¿Cómo le fue a Netflix en 2020?

Noticias destacadas de Economía

La plataforma cerró el año más importante en su historia de forma explosiva, sumando más clientes de lo esperado.

Netflix cerró el año más importante en su historia de forma explosiva, sumando más clientes de lo esperado y diciendo que ya no necesita financiamiento externo para seguir construyendo su imperio del entretenimiento.

El servicio de streaming de paga líder en el mundo atrajo en el último trimestre del año a 8,51 millones de nuevos suscriptores con la ayuda de exitosos programas como “Bridgerton” y “The Queen’s Gambit”. La cifra superó el pronóstico del mismo Netflix y los 6,06 millones de Wall Street.

Lea también: ¿Cambiar WhatsApp por Signal? A Facebook no le importa

El informe de ganancias después del cierre del martes incluyó dos hitos clave para Netflix: por primera vez, la compañía superó la marca de los 200 millones de suscriptores y, segundo, indicó que su flujo de efectivo le permitirá dejar de depender del financiamiento externo para impulsar su crecimiento. Con US$8.200 millones en efectivo, Netflix dijo que ya no necesita financiamiento externo. La compañía también está considerando la recompra de acciones, algo que no ha hecho en una década.

El crecimiento de Netflix ha menguado desde que el confinamiento provocado por la pandemia impulsó un auge en las inscripciones durante el primer semestre de 2020. En los primeros seis meses de ese año agregó 25,9 millones de clientes, aunque en repetidas ocasiones advirtió que este aumento súbito afectaría el crecimiento en los trimestres posteriores, lo que llamó el efecto “pull-forward”. Aún así, los suscriptores se incrementaron más de lo pronosticado en el último periodo.

Netflix, con sede en Los Gatos, California, en Silicon Valley, está enfocándose más hacia los mercados internacionales ahora que su mercado local de América del Norte está en gran parte consolidado. En los últimos años, el servicio ha dependido de Europa y América Latina para abastecer el contenido para la mayoría de sus nuevos clientes, pero apenas ha comenzado a entrar al mercado asiático.

Los escépticos de Netflix han identificado durante mucho tiempo su deuda como un desastre inminente. Si bien Netflix ha reportado consistentemente ganancias, el principio tuvo que pedir prestados miles de millones de dólares para financiar los gastos de nuevos programas. En 2019, tuvo un flujo de caja libre negativo de US$3.300 millones, el peor registro en su historia.

Lea también: Biden y su equipo ya manejan cuentas de Twitter de la presidencia de EE. UU.

Desde entonces, el panorama ha mejorado. En 2021, el flujo de caja libre estará cerca del punto de equilibrio, dijo Netflix el martes. Los analistas habían proyectado una cifra negativa de US$619,7 millones.

En ese contexto, la deuda de Netflix parece una inversión digna. En un inicio, la compañía pidió prestados unos US$15.000 millones para impulsar posteriormente su capitalización de mercado en más de US$200.000 millones.

Comparte en redes: