Duplican la inversión por jugar con el celular

El limbo jurídico del multinivel Merlim Network: colombianos se registran por Panamá

En Barranquilla 200 ciudadanos denunciaron una presunta estafa. Aunque la empresa dice que desde enero de 2017 retiraron el servicio dentro del país, El Espectador revela las formas cómo la red de mercadeo sigue activa en Colombia.

Afiliarse en Merlim cuesta entre US$330 y US$930.Istock.

Fuertes tensiones se vivieron este fin semana en Barranquilla, luego de que más de 200 personas denunciaran estafas y protestaran en las oficinas de Magitek, una empresa colombiana que hace aplicaciones móviles, con sede en esa ciudad, y que también es propietaria de la red de mercadeo Merlim Network. El diario El Heraldo indicó que las protestas se debieron a un mensaje de Whatsapp según el cual “ya no se iban a entregar los incentivos pactados y que a partir del momento todo les quedaba en cero”.

Merlim es un multinivel que cobra una membresía de entre US$330 y US$930 por acceder a juegos para celular creados por Magitek, y con tan sólo jugar media hora al día pagan entre US$4 (por la membresía de US$330) y US$11 (por la membresía de US$930). De manera que, en tan solo 180 días, luego de los cuales se debe renovar la suscripción, se duplicaría lo invertido (ganancias de US$720 o de 118 %).

Además de dar dinero por jugar con el celular, que según los promotores del multinivel se hace para darles tráfico a las apps de Magitek, también dan comisión por afiliar a otras personas. En su página hablan de planes de compensación por vincular nuevos miembros: pagan más de US$40 por afiliar a dos personas y que éstas hagan lo mismo.

El problema con los bonos por afiliar es que no son permitidos en Colombia. De hecho, en julio pasado las autoridades colombianas ya habían hecho esta advertencia sobre Merlim: el superintendente de Sociedades, Francisco Reyes Villamizar, dijo que para que “una sociedad funcione como multinivel, la compensación o beneficio económico que decida pagar al vendedor independiente debe corresponder proporcionalmente a sus ventas y no ser entregado por el solo hecho de vincular nuevas personas a la red comercial”.

Asimismo, la entidad alertó que “Merlim Network no es una sociedad vigilada por la Supersociedades y tampoco está autorizada para realizar ningún tipo de mercadeo multinivel o venta directa en el país”.

En abril de este año, El Espectador consultó a los directivos de Magitek a propósito de estás fricciones jurídicas. Sobre su estado dentro del país, la firma respondió que “Merlim ya no opera en Colombia desde enero de 2017. Como parte de nuestra estrategia de expansión global, decidimos no enfocarnos únicamente en este país. Para esto pusimos en conocimiento de la Superintendencia de Sociedades nuestros objetivos empresariales; desde este ente nos pidieron hacer actualización de nuestro objeto social en Cámara de Comercio y finalmente dejó de ser parte del portafolio de proyectos de Magitek Internacional S.A.S. en Colombia”.

Sin embargo, aunque Magitek sostenga que ya no opera en Colombia, El Espectador conoció casos que revelan que hay varios colombianos vinculados a la empresa y que siguen afiliando en el país.

La información que recolectó este diario por medio de cuatro charlas informativas y de las conversaciones con los promotores de esta red de multinivel, dan cuenta de que los colombianos se inscriben a través de Panamá. Es decir, en el formulario que aparece en www.es.merlim.network se registran como residentes panameños. Cuando les piden colocar el domicilio, los promotores recomiendan: “Busca algún Starbucks en Google y pon esta dirección”.

Los casos que se conocieron dan muestra de que es un multinivel que está tomando fuerza entre los universitarios, en especial los de la Universidad de los Andes (donde se encuentran los de mayor rango que este diario conoció). Además, en zonas como Unilago, en Bogotá, también está en furor.

En abril de 2017, este diario les preguntó a los directivos de Magitek si eran conscientes de que hay personas en Colombia que promocionan el modelo de Merlim y si saben cuántas son. La firma respondió: “Hemos tomado conciencia y no podemos decir una cantidad exacta”.

También se les indagó si han tomado o piensan tomar alguna medida en contra de estas personas que promueven el multinivel. “En el mes de enero se envió un comunicado interno a las personas que formaban parte de los afiliados de Colombia, en el que (se) indicaba la decisión de no seguir con el proceso y parar la promoción de Merlim Network”.

Sin embargo, las tensiones del pasado fin de semana en Barranquilla dan cuenta de que, aunque el servicio no esté habilitado en el país, sí hay colombianos que hacen parte del multinivel. Asimismo, el diario barranquillero El Heraldo publicó un video que muestra que también se han realizado denuncias de algunos afiliados en Ecuador.

Otro punto llamativo es que desde el fin de semana pasado la página de Merlim tiene un anuncio emergente habilitado sólo para algunos países, como Colombia: “Los servicios de merlim.network y/o la misma plataforma comercial Merlim Network no se encuentran disponibles para Colombia, Eritrea, Venezuela, Guayana Francesa, Etiopía, Afganistán y Corea del Norte, y por ende, no podrán ser utilizados en estos países o en aquellos que no figuran en la lista de países al momento del registro a Merlim Network como Afiliado. Por ello, si haces clic en Aceptar, no asumimos responsabilidad que merlim.network no funcione…”, dice el comunidado.

Las manifestaciones dieron como resultado la captura y posterior liberación de dos directivos de la compañía Magitek. Asimismo, la Policía decomisó algunos equipos, y se dispuso a la Unidad de Delitos contra el Patrimonio y de Delitos Informáticos de la Sijín para revisar la información en la página web de Merlim Network.