Mucho potencial para el agro

¿Cómo aprovechar los 1.500 millones de oportunidades en los TLC?

Reducir los costos de exportación y aumentar el número de empresas con vocación exportadora son algunos puntos claves para cumplir esta meta.

Desde que entró en vigor el TLC con Estados Unidos, 1.534 nuevas empresas han exportado a ese destino. / Bloomberg

Aunque Colombia cuente con nueve tratados de libre comercio (TLC) pactados con algunos de los principales socios comerciales, como Estados Unidos y la Unión Europea, en los cuales se establecen ventajas para los productos colombianos más destacados (como textiles y productos agropecuarios), y pese a que la tasa de cambio se encuentra en un excelente nivel para exportar, el país todavía no logra aprovechar el verdadero potencial del importante y diverso portafolio de alianzas comerciales con que cuenta.

Lea también: Lo que hay son países para exportar productos colombianos

¿Qué pasa?

Javier Díaz, presidente de la Asociación Nacional de Comercio Exterior (Analdex), explica que “cuando se empezó con esta campaña de firmar tratados de libre comercio, Colombia estaba viviendo una enfermedad holandesa, una situación de fuerte revaluación que impidió el desarrollo de los sectores que son transables a nivel internacional. Y fue apenas hace cuatro años, cuando se dio la caída de los precios de petróleo, que esta situación se revirtió (subiendo la tasa de cambio de $2.000 a $3.000). Entonces, el país lleva poco tiempo en estas nuevas condiciones con las que las manufacturas y los productos agropecuarios pueden sobresalir en el comercio internacional”.

Por otro lado, este un país en el que exportar es más caro que en otros países, sobre todo frente a aquellos con los que se tiene TLC. De acuerdo con el Doing Business del 2018, en Colombia el costo de exportar un cargamento puede superar los US$630 y tomar 112 horas, mientras que en Estados Unidos puede costar US$175 y tardar menos de dos horas.

Asimismo, para algunos dirigentes gremiales de sectores que tienen potencial exportador, también hay un problema de mentalidad. Por ejemplo, Carlos Eduardo Botero, presidente del Instituto para la Exportación y la Moda (Inexmoda), explica que “en el caso de la moda, por muchos años nuestro comercio estuvo muy enfocado en nuestros países vecinos, lo que nos hizo entrar en una situación de conformismo. Pero ya hemos venido avanzando y cada vez hemos venido explorando nuevos mercados, y tanto pequeñas como grandes empresas pueden beneficiarse de los TLC vigentes. Pero para poder triunfar en el exterior los empresarios deben vender sus productos con identidad colombiana, pero con visión global”.

¿Qué se puede hacer?

El ministro de Comercio, Industria y Turismo, José Manuel Restrepo, explica que “el Gobierno tiene una estrategia para el aprovechamiento de los tratados de libre comercio con la cual se busca explotar esos 1.500 millones de consumidores. Sin embargo, uno de los principales cuellos de botellas ha sido encontrar empresas con vocación exportadora, que cumplan con las condiciones de calidad y que conozcan las oportunidades que se abren en esos mercados”.

Restrepo agrega que por esta razón la primera tarea que asumieron fue la de “encontrar ofertas exportables en las regiones, pero a su vez identificar oportunidades de algunos productos en esos mercados internacionales con los que hemos firmado TLC. En segundo lugar, Procolombia ha realizado un importante trabajo para desarrollar ruedas de negocios con el fin de acercar a los productores colombianos y los vendedores internacionales. En tercer lugar, hemos visto la necesidad de fortalecer nuestra diplomacia comercial y sanitaria para que los artículos puedan entrar a estos países (con los que hay TLC). Y finalmente estamos trabajando con toda la cadena para bajar los costos de exportación y hacerlo más simple”.

¿Cómo van los TLC?

Si bien Colombia tiene nueve TLC vigentes, indudablemente el acuerdo con Estados Unidos es uno de los más importantes, pues es el destino del 26 % de las exportaciones colombianas. Y sobresale que desde la entrada en vigor de este acuerdo más de 1.534 nuevas empresas exportaron a este destino. Entonces, debido a su peso, se requiere un análisis especial frente a cómo mejorar las ganancias de comercio con este país.

La directora de la Cámara de Comercio Colombo Americana (Amcham Colombia), María Claudia Lacouture, explica que “uno de los sectores con mayor potencial en Estados Unidos es el agro: todavía no se exportan todos los 97 productos que tienen admisibilidad (en Estados Unidos). Para aprovechar más esta oportunidad, además del ejercicio de diplomacia sanitaria y comercial, es clave fortalecer la productividad de la puerta de la empresa hacia adentro para que la oferta exportable esté acorde con las necesidades del mercado”.

No obstante, de acuerdo con las cifras de Procolombia, el país también ha venido avanzando con los otros TLC. Por ejemplo, con el de la Unión Europea, se empezaron a exportar 25 nuevos productos luego de la entrada en vigencia del acuerdo en 2012, siendo las productos agrícolas y confecciones los que más han exportado. Además se han visto importantes avances en los envíos de grasas y aceites, en licores de anís y en café sin tostar.

Los TLC más recientes también han mostrado actividad. Con el de Corea del Sur, 25 nuevos productos se exportaron a ese destino desde que se firmó el acuerdo (en 2016), entre los cuales se destacan los envíos de pitahaya, piña, langostino y cacao. Y en el de Costa Rica, 78 nuevos productos se empezaron a exportar después de agosto de 2016, siendo las golosinas de la empresa Súper de Alimentos uno de los principales casos de éxito.

Lea también: Lo que va de Obama a Trump en libre comercio

Esto sugiere que Colombia sí está usando sus TLC, pero se pueden explotar mucho más. Para ellos se requiere que el país logre aumentar el número de empresas con vocación exportadora, reducir los costos de exportaciones y que los empresarios tomen conciencia sobe las oportunidades en los mercados internacionales. Hay un incentivo de 1.500 millones de oportunidades.

*Tema desarrollado en alianza con Procolombia.