Académicos y emprendedores en un mismo escenario

Cuando se tiene un propósito para liderar

¿Qué podría pasar si en un país como Colombia somos capaces de pasar de la violencia a las conversaciones difíciles, cambiar el chip del rol de autoridad y trabajar en la construcción de lo colectivo?

El encuentro se llevó a cabo en el Colegio de Estudios Superiores de Administración, Cesa. / Fotos: Mauricio Alvarado

“El liderazgo es el pilar fundamental para impactar una sociedad. Este debe estar conformado por tres características fundamentales: tener una visión clara, tener la capacidad de negociación y resolución de conflictos, y la disciplina a la hora de poner en marcha una idea. Además, el liderazgo tiene que ir de la mano con los propósitos, si unimos los tres primeros aspectos con un propósito definido, conseguimos a un verdadero líder. Y sí que hacen faltan en un país como el nuestro”.

Más que un saludo, fue una reflexión. Así fue el mensaje de apertura de Eduardo Garcés, gerente general de El Espectador, en el segundo encuentro regional de Profesión Líder, ‘Hablemos de Liderazgo’, realizado en el Colegio de Estudios Superiores de Administración, Cesa.

“Todo el desarrollo de liderazgo debería atarse a la idea de construir riqueza y saber distribuir bien, de generar calidad de vida y de formar personas tanto más profesionales como más humanas, a través del desarrollo de sus potencialidades”, agregó el empresario.

El superintendente de Industria y Comercio, Pablo Felipe Robledo, que abordó el tema de “Liderazgo Sostenible, una tarea de todas las organizaciones públicas”, se sumó a la posición de Garcés al asegurar que se necesita un liderazgo con propósito. “El liderazgo para que genere impacto debe contener varias características, estas deberían ser la prioridad de todas las organizaciones y deben ir de la mano de una misión clara. Para que el liderazgo de una empresa sea sostenible es importante trabajar con todas las personas que conforman la organización y aprovechar sus habilidades. También es vital que cuando un colaborador se vaya de la entidad, se trate de nombrar a un sucesor que esté ya vinculado con la empresa, con esto, se crea una cultura de oportunidad y crecimiento profesional.

Y, finalmente, entender que un líder no es una persona, es un equipo. Nadie es capaz de liderar sin un equipo de personas trabajando en conjunto. Allí es fundamental que cada integrante se considere un líder y que se empodere a través del ejemplo”.

Sháken Mazaya Moreno, líder juvenil de 18 años, estudiante de derecho y representante de la Fundación de La Equidad Seguros, habló del poder que tiene la tecnología en los seres humanos. “Las pantallas y la tecnología son catalizadoras de la transformación y las personas construyen sus necesidades alrededor de estas; con el tiempo, las convierten en herramientas fundamentales para establecer un liderazgo sostenible”.

Durante el evento, el BBVA dio a conocer su apoyo al proyecto llamado ‘Fondo Juventud y Paz’, de la fundación Manos Visibles, en el que han trabajado por promover el liderazgo social y más sostenible en las comunidades. “La apuesta de esta iniciativa está dirigida a jóvenes que estén comprometidos con la transformación de su comunidad, en términos de sostenibilidad, con el fin de luchar por sus necesidades. Todo esto a través de la educación”, explicó Camilo París, ingeniero y director de proyectos de la Fundación.

“La educación genera movilidad social y permite reconocer los problemas desde las diferentes perspectivas. Por eso buscamos personas que no solo tengan la idea de cambiar su realidad, sino que ya estén haciendo algo para generar ese cambio. Buscamos verdaderos líderes”, resaltó París.

Al final del encuentro, Juan David Aristizábal, director del Centro de Liderazgo del Cesa; y Aldo Civico, experto en desarrollo de liderazgo y resolución de conflictos, abordaron el tema, ¿cómo entender el liderazgo empresarial del país? Aristizábal se refirió a los tres retos que debe asumir un verdadero líder: pasar de la violencia a las conversaciones difíciles, cambiar el chip del rol de autoridad y pasar del miedo al poder a la construcción de lo colectivo. “El mundo se divide entre lo que se hace y lo que no, el espacio entre estos dos está en tener conversaciones complejas, en dejar de creerse un Batman con superpoderes y en empezar a creer que todos tenemos un don para cambiar al mundo”, concluyó el director.

Por su parte, Aldo Civico dejó claro que para liderar en un mundo como el actual, es necesario entender que no se le puede dar solución a todos los problemas de la humanidad. “Un líder debe alinearse con el contexto. De esa manera lograra ser exitoso. Todo comienza con tener claro el lugar en el que se encuentra y la manera cómo se comporta”.

El liderazgo debe ir acompañado de propósitos claros, de herramientas que permitan desarrollar las habilidades de las personas y de capacidades para resolver los problemas, sin necesidad de recurrir a la violencia. El liderazgo es un tema sustancial en el compromiso de la creación de un mejor país.

*Si quiere conocer más sobre emprendimiento y liderazgo sostenible, lo invitamos a seguir nuestra página en Facebook:


 

 

 

últimas noticias