Publicidad
30 Jan 2022 - 4:10 p. m.

El Índice de Costos de Construcción de Vivienda creció 6,87 % en 2021

Se estima que el precio de los materiales creció un 9,2 %, mientras que la mano de obra y la maquinaria 3,02 % y 1,56 %, respectivamente.
Algunas constructoras decidieron pausar la construcción de los proyectos, esperando a que los precios de los materiales bajen.
Algunas constructoras decidieron pausar la construcción de los proyectos, esperando a que los precios de los materiales bajen.
Foto: archivo

El golpe inflacionario registrado en 2021 también se sintió en el sector de la construcción. Así lo detalló el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) al informar que el año pasado el índice de Costos de Construcción de Vivienda (ICCV) creció 6,87 % con relación a 2020.

Hay que tener en cuenta que este resultado es 2,49 puntos porcentuales más alto que el obtenido en 2020, y 1,25 puntos porcentuales superior al crecimiento que tuvo el Índice de Precios al Consumidor (IPC), que fue del 5,62 %.

Lea también: Gobierno anuncia continuidad del programa “Mi Casa Ya” durante 2022

El DANE también precisó que algunos insumos registraron un incremento considerable en su precio, como es el caso de los alambres, que aumentaron en un 28,34 %. A estos les siguen los hierros y aceros (22,86 %). En contraste, acabados como las alfombras consolidaron una disminución del -3,09 %.

Gremios como Camacol ya habían anticipado esta fuerte subida a El Espectador, explicando que la misma se debe principalmente a los problemas logísticos (la denominada crisis de los contenedores) y escasez de productos, como el hierro.

Le puede interesar: Si 2021 fue el año de la construcción de vivienda, 2022 será el de los retos

Para atender este panorama, en un escenario donde han ganado protagonismo las Viviendas de Interés Social (VIS, que en ciudades como Bogotá su precio no puede exceder al equivalente a los $150 salario mínimos), muchos proyectos han decidido pausar la ejecución de las obras, esperando a que los precios bajen. Otros han hecho esfuerzos para iniciar las construcciones, pero aumentando los precios para alcanzar un equilibrio financiero.

Las ciudades en donde más se evidenció un incremento en los costos de construcción de vivienda fue Armenia, al cerrar 2021 con un alza del 8,39 %. A esta la siguen Bucaramanga (8,30 %), Pereira (8,03 %), Cali (7,75 %) y Cartagena (7,74 %). Por su parte, las ciudades que menos aumentaron los costos fueron Santa Marta (4,38 %), Pasto (5,34 %), Bogotá (2,93 %), Cúcuta (3,58 %) y Medellín (6,56 %).

La construcción de vivienda, especialmente la de interés prioritario y social, sigue siendo uno de los grandes retos, tanto para el gobierno como para las constructoras. Esto porque el déficit cuantitativo y cualitativo de la vivienda en el país sigue siendo considerable.

Los subsidios de vivienda que ha ofrecido el Gobierno, las cajas de compensación familiar y las administraciones distritales han demostrado ser un gran estímulo para la adquisición de vivienda, pues desde hace años atrás se vienen registrando máximos históricos en la venta de casas y apartamentos.

Se espera que 2022 sea un año cargado de retos para esta actividad económica, especialmente por los problemas logísticos y escasez de algunos insumos. Hay quienes esperan que esta crisis sea tan solo temporal, y que este renglón de la economía cierre el año con alrededor de 250.000 unidades vendidas.

Síguenos en Google Noticias