Ideal para personas excluidas del sistema

¿Cansado de su banco? Use una fintech

Colombia es uno de los países de América Latina en donde más crecen las herramientas tecnológicas que dan soluciones y servicios financieros. Las microfinancieras, unas de las más amenazadas con la tendencia.

iStock

“Los bancos pueden ser los nuevos caballos. A comienzos de los años 20 todos los campesinos los usaban para sus labores en el campo, pero tras la aparición del tractor, en menos de 10 años el uso de estos animales había caído más de 35 %. Lo mismo les podría pasar a las entidades bancarias si no se renuevan, podrían ser reemplazadas por avances tecnológicos”, explicó Henri Arslanian, jefe regional de fintech de Price Waterhouse Cooper (PWC) para China, durante el noveno congreso de la Asociación de Comisionistas de Bolsa (Asobolsa). 

Precisamente, las herramientas tecnológicas que dan soluciones y servicios financieros, o fintech como se les conoce, fue el tema de este año en el encuentro de Asobolsa. Aplicaciones del blockchain, el sistema en donde nacen y se tranzan las criptomonedas como bitcoin, para hacer más eficaces las operaciones de las bolsas del mundo y la negociación de alta frecuencia por medio de algoritmos son algunos de los desarrollos en los que se pueden aplicar las fintech. (Lea "Estos son los beneficios de profundizar la relación entre tecnología y sector financiero")

Colombia no escapa de esta tendencia; de hecho, es uno de los países de América Latina en donde más está creciendo este negocio. La gran diferencia es que no se enfoca tanto en hacer más eficientes los procesos financieros, sino que se trabaja más en la inclusión y la experiencia del consumidor, sobre todo de los jóvenes.

Fermín Bueno, cofundador de Finnovista, explicó que “hicimos una encuesta y el 60 % de los millenials respondieron que prefieren ir al dentista que ir al banco. Las fintech tienen un gran potencial de crecimiento dentro de la población que está decepcionada de la banca tradicional, no quieren hacer filas ni llenar formularios. Este tipo de empresas ya son una tendencia, tanto en el mundo como en Colombia”.

De acuerdo con el más reciente estudio de Finnovista, Colombia es el tercer país (después de México y Brasil) con más startups fintech: hay más de 128 en el país, con un crecimiento de más del 60 % entre 2016 y 2017. Se trata de una tendencia relativamente nueva, pues el 62 % de estas empresas colombianas tienen tres años o menos. Además, más del 30 % cuenta con exposición internacional. (Lea "China alumbra el mayor mercado tecnofinanciero del mundo")

El mercado objetivo de las fintech colombianas es muy parecido a lo experimentado en otros países de Latinoamérica, pero hay un especial énfasis (45 % de los casos) en trabajar con las pequeñas y medianas empresas (pymes) y consumidores excluidos, o subatendidos, del sector financiero. Asimismo, 32 % de estas startups en Colombia se dedican a los servicios entre pares (el peer to peer, o P2P): préstamos entre personas y compañías, por ejemplo. El resto se dedican a trabajar con pymes o personas que ya se encuentran bancarizadas.

En la región y en Colombia los segmentos de finctech que más peso tienen son los de pagos y transferencias (con 37 startups), seguidos por servicio de préstamos (22 startups) y gestión de finanzas personales (18 startups).

Las fintech que se están desarrollando en Colombia se enfocan en gran parte en democratizar los servicios financieros entre personas que no tienen acceso al sector financiero o que por sus condiciones no pueden recibir todos los servicios. Es el caso de personas o compañías que no reciben préstamos por sus historiales crediticios. “Las microfinancieras la van a pasar muy mal, pues tienen muy poca tecnología, y estas startups colombianas le están cada vez quitando más terreno”, señaló Bueno.

El interés detrás de las fintech también ha llegado a los inversionistas. Cifras del portal Fintechgración muestran que a nivel mundial la inversión en estas empresas pasó de US$12.688 millones a US$22.265 millones, entre 2014 y 2015. Y el documento de Finnovista señala que los indicadores de inversiones de riesgo (venture capital) han crecido más del 30 % en América Latina durante 2016 (US$186 millones).

Pese al furor que parecen estar generando las fintech en Colombia, algunas permanecen en una zona gris de la regulación. Frente a esto Jorge Castaño, superintendente Financiero, indicó que existe espacio para que las autoridades y las normas acompañen el cambio tecnológico, pero advierte que “no se debe confundir la innovación con la desregulación prudencial. Los beneficios de estos cambios son innegables, pero el pilar en el que se fundamenta la confianza en el sistema financiero debe mantenerse: estabilidad, protección al consumidor, integralidad, transparencia y eficiencia”.

De hecho, para Camilo Mier, vicepresidente de ventas C&W networks, una de las claves para que “las fintech continúen con el buen crecimiento que han tenido en Colombia y en el mundo es que se garantice su seguridad informática. De esta manera los ciudadanos se animarán a elegir un banco virtual en vez de uno tradicional”.(Lea "La primera aplicación en A. Latina que permite hacer transacciones con un robot de Facebook")

Mientras estos cambios suceden, todo indica que las tecnologías financieras seguirán creciendo en el país.