Publicidad
31 Jul 2021 - 2:00 a. m.

Empleo en Colombia: una recuperación a medias

La creación de puestos está en gran parte en sectores como comercio y transporte. Sin embargo, las mujeres rurales son el único grupo que no se está beneficiando de la reactivación.
María Alejandra Medina

María Alejandra Medina

Editora Sección Mundo
Las mujeres rurales son el único grupo que suma al desempleo y la inactividad. / Óscar Pérez
Las mujeres rurales son el único grupo que suma al desempleo y la inactividad. / Óscar Pérez
Foto: El Espectador - Óscar Pérez

Las cifras del mercado laboral de junio, reveladas ayer por el DANE, muestran algunos de los efectos de la reactivación de las actividades económicas. Según el reporte, en el sexto mes del año, 2,2 millones de personas encontraron empleo, en comparación con el mismo periodo de 2020. Por otro lado, 1,06 millones de personas salieron del desempleo, mientras que otras 721.000 lo hicieron de la llamada inactividad, es decir, pasaron de actividades exclusivas como el estudio o los oficios del hogar a formar parte de la fuerza laboral, ya sea porque encontraron empleo o lo están buscando.

Le puede interesar: Desempleo en Colombia se ubicó en 14,4 % en junio de 2021

Los datos fueron bien recibidos por los gremios. “No cabe duda de que la reactivación, en conjunto con la vacunación, ha sido definitiva en las mejores cifras del mercado laboral en Colombia. El proceso de vacunación debe seguir a toda marcha para continuar salvando empleos”, dijo Bruce Mac Master, presidente de la ANDI. Para Rosmery Quintero, presidenta del gremio de las pequeñas y medianas empresas Acopi, las cifras son “buenas noticias”. Destacó la recuperación de sectores como el comercio y el transporte, pues fueron de los más afectados por la pandemia y posteriormente por los efectos de los bloqueos. En conjunto se recuperaron cerca de 900.000 empleos en esas actividades.

Sin embargo, Juan Daniel Oviedo, director del DANE, fue enfático en que aún queda mucho por hacer para alcanzar, al menos, los niveles prepandemia. Por ejemplo, aún se deben recuperar dos millones de trabajos para lograr el nivel de ocupación que se vio en junio de 2019. Además, persiste una de las constantes del mercado laboral colombiano, agravada por la pandemia: la brecha entre hombres y mujeres. De los dos millones de puestos que faltan por recuperar (en relación con 2019), añadió el director del DANE, 1,4 millones son puestos que ocupaban las mujeres y 600.000, los hombres.

Un grupo en particular llama la atención: las mujeres rurales. Ellas forman el único grupo (por ubicación y sexo) en el que aumentó el desempleo entre junio de 2020 y junio de 2021: cerca de 30.000 mujeres quedaron en esta situación. Además, son las únicas personas que sumaron en la inactividad, pues más de 150.000 mujeres rurales salieron de la fuerza laboral, probablemente para dedicarse a labores de cuidado. “Este elemento debe ser analizado a profundidad por los especialistas para ver qué está sucediendo y qué acciones de política se deben tomar para que las mujeres puedan enfrentar estos techos o barreras”, advirtió Oviedo.

Para Ángela Penagos, directora de la Iniciativa en Sistemas Agroalimentarios de la Universidad de los Andes, estas mujeres “son las vulnerables en las zonas rurales, los programas de protección deben ser para estas mujeres fundamentalmente y pensar que sean de más largo plazo”. Habla de la necesidad de un programa de protección a la mujer rural, no solamente desde el Ministerio de Agricultura, sino de la mano de herramientas como Ingreso Solidario.

Otro punto que debe llamar la atención es la informalidad, pues es allí en donde más está creciendo la ocupación. La tasa de informalidad en las 13 principales ciudades pasó del 45,3 al 47,3 %. Al respecto, Mac Master señaló: “No se pueden olvidar los problemas estructurales que tiene el país en la materia, si se observa que la mayor destrucción de trabajo se dio en la formalidad. No solo hay que rescatar los empleos perdidos a causa de la pandemia, no se pueden olvidar las medidas para generar empleo de calidad y en mayor proporción”.

Frente a las cifras, el ministro de Trabajo, Ángel Custodio Cabrera, destacó las medidas que se han adoptado para promover el empleo juvenil (la tasa de desempleo pasó del 29,5 al 23,3 % al comparar el trimestre abril-junio de 2020 con el mismo período de este año). Entre estas está el subsidio del 25 % de un salario mínimo cuando se contrate a una persona joven (entre 18 y 28 años), una estrategia que se plantea prolongar a través de la reforma tributaria que en este momento se tramita en el Congreso. El ministro Cabrera, por cierto, se mostró optimista y aseguró que el próximo año podremos estar viendo una cifra de desempleo para el total nacional de un solo dígito.

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.