“El pilar de Bogotá Fashion Week es darle impulso a los negocios”: María Paz Gaviria

Noticias destacadas de Economía

Hoy arranca la cuarta edición de la semana de la moda de Bogotá. El evento contará con la participación de 130 diseñadores y marcas y buscará reactivar el sector mediante tres plataformas en las que el consumidor podrán adquirir productos.

En 2019, 35.000 empresas del sector moda se registraron ante la Cámara de Comercio de Bogotá. 27.045 en prendas de vestir, 6.593 en cuero, calzado y marroquinería y 1.631 en joyería y bisutería. La industria aporta el 1,3 % del PIB y genera más de 324.631 empleos directos y las exportaciones están valoradas en más de US$2.800 millones.

La Cámara creó Bogotá Fashion Week (BFW) para contribuir a posicionar la industria en el país y en el mundo, impulsar el talento creativo de los diseñadores emergentes y consolidados, y fortalecer sus marcas y ampliar su mercado.

La cuarta edición del evento estaba programada para mayo, sin embargo, la emergencia causada por el coronavirus hizo que se aplazara. BFW, que se realizará desde este 30 de septiembre y hasta el 3 de octubre, está enfocado en la reactivación económica del sector, pues a diferencia de 2019, las cifras de 2020 reflejan las afectaciones.

Lea también: Reactivar el sector moda, el objetivo de Bogotá Fashion Week 2020

De acuerdo con la entidad, al 31 de agosto estaban activas 25.581 empresas (20.017 de prendas de vestir, 4.457 de cuero, calzado y marroquinería y 1.107 de joyería y bisutería) 20 % menos que en 2019. Entre enero y agosto se han creado 3.069 empresas, es decir, 31 % menos que el año anterior.

Así las cosas, la cuarta edición, en la que participarán 130 diseñadores y que tiene un concepto de inclusión, diversidad y sostenibilidad, se centró en la reactivación de las ventas mediante tres plataformas. María Paz Gaviria, gerente de plataformas de la Cámara de Comercio de Bogotá, cuenta de qué se tratan y qué novedades tendrá el evento en su versión 2020.

¿Desde la Cámara de Comercio de Bogotá cómo han visto las afectaciones para el sector de la moda?

El sector moda ha sido uno de los más afectados en esta coyuntura por el cambio en el consumo. Adicionalmente, han tenido cierres de sus espacios de venta física y de sus talleres que han frenado tanto la producción como la ventas de moda.

¿Por qué se eligió la realización del evento del 30 de septiembre al 3 de octubre?

Se seleccionaron acordé a lo que habíamos establecido como una reactivación del sector y acordé con los calendarios internacionales de moda. Por eso, la realizamos en esta coyuntura.

¿Qué tiene de especial esta cuarta edición de Bogotá Fashion Week?

Lo primero es que es la plataforma de circulación y de negocios de moda de la Cámara de Comercio de Bogotá. Es un modelo único a nivel internacional. Lo que tiene de particular esta semana de la moda es que obedece a un proceso que estamos llevando a cabo desde octubre de 2019. Aumentamos de casi 40 diseñadores emergentes a 130 de los mejores diseñadores consolidados, emergentes y una nueva categoría para nuevos talentos del país para esta versión. El pilar de la plataforma es darle impulso a los negocios con el fin posicionar a nuestro país como un lugar y un destino para la moda. La edición que veremos la adaptamos al universo digital.

¿Cómo fue la elección de los 130 diseñadores participantes?

En el segundo semestre del año abrimos una convocatoria para que se postularan los diseñadores participantes, se postularon casi 400 marcas. La elección se hizo con los consultores nacionales e internacionales. Equipo liderado por Fabián Hirose, management Consulting.

¿Cuáles fueron los temas que abordaron en las más de 1.300 horas de consultoría y acompañamiento a las empresas y diseñadores?

Hemos tenido módulos presenciales y espacios adaptados a las necesidades de cada una de las marcas presentes en este BFW. Son consultorías especializadas en moda. Adicionalmente, a lo largo del último año estuvimos trabajando en abrir espacios de formación, de actualización de estrategias y tendencias para la moda. Por ejemplo, cómo los empresarios del sector podían adaptarse a esta coyuntura o cómo se puede establecer una estrategia internacional, desarrollar colecciones coherentes y cómo establecer diferentes estrategias de venta y posicionamiento en esta coyuntura.

¿En algún momento se contempló la idea de cancelar la edición 2020?

No. Desde el comienzo seguimos adelante con el proceso del BFW ajustando el acompañamiento especializado y la formación a la coyuntura y planteando estrategias contundentes para la reactivación del sector.

¿Cuáles son las diferencias entre la versión presencial que se iba a realizar y la que se presenta por la coyuntura?

El impulso a los negocios siempre fue el pilar fundamental de esta plataforma. Nosotros le apostamos a una promoción de la moda colombiana que cada vez impacte a más audiencias. En la versión presencial se iban a hacer desfiles por segmentos, eso se plasmará en la virtualidad a través de material audiovisual.

Ustedes dijeron que esta edición estaría enfocada en la reactivación económica del sector. ¿Cómo lo harán?

Establecimos tres estrategias para la reactivación de los negocios con posibilidades de venta a corto y a largo plazo. En esa medida, tenemos dos estrategias B2C. En la primera, hicimos una alianza con la plataforma Soy Helena para que los diseñadores ofrezcan colecciones pasadas y piezas únicas a precios muy especiales. La segunda estrategia es Bazzarbog, una plataforma de comercio electrónica gratuito de la Cámara de Comercio de Bogotá, para que los empresarios recuperen el flujo de caja a través de la venta de productos no convencionales con respecto a su portafolio habitual. Estas dos estrategias van directamente al consumidor final.

La otra es una alianza con Joor, una de las principales plataformas de negocios para venta al por mayor en el mundo. Es la primera vez que hacen una alianza con un evento en América Latina. Durante tres meses, comenzando el 1 de octubre y hasta diciembre, los diseñadores podrán participar en Joor, en la que se podrán conectar con más de 200.000 compradores mayoristas.

La Cámara ha realizado a lo largo de este año conversatorios virtuales...

Curiosamente, la virtualidad ofrecen una oportunidad para democratizar algunos de los sectores que tenemos priorizados desde la Cámara de Comercio. Esto permite conectar audiencias muy amplias.

¿Mediante qué plataforma se desarrollará el evento y qué parilla tendrá?

Todo el contenido es gratuito y estará disponible en nuestra página web www.bogotafashionweek.com.co. Tendremos 12 presentaciones de algunos diseñadores internacionales invitados y nacionales mediante videos. Los 130 diseñadores están divididos en 13 segmentos, como joyas, novias, bisutería y calzado. También tendremos seis charlas con agentes internacionales de la industria y nueve conversatorios con líderes de la escena nacional.

Además de voces tradicionales de la industria nacional, este año participarán otros líderes del sector.

Este año tenemos una apuesta por la inclusión, la diversidad y la sostenibilidad. Buscamos hacerlo a través del proceso de acompañamiento y buscando su implementación en sistemas ecológicos, culturales y financieros en el sistema moda y también mostrando la responsabilidad que tienen los ciudadanos y los sectores públicos y privados para lograrlo. Muchos de los temas de estas conversaciones tienen que ver con estos modelos. Nuestros relatos de Bogotá Fashion Week tienen que ver con esos procesos de inclusión en la moda colombiana de quienes se han dedicado a observar, analizar y comentar la laboral de la industria.

Lila Ochoa, fundadora de la revista Fucsia hablará con Alicia Mejía, fundadora de Colombiamoda; la periodista Luz Lancheros estará en conversación con el experto en tendencias Gustavo Prado; Pilar castaño hablará con Esteban Cortázar sobre procesos de innovación en esta coyuntura, entre otros.

¿Para usted qué representa la moda?

La moda tiene que ver con la identidad que nosotros establecemos para nosotros mismos, tiene que ver con nuestra expresión y proyección hacia una sociedad. Desde el colectivo la moda refleje las costumbres, los procesos, la ideología, las tradiciones de un país. A través de la moda tenemos la posibilidad de promover procesos innovadores, una producción y un consumo sostenible. La moda tiene la posibilidad de unirnos.

En 2019, BFW esperaba concretar negocios por US$600.000. ¿Tienen alguna expectativa para 2020?

No. No tenemos establecida una cifra exacta, pero lo que hemos visto en alguna de las otras plataformas de la Cámara de Comercio de Bogotá es que tenemos una posibilidad de ampliar el universo de compradores internacionales invitados. Eso nos permitirá crecer en las cifras de negocios realizados.

Comparte en redes: