Dominancia de Claro en el mercado: ¿en manos del nuevo regulador de comunicaciones?

Este miércoles se esperaba que la CRC tomara una decisión sobre si este operador tiene una posición dominante sobre los demás. Sin embargo, el tiempo no alcanzó y surge la incertidumbre sobre si el asunto quedará en el regulador convergente que creó la recién aprobada ley de las TIC.

Según el reporte del Ministerio TIC al cierre de 2018, de un total de 11,6 millones de suscriptores a internet móvil, Claro contaba con más de 6 millones, frente a 3,4 millones y 1,4 millones de Movistar y Tigo, respectivamente.Bloomberg News.

Sin una decisión sobre si Claro es operador dominante en el mercado de datos móviles terminó la sesión de la Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC) este miércoles. Durante la jornada se esperaba que hubiera una determinación en el proceso que se inició formalmente en 2017. 

La discusión sobre este asunto era el punto 11 de la agenda de la Comisión este miércoles. Si bien se hizo la presentación técnica del tema, no pudo ser completado por falta de tiempo. Se supo, además, que miembros de la sesión solicitaron información y análisis adicionales que serán revisados en la próxima jornada, que, no obstante, aún no tiene fecha. 

Hay que recordar que recientemente fue aprobada en el Congreso de la República la ley que crea un regulador único para el sector, lo que implica un cambio en la CRC. Por eso, surge la inquietud de si esta decisión quedará en manos de ese ente renovado. 

Fabián Hernández, CEO de Telefónica Movistar, manifestó que: "crece la incertidumbre para el sector. Una vez aprobada la Ley para Modernizar el Sector TIC habrá que esperar a la conformación del nuevo regulador y sus integrantes querrán conocer a fondo el tema de dominancia antes de tomar una decisión. Luego de dos años y medio de análisis de este asunto -con más de 3.000 millones de pesos invertidos en estudios-, y de cara al interés de cerrar la brecha digital del país apoyado en la asignación de espectro es necesario que el regulador actúe y lo haga ya".

El proceso para determinar la dominancia o no de Claro se inició formalmente hace dos años, cuando la CRC decidió iniciar una actuación al respecto. En 2018, la entidad pidió a la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) evaluar el análisis de la CRC que había constatado dominancia de Claro en el mercado. La SIC respondió en febrero de este año manifestando dudas sobre el soporte de las conclusiones de dicho análisis. 

Mientras que Claro afirma que los competidores buscan a través de la regulación ventajas que no han conseguido invirtiendo, los demás operadores consideran que la compañía pertenenciente a América Móvil tiene una posición en el mercado que le permiten determinar las condiciones de éste, haciendo ofertas con las que no pueden competir.

De hecho, este miércoles se conoció una carta que esos operadores enviaron al presidente de la República y los comisionados, entre otros. "Pese a los grandes esfuerzos que se han realizado, a las ofertas vigentes, a la lucha en el mercado y al empeño en seguir brindando mejores servicios a los usuarios, el mercado no es dinámico. Y ello se debe en todo, no en parte, a la falta de competencia en el sector, generada por la alta participación de un operador en los servicios que, con su capacidad de determinar el mercado, influye en su bajo nivel de crecimiento. El operador dominante de voz, extiende su influencia hacia el mercado de datos, fijo y digital, de allí la urgente intervención que se requiere", mencionan.

Luego de que se conociera el aplazamiento de la decisión, Marcelo Cataldo, presidente de Tigo, afirmó: “la forma cómo se dilata una decisión de esta envergadura representa un enorme riesgo para el sector y sobre todo para los usuarios.  El aplazamiento de la decisión beneficia, indudablemente, a Claro, que seguirá aprovechando su posición para trasladar su alcance a servicios fijos, a través de una oferta también conocida ‘cuadruple play’.  Ahora, con la aprobación del proyecto de Ley TIC y la conformación de un nuevo regulador, es poco probable que se dé una nueva reunión de la CRC, lo que deja al sector en un estado de incertidumbre e indefinicion”. De acuerdo con el ejecutivo, los principales afectados por la dilación adoptada por la CRC y el Ministerio de las TIC serán los usuarios. “El aplazamiento de la decisión, limita la oferta de productos y servicios y el desarrollo del sector – incluyendo 5G - por parte de otros operadores.  Esto no solo afecta al sector; afecta a los usuarios y propende por precios más altos; perjudicando el acceso de los colombianos a servicios móviles”.

Juan Carlos Archila, presidente de América Móvil Colombia, empresa a la que pertenece Claro, había dicho sobre el asunto: “este es un tema que se debería decidir en un regulador técnico y con la evidencia y no como resultado de presiones mediáticas y políticas. (...) El 30 de mayo se aprobó en el Congreso la Ley de Modernización de las TIC. Una vez esta Ley sea sancionada, la actual CRC se extinguirá para dar paso al nuevo ente regulador convergente e independiente, en línea con las recomendaciones de entes internacionales como la OECD".

Avantel, el cuarto jugador en el mercado de datos, por su parte, manifestó: "una decisión de la CRC reconociendo la dominancia y definiendo remedios regulatorios significará un avance importante en la transformación y dinamización del sector TIC que sumado a la aprobación de la Ley de Modernización del Sector crea condiciones favorables para incentivar la inversión, dinamizar la economía con mejoras en la productividad y competitividad de las regiones, promover la generación de empleo y en general dotar al país de bases regulatorias sólidas para el avance de la digitalización de la economía, favoreciendo en primer lugar a los usuarios, quienes en el muy corto plazo podrán tener acceso a una mejor oferta de productos y servicios".

Nota del editor: Este artículo fue actualizado para incluir la posición del presidente de Tigo Une y de Avantel.