19 Jul 2021 - 4:54 p. m.

Economía colombiana habría crecido 13,6 % en mayo, según el DANE

La cifra mostró una contracción de 5,8 % respecto al mes pasado y se convirtió en la primera tasa intermensual negativa en nueve meses.

Redacción Economía

Redacción Economía - Negocios

El Indicador de Seguimiento a la Economía (ISE), que anticipa la dinámica productiva, creció 13,6 % en mayo de 2021, de acuerdo con las estadísticas del DANE. La cifra mostró una contracción de -5,8 % respecto al mes pasado y se convirtió en la primera tasa intermensual negativa en nueve meses.

Lea también: La ilusión de la prepandemia: ¿basta con recuperar una cifra?

Dado que en mayo el crecimiento económico se redujo a la mitad, solo aportó 2,6 puntos porcentuales al Producto Interno Bruto (PIB) de lo corrido del año, que acumula un valor de 8,2 % año corrido con corte a mayo, fundamentalmente por los 4,9 puntos porcentuales de abril.

Vale la pena recordar que los analistas esperaban un crecimiento del ISE de entre 10,5 % y 17,3 % para mayo de este año.

Las tres ramas de actividad que más contribuyeron al crecimiento de la economía fueron comercio, transporte, almacenamiento, alojamiento y servicios de comida, seguidas por actividades artísticas, de entrenamiento y recreación, y finalmente administración pública y defensa, educación y salud humana. En sumas estas participaron con un aumento de 9,2 puntos porcentuales.

De acuerdo con el director del DANE, Juan Daniel Oviedo, “para mayo las actividades que forman parte del sector terciario fueron las que más impulsaron la economía al contribuir con 11,1 puntos porcentuales”. De hecho, las actividades terciarias crecieron a una tasa de 15,5 % en mayo de 2021 respecto a 2020, cuando había una contracción de 13,5 %, aunque caen respecto a lo visto en abril pasado (23 %).

Según el DANE, en mayo del año pasado las actividades terciarias (68 % de la economía) funcionaron a 84 % de su capacidad de agregación de valor (100,4 %), pero en marzo alcanzaron una capacidad equivalente a la vista en febrero de 2020 antes de la pandemia. Sin embargo, las afectaciones por el tercer pico de la pandemia en abril y el paro nacional en mayo redujeron la capacidad de agregación de valor a 97,1 %.

Las actividades secundarias relacionadas con manufactura y construcción (19 % de la economía), por su parte, contribuyeron apenas con 2,3 puntos porcentuales y también mostraron una contracción intermensual de -16,9 respecto a abril, similar a la del año pasado cuando comenzó la pandemia. Para mayo crecieron a una tasa de 14,7 % frente a la caída de -28,9 % del año pasado.

Oviedo destacó que, aunque en abril manufactura y construcción tenían una capacidad de agregación de valor superior a la de 2020, para mayo de 2021 cayeron nuevamente y nos devolvieron a los niveles vistos en junio y septiembre del año pasado (84,2 %) por cuenta del paro nacional.

Finalmente, las actividades primarias, es decir extractivas del sector agropecuario y minero (13 % de la economía), solo aportaron 0,2 y mostraron un crecimiento anual de 1,8 %, muy inferior al 13 % registrado en abril, lo que significa una caída de -9,9 % intermensual. Estas también tuvieron un retroceso de casi 10 meses en la capacidad de agregación de valor.

“Los efectos que tuvo el paro nacional sobre la dinámica de reactivación económica son bien importantes, principalmente en las actividades secundarias y primarias, cuando en abril habíamos observado un importante impulso”, explicó Oviedo.

Por sectores, los que más crecimiento tuvieron fueron comercio al por mayor y al por menor, transporte y almacenamiento, alojamiento y servicios de comida (32,3 %), industrias manufactureras y construcción (14,7 %) y actividades profesionales, científicas y técnicas, así como actividades de servicios administrativos y de apoyo (14,4 %).

Pero si se miran respecto al mes anterior todas tienen contracciones, excepto actividades inmobiliarias (0,5 %). Las más grave son la de las industrias manufactureras y construcción (-16,9 %) y la de las actividades agropecuarias y explotación de minas y canteras (-9,9 %).

Recordemos que la economía colombiana había presentado resultados de crecimiento anual negativo en enero (-4,2 %) y febrero (-3,6), lo cual era natural porque nos estábamos comparando con unos meses prepandémicos que además estaban mostrando tasas de crecimiento bien importantes porque la economía tenía un gran empuje antes de la pandemia. Ya en marzo y en abril tuvimos crecimientos positivos de 11,9 % y 29 %, respectivamente (este último revisado al alza).

Colombia estaba en el top 3 de países de la región por crecimiento con Perú y República Dominicana por encima de Chile y México antes de la pandemia.

Comparte: