17 Mar 2020 - 1:06 p. m.

Ecopetrol se aprieta el cinturón para enfrentar baja de precios del petróleo

La compañía anunció recortes en costos y gastos por $2 billones y en inversión por US$1.200 millones debido a que la cotización del crudo desciende de los niveles mínimos para que la compañía entregue resultados.

Redacción Economía.

Imagen de referencia. / Getty Images
Imagen de referencia. / Getty Images

Ecopetrol anunció este martes una serie de medidas para enfrentar el choque derivado de la baja en los precios internacionales del petróleo, que este año han registrado una baja de 40 % para el Brent (frente a los de cierre de 2019).

La compañía planea recortar $2 billones en costos y gastos, de cara a mejorar la competitividad de la empresa, que ha reportado que puede ofrecer resultados con un Brent que se hunda hasta US$30. Si bien ayer el petróleo cerró con US$30,05, pero en varios momentos de las negociaciones del lunes estuvo por debajo de este nivel. Para las 7:30 a.m. de este martes, la cotización del crudo se encontraba en US$29,85.

Lea también: Empresas pequeñas, primeras víctimas de guerra petrolera

El recorte de gastos, según un comunicado de la empresa se hará “adoptando con efecto inmediato, medidas de austeridad, priorización de actividades operativas, administrativas y control de gastos operacionales, como restricción de viajes, viáticos, patrocinios, participación en eventos, entre otros”.

La empresa no ha anunciado recorte de personal de planta, pero se anticipa que la petrolera modifique o termine su relación con algunos contratistas.

Ecopetrol también planea reducir US$1.200 millones en su plan de inversión de 2020, lo que la lleva a operar en este sentido con un rango entre US$3.300 millones y US$4.300 millones, según se lee en el comunicado, en el que dice a renglón seguido que estas medidas “se orientan a intervenir oportunidades de inversión en etapas tempranas de maduración, buscando preservar la producción y la caja, y salvaguardando inversiones en integridad y confiabilidad, así como compromisos de inversión social ya efectuados”.

Sobre los recortes en inversiones, una fuente de la empresa aclaró que “la idea es no afectar produccion, sino proyectos que hasta ahora están en primeras etapas”.

La junta directiva de la petrolera también propone un nuevo esquema de pago de dividendos, que se detalla así: “Un primer pago del 100% del dividendo a accionistas minoritarios y 14% del dividendo al accionista mayoritario, a realizarse el 23 de abril de 2020, y el pago del restante 86% del dividendo para el accionista mayoritario, en el segundo semestre de 2020”. El accionista mayoritario es la Nación.

Vale la pena recordar que en la más reciente asamblea de accionistas, realizada a finales de marzo, se acordó distribuir utilidades de la compañía en $225 por acción: un dividendo ordinario, que equivale a $169 por acción, y uno extraordinario de $56. En ese momento se acordó que al accionista mayoritario se le pagaría en tres cuotas: los días 25 de abril (50% del dividendo ordinario), 25 de junio (50% del dividendo ordinario) y 25 de septiembre de 2019 (100% del dividendo extraordinario), informó la compañía.

Lea también: La caída del precio del petróleo debilitará las finanzas públicas

El plan de dividendos estipulaba la repartición de $9,25 billones, el monto más alto en los últimos cinco años.

De acuerdo con la compañía, las medidas anunciadas este martes le permiten “continuar mitigando riesgos asociados a fluctuaciones de precios del crudo y minimizar riesgos asociados a escenarios de estrés de liquidez”, se lee en el comunicado. La compañía seguró que tiene a su disposición líneas de crédito comprometidas por US$665 con bancos internacionales y “se encuentran acordados los términos para una facilidad comprometida adicional por COP$ 990.000 millones con la banca local, la cual se encuentra en proceso de autorización por parte del Ministerio de Hacienda y Crédito Público”.

En febrero de este año, la compañía reportó sus mejores resultados en seis años, luego de que durante 2019 alcanzara $13,3 billones de utilidad neta. Para el año pasado, la empresa obtuvo un ebitda (utilidades antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones) de $31,1 billones y un margen de 44 %.

La compañía anunció recortes en costos y gastos por $2 billones y en inversión por US$1.200 millones debido a que la cotización del crudo desciende de los niveles mínimos para que la compañía entregue resultados.

Recibe alertas desde Google News