no pueda adelantarse la transferencia de la propiedad y el perfeccionamiento de la venta, hasta tanto no se realicen los ajustes necesarios que permitan la pluralidad de los oferentes”.

Se suponía que el jueves de esta semana era el día en que se planeaba firmar el contrato de venta y así sellar la operación. Sin embargo, ni la liquidación de Saludcoop ni el consorcio Prestasalud se pronunciaron sobre si el trámite se llevó a cabo o no. Este silencio se dio en medio de varias críticas sobre el proceso de venta. El Espectador intentó comunicarse con la liquidación de Saludcoop y con los voceros de Prestasalud, pero al cierre de esta edición no había recibido respuesta.

Robledo denunció el miércoles pasado, en una rueda de prensa en la Comisión Quinta del Senado, que la venta de Cafesalud se dio por medio de una subasta de un único oferente: “Mientras que Prestasalud ofertó por todo, Sánitas sólo apostó por el contributivo. Se están confundiendo peras con manzanas, no se pueden comparar. No se hizo una elección transparente”.

Otro factor de polémica fue la entrevista de Jorge Gómez, voce ro de Prestasalud, en el diario El Colombiano hace una semana, pues, mientras el consorcio asegura que adquirió la operación de Cafesalud, pero no sus deudas, la Procuraduría emitió un comunicado diciendo que el reglamento indica que se vendieron tanto los activos como los pasivos de la EPS. También se cuestionó la creación de una nueva sociedad para transferir los activos (Cafesalud EPS y Esimed) y así concretar el negocio.

Frente a estas inquietudes, la liquidación de Saludcoop respondió: “La transacción, tal como quedó establecido en el reglamento de venta publicado desde el 30 de diciembre de 2016, se haría mediante la creación de una nueva entidad. Los recursos producto de la venta de la operación serán de Cafesalud. En este sentido, será Cafesalud la que los usará en su totalidad para el pago de las deudas con los prestadores. En caso de existir remanentes, serán usados por la liquidación de Saludcoop para financiar sus acreencias”.

Lo que significaría que, aunque Prestasalud no adquirió los pasivos de Cafesalud y, por ende, no tiene por qué pagar las deudas, los acreedores no quedaron sin quien les pague. La liquidación sigue respondiendo por las acreencias y las pagará con los $1,45 billones que recibirá por la operación.

Robledo respaldó el jueves pasado las declaraciones de la Procuraduría que indican que es inadmisible que, estando a punto de cerrar el negocio con Prestasalud, no se conozca el detalle del acuerdo, y pidió que se aplace la firma del contrato hasta que se aclare esto.

El Tribunal de Cundinamarca escuchó su petición, pues la venta se suspende hasta que se esclarezcan los detalles del negocio de $1,45 billones.

Por Camilo Vega Barbosa / @camilovega0092

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar