Publicidad
24 May 2022 - 1:10 p. m.

Crearon un catálogo ecológico que visibiliza emprendimientos verdes en Colombia

Una idea de negocio que ayuda a conectar a sus clientes con la naturaleza, cambiando sus hábitos de consumo por unos más sostenibles que además ayuden a preservar el medio ambiente.
Ellos son Alexandra Salvador y José Corredor, los emprendedores que le apuestan a la conservación del medio ambiente, a través de catálogos que promueven la sostenibilidad con productos ecológicos.
Ellos son Alexandra Salvador y José Corredor, los emprendedores que le apuestan a la conservación del medio ambiente, a través de catálogos que promueven la sostenibilidad con productos ecológicos.
Foto: Tomada de instagram Ecotalogo

“Nuestra historia inicia en el año 2003. Siempre quisimos tener una buena relación con el planeta y entendimos que debíamos hacer algo desde nuestro lado para aportar a este bien común. Empezamos a ver cómo estaba cambiando nuestro entorno, viendo noticias, documentales e historias en las que había una conexión muy fuerte. Allí nos dimos cuenta del impacto que como seres humanos estamos teniendo en el medio ambiente.

Esto hizo que quisiéramos tomar una acción de forma diferente, creando un espacio en donde todas las personas encontrarán la forma de disminuir este impacto y recobrar la conexión entre la naturaleza y nosotros como seres humanos, así fue que fundamos Ecotalogo Catálogo Ecológico. En 23 preguntas para emprendedores y sus emprendimientos de El Espectador, hablamos con los emprendedores que están detrás de esta idea de negocio y esto fue lo que nos contaron:

1. ¿Cuántos años tengo? ¿Qué estudié?

Alexandra Salvador Sanabria, 34 años profesional en Publicidad y Mercadeo con énfasis en Marketing Digital.

José Corredor, 37 años tecnólogo en Gestión ambiental y Servicios públicos e Ingeniería Ambiental.

2. ¿Cuál fue mi idea y cuándo nació? ¿Qué fue lo que creé?

La idea nació gracias a unas capacitaciones que daba José para una entidad financiera sobre el cuidado del medio ambiente, cuando llegaba a la parte de recomendaciones para disminuir nuestro impacto no pasaba de las buenas prácticas como cerrar la llave, apagar la luz o sembrar un árbol, pero él quiso ir más allá y empezó a investigar si había productos en el mercado que pudiéramos utilizar en nuestro día a día y que no generarán un impacto tan grande en el planeta, encontró muchos pero en otros países, así que se puso a la tarea de buscar buenas ideas ecológicas en Colombia y fue recopilándolas poco a poco a finales de 2017.

Por todo esto se nos ocurrió la idea de crear un catálogo ecológico y decidimos invertir en nuestro hosting y dominio, ese fue el primer paso. Con la información que se recolectó, decidimos poner todos los productos ecológicos en un solo lugar buscando que los emprendedores no se dieran a conocer solos sino que atrajeran clientes de manera grupal, donde ellos mismos pudieran decidir cuál producto era el ideal para sus necesidades.

3. ¿Cómo logré hacerla realidad y llevarla a los hechos?

Dimos un salto de fe en el momento en el que compramos el dominio y el hosting, no teníamos ni idea de como construir un sitio web y menos un e-commerce, empezamos a estudiar, ver tutoriales, hacer la negociación con los proveedores, sacar las fotos de los productos, definir la plataforma de pago, la logística de envío, hacer las descripciones y así comenzamos, dando ese salto, tomando la decisión que nos llevaría a la construcción de este sueño.

Si está buscando más historias de emprendimientos, sus creadores y creadoras están aquí, en Emprendimiento y liderazgo de El Espectador.

4. ¿De dónde saqué la plata para ponerla a andar y cómo la pagué?

Inicialmente fueron recursos propios , trabajábamos de forma independiente como consultores, ahorramos y de ahí empezamos a invertir en nuestro negocio.

5. ¿Qué estoy logrando con mi emprendimiento? ¿Qué estoy cambiando con mi idea?

Estamos logrando que las personas vean este tipo de productos como algo accesible, que les sirve para ahorrar dinero y de paso a cuidar el planeta. Estamos logrando darle mayor exposición a emprendedores verdes que han puesto su alma y corazón en sus productos y marcas.

Queremos dejarle un legado a las generaciones que vienen, luchar contra el cambio climático, la deforestación, la contaminación de los cuerpos de agua, disminuir el plástico de un solo uso, ahorrar agua y energía y así mitigar el impacto que estamos generando en este planeta.

6. ¿Soy feliz?

Sí somos muy felices, no ha sido una tarea sencilla tener nuestra empresa, es todo un reto seguir adelante con la idea porque muchas personas aún no entienden lo que hacemos o los productos que tenemos, pero cuando llega un cliente y empieza a aprender que él o ella son actores fundamentales en este cambio es muy gratificante la energía que nos entregan a cambio. De manera que cuando estamos muy cansados sentimos una sensación de logro cumplido con cada cliente que queda consciente y feliz de lo que hacemos con nuestra empresa.

7. ¿Vendería mi emprendimiento, mi empresa?

Sí, creo que somos emprendedores seriales, y cuando esta idea se haya desarrollado lo suficiente y esté ayudando a muchas personas a generar ingresos, estaríamos dispuestos a venderla para que con ese capital ayudemos a empresas que estén en la situación que vivimos hoy en día, dándoles ese impulso para crecer de manera exponencial.

8. ¿Qué tan duro fue para mí emprender?

Realmente fue un proceso que llegó en el momento que era, fluyó naturalmente, lo difícil para nosotros no fue emprender este camino sino mantenerse en el tiempo a pesar de todo.

9. ¿Cumplí mi sueño? ¿Qué me hace falta?

Lo estamos haciendo, hemos aprendido a disfrutar el proceso y eso hace parte de “cumplir el sueño” y en ese proceso sabemos que aún nos falta mucho camino por recorrer. Lograr tener más sedes, más productos, más fuerza de ventas por catálogo y ayudar a muchas familias con nuestra plataforma y seguir creciendo.

También puede leer: Ella emprendió y ayuda a encontrar oportunidades para mamás que no tienen apoyo

10. ¿Y ahora qué? ¿Qué sigue?

Queremos que Ecotalogo esté en las principales ciudades de Colombia, consolidándolo para que se unan a nuestro equipo mujeres cabeza de hogar que quieran vender nuestros productos, como las grandes marcas de venta pero con productos exclusivos y de carácter ecológico.

11. ¿Mi emprendimiento es escalable?

Si, es escalable porque podemos llegar a muchas personas como fuerza de venta a través de ventas por catálogo y por la tendencia del mercado hacia el cuidado del medio ambiente.

12. Para crecer, ¿recibiría inversión de un desconocido? ¿Le cedería parte de mi empresa?

Si recibiría inversión, pero no de un desconocido. No solo queremos que nos aporten capital, sería genial que la persona que se interese en nosotros también nos ayude a hacer crecer la empresa y se reuniera con nosotros de vez en cuando en juntas de accionistas.

13. ¿Qué no volvería a hacer?

Aunque nos puso en el mapa inmediatamente, habernos creado como persona jurídica al principio nos llevó a tener más gastos que entradas, es mejor comenzar como persona natural, cuando ya llegue a cierto número de ventas, sí se debería empezar como persona jurídica.

14. ¿Quién me inspiró? ¿A quién me gustaría seguir?

Más que un quién es un qué, porque estábamos viendo un documental que se llama “Chasing Coral” en Netflix, donde se muestra el daño que está causando la contaminación y el calentamiento global a los corales y en general a la vida silvestre, ese fue el detonante en el momento justo para decir, “debemos hacer algo ya”, y decidimos formar una empresa que aporte directamente con la disminución del impacto ambiental.

Siempre hemos admirado a Leonardo DiCaprio, porque si bien es un actor muy reconocido, también es un activista ferviente de la lucha contra el cambio climático y utiliza su fama para transmitir el mensaje de cuidado del medio ambiente. Aunque a veces pareciera estar como el salmón nadando contracorriente, ha inspirado a muchas otras personas como nosotros que quieren aportar su parte.

15. ¿Fracasé en algún momento? ¿Pensé en tirar la toalla?

Hemos tenido momentos económicos muy retadores, momentos en el que alguna vez dijimos que no podíamos seguir por el ingreso que teníamos, sin embargo es más fuerte el propósito, lo que hicimos fue renovarnos, evaluar qué estaba pasando y tomar acción para levantarnos, sacudirnos y seguir adelante con más fuerza.

Visite la sección de Emprendimiento y Liderazgo de El Espectador

16. ¿Hago parte de algún tipo de comunidad que me ayuda en este camino de emprender?

La Cámara de Comercio de Bogotá ha sido un aliado fundamental para Ecotalogo, brindando asesorías, acompañamiento, consultorías y capacitaciones que nos han llevado a crecer y fortalecer más nuestro negocio. Participamos en la primera edición de Mujeres Tech, la aceleradora de la Cámara de Comercio de Bogotá en su edición 2020.

Pertenecemos al programa Negocios Verdes Innovadores desarrollado por la Alcaldía de Bogotá con la Secretaria de Desarrollo Económico.

17. ¿Lo que estoy haciendo trasciende? ¿Podrá impactar a nuevas generaciones?

Tenemos la firme certeza que Ecotalogo tendrá un impacto a largo plazo en nuestra generación y en las generaciones que vienen, porque podemos ayudarle a las personas a tener hábitos más sostenibles que contribuyen a la disminuir del alto impacto que ha sufrido el planeta en los últimos años y así podamos seguir disfrutando del medio ambiente con un esfuerzo común.

18. ¿Cómo me veo en 10 años y cómo veo a futuro mi emprendimiento, mi empresa?

Con más emprendedores verdes que se quieran integrar a nuestro catálogo ecológico, no solo con puntos físicos en Colombia sino en diferentes puntos de Latinoamérica.

19. ¿Qué papel han jugado mi familia y mis amigos?

Al inicio la familia no creía mucho en la idea y siempre nos estaban recomendando buscar otros trabajos, pero con el tiempo se dieron cuenta lo importante que es Ecotalogo en nuestra vida y así fueron cambiando su posición al respecto. Nos han apoyado de diferentes formas en cada proceso que hemos llevado y sabemos que podemos contar con ellos siempre que lo necesitemos.

Con los amigos siempre hemos encontrado apoyo, sin embargo, también entendimos que no necesariamente son nuestros clientes o audiencia para nuestro contenido, al entender esto fuimos encontrando a nuestros clientes y nuestra comunidad.

Lea también: Ella creó una plataforma para visibilizar la imagen de emprendimientos y startups

20. Yo lo logré. ¿Ayudaría a otros emprendedores a que lo logren?

Claro que sí, Alexa y yo también somos consultores empresariales y si hay emprendedores que necesiten una mano para empezar con su emprendimiento los podemos apoyar en este proceso, Alexa desde la parte de Marketing Digital y Jose desde la parte ambiental.

21. ¿Qué papel jugó mi equipo? ¿Quién es?

A parte de ser esposos también somos equipo en Ecotalogo. Es fundamental tener un coequipero que te levante cuando estás en los momentos más retadores, que te de esa voz de aliento cuando más lo necesitas, que esté presente en los buenos y no tan buenos momentos, nos hemos complementado muy bien y queremos que este equipo siga creciendo con personas que compartan nuestro propósito.

22. ¿Cuál es mi sello personal? ¿Qué me diferencia del resto?

Para nosotros el cliente es el centro de todo lo que hacemos, por eso hacemos todo lo posible por hacerlo sentir parte de Ecotalogo, acompañándolo en cada proceso y convirtiéndolo también en parte de la solución de cara a las dificultades ambientales que estamos viviendo.

23. ¿Qué he aprendido de todo esto?

Hemos aprendido de todo, como emprendedor debes empezar a conocer diferentes partes del negocio sin tener conocimientos previos, debes capacitarte y actualizarte constantemente para seguir creciendo y fortaleciendo tu idea. Hemos aprendido a manejar mejor nuestras emociones, pensamientos y a amar el proceso que hemos vivido y sobretodo el que nos falta por vivir.

Al emprender te enfrentas a ti mismo, empiezas a conocerte más en muchos aspectos de tu vida, por eso debes confiar en ti mismo y en tu equipo de trabajo. “No dejes nunca de aprender”, ese es nuestro mantra, si te caes, te levantes, te sobas y sigues adelante.

También aprendimos a que las condiciones no deben estar perfectas para iniciar algo, algunas veces estas van mejorando en el camino, no está mal iniciar con el mínimo viable. Al mirar hacia atrás nos hemos dado cuenta lo mucho que hemos evolucionado y lo que nos falta por recorrer.

Si conoce historias de emprendedores y sus emprendimientos, escríbanos al correo de Edwin Bohórquez Aya (ebohorquez@elespectador.com) o al de Tatiana Gómez Fuentes (tgomez@elespectador.com). 👨🏻‍💻 🤓📚

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.