Publicidad
27 Sep 2022 - 10:00 p. m.

Carlos Eduardo Botero habla sobre su salida de Inexmoda

El expresidente de Inexmoda cuenta los motivos de su retiro de la institución, las enseñanzas y lo que viene para su carrera. También opina sobre la inflación y las oportunidades que tiene la industria textil colombiana con el restablecimiento de las relaciones comerciales con Venezuela.
Lucety Carreño Rojas

Lucety Carreño Rojas

Periodista Moda y Economía
Carlos Eduardo Botero Hoyos. / Óscar Pérez
Carlos Eduardo Botero Hoyos. / Óscar Pérez
Foto: OSCAR PEREZ

“Hay que aprender a salir en la cresta de la ola y no cuando está cayendo. Salirse en un buen momento. Se hicieron todos los proyectos, ferias, programas de formación y consultoría; logramos sacar adelante a Inexmoda en estos años de pandemia, que fueron tan difíciles. Queda una institución fortalecida, con un portafolio de servicios útil para la industria de la moda del país y 14 años es un buen momento porque todavía tengo salud y ganas de hacer más cosas. Todo tiene su momento”, dijo Carlos Eduardo Botero sobre su salida del Instituto para la Exportación y la Moda (Inexmoda).

La noticia de la salida de la presidencia se conoció a comienzos de septiembre y se rumoreaba que tenía que ver con la visita que realizó la hoy primera dama Verónica Alcocer a las instalaciones de Inexmoda.

“Desde Inexmoda y su consejo directivo, comunicamos que Carlos Eduardo Botero Hoyos, quien durante 14 años se desempeñó como presidente ejecutivo de la institución, ha tomado la decisión de retirarse de la organización para explorar nuevas oportunidades profesionales a partir del 9 de septiembre del presente año”, se lee en el comunicado.

Sin embargo, Botero aseguró que Alcocer pidió cita para conocer Inexmoda, “se hizo la consulta con la junta directiva y se autorizó la visita. La atendimos como hacemos con todas las personas. Inexmoda es apolítica y ha estado vinculada al sector gobierno desde sus orígenes. Los primeros $200 millones, hace 35 años, para montar Inexmoda provinieron del gobierno Nacional y siempre nos hemos reunido con alcaldes y candidatos. Eso es parte de la democracia”.

El administrador de negocios agregó que tiene “claras las reacciones” que generó la visita, particularmente, en empresarios antioqueños, pero afirmó que su retiro “no tiene que ver con eso”.

Hace 14 años…

Botero es administrador de negocios de la Eafit y cuenta con una maestría en gerencia internacional. Hace 14 años se encontraba viviendo en Bogotá y trabajando en la recién creada Cámara del Sector Textil-Confección de la ANDI, gremio en el que duró 8 años. “Ahí empecé a conocer al sector textil”, mencionó.

Estaba enfocado en trabajar en los Tratados de Libre Comercio, especialmente el de Estados Unidos, cuando tuvo la oportunidad de conocer a varios empresarios de la junta directiva de Inexmoda. Ellos lo invitaron a participar del proceso de selección para ser el presidente de la institución, pues Roque Ospina dejaba el cargo.

“Mandé mi hoja de vida y en ese momento acababa de nacer mi hija Rebecca, entonces era un cambio importante para la familia. Mi esposa dijo: ‘vamos para adelante’ y fui seleccionado. Empecé el 1 de julio de 2008 el proceso de empalme y el 1 de agosto comencé a dirigir Inexmoda”, recordó el administrador.

El pereirano aseguró que en Inexmoda afianzó sus conocimientos del sector y los complementó con la moda, una parte desconocida para él. “Fue más por una vocación de transformación. Poner a disposición mis habilidades y destrezas para hacer esta labor”.

Botero recibió una institución con dos plataformas exitosas: Colombiamoda y Colombiatex. “Se había hecho un trabajo valioso con unas plataformas para los diseñadores y confeccionistas, pero el aporte que hice al llegar fue ampliar ese portafolio de servicios. El país y los empresarios tenían nuevos retos y era importante trabajar en la competitividad. Adicional a lo que se hacía en ferias, incorporamos los proyectos de transformación, consultoría y capacitación de aceleradora empresarial”, dijo.

Además, los temas de conversación con los empresarios dejaron de girar entorno a las ferias y se enfocaron en la internacionalización, el negocio y los cambios globales aplicados a lo local, como la sostenibilidad o la tecnología. “Se consolidó un instituto más integral y fuerte en su portafolio de servicios. Hicimos un ejercicio de fortalecimiento estructural y financiero”.

Botero deja los números en verde. Por ejemplo, entre 2008 y 2022, los ingresos de Inexmoda crecieron un 128 %, el Ebitda se multiplicó 22,3 y el patrimonio creció 2,5 veces. En cuanto a las dos grandes plataformas: entre 2009 y 2022 la asistencia a Colombiamoda aumentó 468 %, los expositores 11 % y los compradores 51 %. En ese mismo período la asistencia a Colombiatex creció 64 %, los expositores 9 % y los compradores 86 %, de acuerdo con cifras del instituto.

“Me voy satisfecho con la labor cumplida. Antes, el 100 % de los ingresos eran por las ferias. Ahora, hay una diversificación de productos que representan el 30 % de los ingresos. Dejo una institución útil y solida patrimonial y estructuralmente. En 2024 realizaremos la feria del hogar Heimtextil Colombia y logramos una alianza con Corferias para hacer una apuesta de moda de Barranquilla”.

Inflación, Venezuela y tributaria: el estado actual del sector textil

Botero estuvo al frente de una institución referente para el sector textil y de la moda colombiano, que hace 14 años tenía ventajas, pero que tenían que ser potencializadas para que creciera. “Había una fuerte dependencia del mercado venezolano, con las negociaciones de los diferentes TLC era un momento para que la industria se incorporara al mundo internacional del comercio, llegó competencia de marcas internacionales y eso hizo que Inexmoda actualizara su portafolio para tener herramientas y buscar la competitividad”, afirmó.

Sin embargo, con los problemas en Venezuela, el mercado de exportaciones textiles se cayó y “nosotros estuvimos con los empresarios”. Ahora, que las relaciones comerciales con el país vecino empiezan el camino para la recuperación, Botero cree que se deben aprovechar las oportunidades.

“Venezuela es un mercado natural para nuestro país. Siempre y cuando se establezcan unas reglas claras de juego para que se exporte, con medios de pago confiables y sin dificultades del pasado (carteras altas de pago), puede ser una buena oportunidad, pero no podemos acomodarnos solo con el mercado venezolano. Tenemos que seguir exportando a Estados Unidos, México, Ecuador, entre otros. Las oportunidades son grandes y auguro un buen momento para la industria textil y de la confección”.

En cuanto a la inflación, Botero reitera que se trata de un fenómeno mundial que está impactando a muchas industrias, entre esas a la moda que ha tenido que asumir muchos de los incrementos. Por lo que asegura que las empresas nacionales tendrán que realizar alzas.

Sobre la reforma tributaria que está en curso dice que se debe tener cuidado con no frenar la dinámica empresarial, de consumo y negocios. “Espero que no se frenen las posibilidades de que Colombia se un buen centro de inversión en América Latina”.

Botero menciona que sobre el nuevo Gobierno se especula la creación de unos aranceles parar la importación de confecciones, “una discusión que lleva muchos años dándose en el país y de la que presidente Petro en su época de campaña volvió a hablar. Vamos a ver en qué termina porque hay unos planteamientos interesantes de protección a través de aranceles y trabajo contra el contrabando en la industria”.

De la Institución se lleva los recuerdos de la gente amorosa, empática y generosa con la que trabajó y con las que se enfrentó a la incertidumbre que trajo la pandemia y las fiestas de disfraces. “Mi inmensa gratitud. Juntos construimos sueños, enfrentamos retos y manejamos la incertidumbre. No se les olvide seguir siendo extraordinarios y que los límites están en nuestra cabeza”

La industria textil le permitió conocer el talento que tienen diseñadores y empresarios, su capacidad de resiliencia e innovación. “Me llevo los mejores recuerdos y mi admiración por el talento de este país. Sigan siendo competitivos, aprovechen la capacidad de innovación y los mercados internacionales porque hay mucho por hacer”.

Más allá del que fue el presidente de Inexmoda por 14 años, está Carlos Eduardo Botero, el pereirano, esposo y padre de dos hijas: Rebecca de 14 y Matilde de 10. A quien le gusta el cine, montar en moto, jugar golf, viajar y las buenas conversaciones.

Por ahora, el empresario se tomará unas semanas de calma, mientras decide su nuevo rumbo. Tiene claro que quiere seguir “transformando compañías que les permitan a este país seguir desarrollándose como sociedad, pero no tiene un proyecto concreto. Ya pasé por el sector público, quiero seguir por el privado. Quiero tomar esto con tranquilidad para tomar una buena decisión para mí y mi familia”.

💰📈💱 ¿Ya te enteraste de las últimas noticias económicas? Te invitamos a verlas en El Espectador.

Lucety Carreño Rojas

Por Lucety Carreño Rojas

Comunicadora social de Uninpahu, vinculada a El Espectador desde 2016. Periodista de moda y negocios. Directora de El Hilo, el formato audiovisual de moda de EE.@LucetyClcarreno@elespectador.com
Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar