Bogotá Fashion Week 2019

Diseños originales, la clave del crecimiento de la moda colombiana

Nina García, editora en jefe de “Elle USA”; Silvia Tcherassi, diseñadora y empresaria, y Edgardo Osorio, creador de la marca Aquazzura, hablaron sobre el talento emergente, la situación y el futuro de la industria nacional de la moda.

Según la Cámara de Comercio de Bogotá, la industria de la moda mueve alrededor de 1,13 % del PIB de la capital.EFE

La moda tiene la reputación de ser algo banal, sin embargo, es una industria que dinamiza la economía y que genera empleo. “De banal no tiene nada”, dijo Nina García, editora en jefe de la revista Elle USA, en entrevista con El Espectador.

García es la embajadora de Bogotá Fashion Week (BFW), evento que se realizó del 2 al 4 de abril en el Centro Internacional de Convenciones Ágora, en la capital. “La moda colombiana en el mundo es un boom cuando todo es monótono y uniforme. Los diseñadores colombianos tienen piezas únicas. La mujer todavía quiere descubrir cosas únicas, prendas personales y hechas a mano. Eso es lo que nuestros diseñadores están produciendo”, señaló.

La Cámara de Comercio de Bogotá busca potencializar esos talentos y diseños nacionales. Su objetivo es fortalecer el sector, pues además de la creatividad y la innovación, es necesario conocer el mercado para que una marca se mantenga.

“La moda es mágica, creativa, artística y a la vez comercial. Toca saber combinar esas situaciones. Es importante crear un estilo. Enfocarte, reconocer de dónde vienes y cuál es tu ADN”, les dijo la empresaria y diseñadora Silvia Tcherassi a los asistentes al conversatorio “El negocio creativo de la moda”, que ofreció junto a García y al diseñador Edgardo Osorio, creador de la marca Aquazzura.

Lea: Lowla, la empresa colombiana que exporta jeans levantacola a través de Amazon

Los tres expertos coincidieron al decir que Colombia está pasando por su mejor momento en cuanto a moda. Además creen que la clave es manifestarse mediante la identidad, aprovechando la inspiración cultural que ofrece el país. Por ejemplo, Tcherassi posicionó la mochila como un artículo de lujo en el mercado internacional.

Kika Rocha, experta en moda, también está convencida del auge de este sector económico. “Vamos a tener más posibilidades de seguir conquistando el mundo. En los últimos cinco o seis años se ha despertado esa conciencia de lo que somos, de lo que valemos y de lo que tenemos en Colombia. Es un compromiso muy grande tratar de abrirse camino en este mundo, pues al mismo tiempo es complicado e ingrato. Tienes que tener originalidad y creatividad, tu marca tiene que tener tu trazo y sello propio, porque imitar es muy fácil”.

Las redes sociales se convirtieron en una vitrina para mostrar el talento y rentabilizarlo. “Las plataformas pueden ser un reto o una bendición. Sí, podemos usarlas para llegar a nuestros clientes, para comunicar, saber lo que necesitan y tener nuestros propios sitio web de e-commerce, pero lo malo es que hay muchas voces, tantas que es muy difícil ser escuchado”, afirmó García, quien también es jurado del reality show Project Runway y la primera colombiana en ser editora en jefe de una revista de moda estadounidense.

Le puede interesar: De Bosa a Nueva York: el sueño cumplido de un diseñador de modas colombiano

“Me encanta que los diseñadores colombianos emergentes se estén preocupando por cómo harán el diseño, cómo lo empacaron, y por la sostenibilidad. En Colombia están pensando seriamente en eso, y ese es el futuro”, agregó.

Las cifras soportan lo que dicen los expertos. De acuerdo con datos de Colombia Productiva, antes Programa de Trasformación Productiva (PTP), en 2018 las exportaciones crecieron 6,8 %, lo que equivale a US$743 millones. Entre 2017 y el año pasado la producción de textiles creció 3,1 % y la de confección 0,3 %, y el sector de textiles y confecciones representa el 8,8 % del PIB industrial. La Cámara de Comercio de Bogotá dice que la industria mueve alrededor de 1,13 % del PIB de la capital.

“Es la primera vez que participo en BFW. Las colecciones que más me inspiraron son las que tienen como foco la identidad colombiana. Como compradora veo que hay muchas marcas con las que podemos hacer contacto. En Brasil tenemos poca información sobre la industria de la moda colombiana. Los países latinos deberíamos hacer más intercambio porque tenemos mucho talento y podemos llegar a ser tan grandes como Milán, París o Nueva York. América Latina necesita unirse”, asegura Iale García Bezerra de Mello, quien estuvo en el evento en representación de la Secretaría de Estado de Brasil.

De los 48 diseñadores que participaron en el evento, 15 presentaron sus colecciones en pasarela. “Sin BFW no existiría el negocio de la moda en Colombia. Permite que 48 diseñadores exhiban lo que están haciendo. La moda debe mostrarse primero con caja registradora y talonario. Eso es negocio”, enfatiza la periodista y escritora colombiana Pilar Castaño.

García, Tcherassi y Osorio resaltaron la labor de BFW e invitaron a apoyar el talento emergente, que, según ellos, reacciona más rápido a los cambios del mercado y puede llegar tan lejos o más que Johanna Ortiz y Esteban Cortázar.

848754

2019-04-04T21:00:46-05:00

article

2019-04-05T07:52:32-05:00

[email protected]

none

Lucety Carreño Rojas - @LucetyC - [email protected]

Economía

Diseños originales, la clave del crecimiento de la moda colombiana

67

6179

6246