Productividad

¿Cómo el desarrollo del talento potencia la productividad?

La cultura de las empresas se ha convertido en un tema abordado en todas las charlas de liderazgo empresarial. ¿Cuál es el futuro de las empresas?

Cristian Garavito / El Espectador

“Todo modelo de negocio sale adelante gracias a las personas. Uno no hace negocios con las empresas, sino con la gente”. Fue el mensaje más claro de Juan José Piedrahíta, presidente de Equitel, durante la conferencia Scale de Endeavor Colombia, una compañía que apoya los emprendimientos de alto impacto del país. 

Su empresa, la que ha liderado por más de 20 años, es un ejemplo de productividad gracias al desarrollo del talento de las personas, o así lo asegura el empresario. “En Equitel creamos una cultura para la diferenciación llamada Vida, la cual tiene como objetivo ayudar al desarrollo de las personas. Todas las organizaciones necesitan un proceso cultural, donde su base sea la gente, que les permita trabajar desde sus fortalezas”, agregó el líder empresarial. 

En evento, que tuvo lugar en las salas simultáneas de Compensar, contó con la participación de expertos en ventas, liderazgo, talento humano y más personas ejemplo de innovación y emprendimiento. 

Cada una de la letra de la cultura Vida tienen un significado. Visualizarlos propósitos de la organización, inspirar a las personas que hacen parte de la misma, lograr un desarrollo humano y un actuar de forma colectiva. 
“Si usted tiene los integrantes correctos, que trabajen desde sus fortalezas, ellos serán capaces de trabajar de forma productiva”, aclara Piedrahíta. El desarrollo de las personas dentro de una organización se da porque necesitan sentirse identificadas y que hacen parte de algo. 

La vicepresidenta de recursos humanos de Johnson & Johnson, María Elisa Martínez, también habló de la cultura empresarial que se debe aplicar en las organizaciones para que hay una mayor productividad, personas felices y resultados positivos. “Uno moviliza gente con la emoción y el corazón, no con las ideas estructurales que tiene toda empresa. 

La cultura que permite esto es algo que se debe basar en los valores y eso solo se transmite a través del ejemplo, del comportamiento de las personas. Es importante que el líder empresarial sea intencional, que ayuda a reforzar esos valores”. 

Para el presidente de Equitel su modelo de cultura, que desarrolla el talento de las personas, debe darse a partir de las creencias de la gente, las acciones de la misma y entendiendo las consecuencias de este proceso. “Dentro de las creencias están los valores y talentos. La felicidad, compromiso, respeto, equidad, entre otros, conforman la primera categoría. 

Las empresas tienen que entender y practicar los valores, ese es un aspecto importante y clave en toda organización. Los talentos son parte integral de las compañías y lo triste es que solo el 3% de las empresas colombianas utilizan la prueba de talentos”, afirma Piedrahita. 

En las acciones se encuentran la capacitación, el crecimiento y el bienestar de las personas. “La primera es importante porque toda organización necesita personas que empiecen a generar más conocimientos. Este les permitirá un crecimiento, tanto profesional como personal. Y el bienestar tiene que ver con los hechos, momentos o espacios dentro de la empresa que les permite ser ellos y hacer cosas diferentes a sus acciones diarias”, explica el líder empresarial. 

Todo proceso deja al final una consecuencia. Al momento de implementar una cultura donde se tiene en primer lugar al ser humano se va a recoger: una persona capaz de hablar de sus fortalezas y talentos, además de estar bien con sus familias. 

“La felicidad va a ser un aspecto que no van a buscar, sino que lo van a encontrar. Porque este es un tema del presente y hace parte de los resultados de esta cultura”, concluye el empresario. 

Durante el evento, Juan José Mesa, emprendedor Endeavor y cofundador de Gluky Group, habló de la tecnología como herramienta en la cultura de las organizaciones. “Esta puede permitirnos conectar y administrar la energía de la gente y de esa manera lograr que se movilice”. 

“El mundo está pidiendo que las empresas vayan más allá de generar dinero y piensen en las personas. Que tengan un propósito con el cual puedan dejar un legado y no solo la empresa”, finalizó diciendo María Elisa Martínez, vicepresidenta de recursos humanos de Johnson & Johnson.  

Los indicadores que hay en las empresas no tienen en cuenta a las personas. “Por eso es urgente un plan con el cual analicemos a la gente, pues no solo se trata de trabajar por plata. El objetivo debe ser generar felicidad y darles valor a las personas”, el emprendedor Endeavor

La cultura de las empresas debe partir de una misión donde las personas sean el centro, pues más que vivir de sus trabajos, deben tener la confianza de hacerlo plenamente. 

*Si quiere conocer más sobre emprendimiento y liderazgo sostenible, lo invitamos a seguir nuestra página en Facebook:

 

 

últimas noticias

Gobierno insiste en IVA para la canasta familiar