Publicidad
6 May 2022 - 7:00 p. m.

Él creó un emprendimiento que le saca el jugo a los datos y los rentabiliza

En el año más duro de la pandemia “multiplicó su facturación por 12 veces con un equipo de alrededor de 20 personas”, dice su fundador.
Carlos Murillo, creador de Dataknow, dice que ya tiene entre sus clientes a marcas como Postobón, Argos, AstraZeneca, Sura, Grupo Éxito y Los Olivos.
Carlos Murillo, creador de Dataknow, dice que ya tiene entre sus clientes a marcas como Postobón, Argos, AstraZeneca, Sura, Grupo Éxito y Los Olivos.
Foto: Cortesía DataKnow

“Muchas empresas en Colombia están desaprovechando el gran valor de sus datos a causa del desconocimiento, la burocracia o el no poder adaptarse a las nuevas tecnologías debido a la ausencia de esta área en las organizaciones o personal capacitado, por ello, algunas empresas colombianas están a toda marcha, apostando por la ciencia de datos y el uso de técnicas como Big Data, analítica de datos y machine learning para estar al día con el llamado ‘nuevo petróleo’. Dataknow es una empresa que gracias a su excelencia, a logrado posicionarse entre el ecosistema tech, con el gran objetivo de democratizar y contribuir a que la ciencia de datos se convierta en una herramienta al alcance de las personas y de las empresas”.

Así nos abordaron para contarnos de un emprendimiento colombiano que va viento en popa en el negocio de los datos y su uso. Por ejemplo, “multiplicó su facturación por 12 veces con un equipo de alrededor de 20 personas y una mayor cantidad de clientes corporativos y algunas de las empresas más grandes de América Latina, superando las expectativas en 2021 con un crecimiento del 50% más que su registro anterior y trabajando fuerte para alcanzar la meta de crecimiento del 60% para 2022″, nos dijeron. Así que entrevistamos a Carlos Murillo, su creador, y esta es su historia en nuestra sección de 23 preguntas para emprendedores y sus emprendimientos.

23 preguntas para emprendedores y sus emprendimientos.

1. ¿Cuántos años tengo? ¿Qué estudié?

Soy Carlos Murillo, soy un colombiano que tiene 37 años, estudié ingeniería en sistemas y computación, tengo una especialización en gerencia de proyecto y actualmente estoy cursando un Senior Management Program in Digital Business.

2. ¿Cuál fue mi idea y cuándo nació? ¿Qué fue lo que creé?

Después de trabajar por más de 12 años en compañías multinacionales de tecnología y viendo el gran auge del aprovechamiento de los datos, pero lo poco que realmente se ha aplicado, y cómo las empresas en Colombia desaprovechan sus datos, decidí fundar DataKnow en el 2018. Una compañía que tiene el propósito de ayudar a las empresas a rentabilizar sus datos y cómo estos de verdad se vuelven un activo exitoso para las empresas, emprendimientos, startups, pymes o cualquier negocio que genere datos.

3. ¿Cómo logré hacerla realidad y llevarla a los hechos?

Renuncié a un gran empleo con una multinacional de Estados Unidos donde contaba con buena estabilidad y beneficios. Pasé de tener un muy empleo a ser un prestador de servicios de mi propia compañía, reduciendo mi salario al mínimo vital para apostar por ese sueño. Al día siguiente de mi renuncia, era el gerente de una empresa de 2 personas que no tenía ni idea qué significaba crear empresa; contábamos con un único cliente, y de eso nos aferramos para continuar adelante. Empezamos a rodearnos y a tocar puertas en todo el ecosistema emprendedor, tanto en el ámbito local como nacional; con entidades como ParqueE, Creame, RutaN, Innpulsa entre otras del ecosistema emprendedor. Seguimos avanzando paso a paso y fuimos entendiendo las complejidades y desafíos de este camino, y hoy no paramos ni de aprender, ni de fallar, pero siempre tenemos como convicción el trabajar con amor y disciplina.

4. ¿De dónde saqué la plata para ponerla a andar y cómo la pagué?

Desde hace un poco más de 8 años, sabía que quería emprender; en ese momento no sabía en qué, pero sabía que debía tener recursos para hacerlo realidad. Mi primer emprendimiento fue vender pijamas con la que en ese momento era mi novia, -hoy mi esposa- y aunque fue un buen negocio y rentable; entendimos después cómo se satura el mercado cuando no desarrollamos canales de distribución. Un año después, el dinero que esto nos produjo lo invertimos en Bitcoin, que en ese entonces costaba unos 1200 dólares; los cuales tiempo después también vendimos con una muy buena rentabilidad.

Me propuse tener un año de mi salario ahorrado y lo logré, gracias a esas inversiones y los ahorros propios que logré obtener de mis anteriores empleos. Este fue el dinero con el cual se dio la tracción inicial, llegando a ser hoy DataKnow una compañía rentable y autosostenible.

5. ¿Qué estoy logrando con mi emprendimiento? ¿Qué estoy cambiando con mi idea?

Hemos logrado impactar la vida de más de 50 personas que hacen parte en la actualidad del equipo Dataknow. Estamos trabajando con compañías muy importantes en Colombia y tenemos como partners a Accenture y SAS. Contamos con presencia internacional en 2021, logrando iniciar nuestras operaciones en México y mantener la exportación de nuestros servicios a países en Centroamérica y Estados Unidos. Estamos próximos a abrir en el mercado europeo, específicamente en Países Bajos.

Más que un cambio de idea, ha sido una evolución que hoy se está volviendo otro emprendimiento llegando a un segmento en las grandes compañías que pocos lograban entender lo valioso que era activarla; pero también queremos llegar y apoyar a la base empresarial del país, que son las Pymes y gracias a esto nace DaKi, un intraemprendimiento pensado para democratizar el acceso a la analítica de datos e inteligencia artificial bajo un modelo de negocio por suscripción.

6. ¿Soy feliz?

Total, con muchos retos y altibajos, pero feliz, esposo de una hermosa mujer y papá de un hermoso hijo, y como decimos mi esposa y yo: tenemos 2 hijos, un hermoso niño y una hermosa empresa.

7. ¿Vendería mi emprendimiento, mi empresa?

No, por ahora.

8. ¿Qué tan duro fue para mí emprender?

Era un sueño y por ello mismo pensaba que era inalcanzable. Pero se transformó en mi cabeza como “El gran proyecto” y, ¿cómo ejecutan los buenos proyectos? Con objetivos claros, estrategia y disciplina se logra alcanzar los resultados esperados y así se hizo realidad. No puedo decir que sea duro, lo definiría mejor como retador y emocionante; día a día, semana a semana tenemos nuevos retos y aprendizajes que nos han hecho mejores personas, profesionales y empresa.

9. ¿Cumplí mi sueño? ¿Qué me hace falta?

Me quedé corto con mis sueños. Sería mentiroso decir que soñé con estar en el punto en el que estamos, definitivamente ha sido mayor a mis expectativas desde el momento en que todo comenzó. Con esto aprendí que debemos ser ambiciosos y soñar en grande.

Decir algo que me haga falta hoy, sería un sin fin de respuestas. Pero quiero expresar que estoy entendiendo que no hay otro camino que pensar en que cada día siempre hay una oportunidad de aprender cosas y esto me ha ayudado a seguir creciendo, un mentor alguna vez me mencionó: “Crecer es una responsabilidad con la sociedad”.

10. ¿Y ahora qué? ¿Qué sigue?

Estamos muy enfocados en seguir posicionándonos en Colombia y aumentar nuestras operaciones internacionales, estructura y organización de la empresa, para soportar este crecimiento. Adicionalmente, estamos iniciando con Daki, el nuevo emprendimiento que apuesta por ayudar a las Pymes a democratizar sus datos.

11. ¿Mi emprendimiento es escalable? ¿Qué es ser escalable?

A veces nos enfocamos tanto en la escalabilidad, que se pierde de vista a compañías muy valiosas, con un equipo talentoso y emprendedores; que solo porque no encajan para iniciar en la escalabilidad se les resta valor.

Para responder, DataKnow tiene un modelo de negocio tradicional que se considera “no escalable”, pero este nos está dando hoy todos los recursos financieros para ser nuestros propios ángeles inversionistas y logrando crear a DaKi, intraemprendimiento en el que estamos trabajando fuertemente el cual sí tiene un modelo de negocio escalable.

12. Para crecer, ¿recibiría inversión de un desconocido? ¿Le cedería parte de mi empresa?

Sí la recibiría, siempre y cuando sea inversión con propósito y que esté alineado con nuestros valores y cultura.

13. ¿Qué no volvería a hacer?

No tengo nada de qué arrepentirme, todos los aciertos y errores son los que han forjado el camino.

14. ¿Quién me inspiró? ¿A quién me gustaría seguir?

Una de mis principales fuentes de inspiración ha sido mi mamá, soy hijo único de madre soltera, nací y crecí en un barrio con realidades y entornos sociales muy complejos. Vi en ella su talante y carácter para lograr lo que se proponía a pesar de las circunstancias y ese fue mi ejemplo y soporte, siempre será ella mi mejor inspiración y yo su mayor seguidor.

15. ¿Fracasé en algún momento? ¿Pensé en tirar la toalla?

He pensado en tirar la toalla muchas veces y no necesariamente por fracasos. En algunas ocasiones me sentí y a veces creo que lo sigo sintiendo: el ser abrumado con los retos, emprender no es un camino fácil, pero como alguna vez le escuché a alguien: el emprendedor se tiene que sentir cómodo en la incertidumbre y he buscado los mecanismos para lograr mantener el equilibrio con ello.

16. ¿Hago parte de algún tipo de comunidad que me ayuda en este camino de emprender?

Hemos hecho parte de gran parte del ecosistema emprendedor con programas de entidades como RutaN, ParqueE, Creame, Innpulsa, Endeavor, entre otras. Además, hemos hecho parte de programas de ProAntioquia con grandes mentores empresariales; ProColombia nos ha apoyado en el camino exportador, siendo reconocidos como líderes en la categoría.

17. ¿Lo que estoy haciendo trasciende? ¿Podrá impactar a nuevas generaciones?

La visión no es tener una empresa familiar, sino una empresa para el mundo, por eso creo en cada uno de los integrantes de nuestro equipo, en nuestros clientes y sus consumidores y por medio de cada uno de ellos espero seguir impactando a muchas generaciones y familias. Sentimos que nuestra responsabilidad de aportar también debe ser a la sociedad vulnerable y por eso hemos apoyado diversas fundaciones, esperando así que todo trascienda más allá de las personas que los lideren.

18. ¿Cómo me veo en 10 años y cómo veo a futuro mi emprendimiento, mi empresa?

No lo sé, no sé si vaya a tener las habilidades para ser el mejor gerente que la compañía requiere para ese momento. Lo que sí sé, es que me encanta crear y seguramente eso estaré creando con DataKnow o con los retos que el camino me ponga. También sé que me veo siendo un papá y un esposo presente. Me veo ayudando a más personas con el conocimiento en el que estoy constantemente y siempre con la intención de compartirlo. Con respecto a la empresa, como lo mencioné antes: nuestra visión es que sea una empresa para el mundo, entonces 10 años serán un camino interesante para el futuro de los datos, en el que por supuesto me veo sacando lo mejor de ellos.

19. ¿Qué papel han jugado mi familia y mis amigos?

El apoyo de mi familia y amigos ha sido fundamental desde los primeros pasos de Dataknow. El apoyo incondicional de ellos en los malos y buenos momentos me ha hecho ver esa área con roles en un organigrama inexistente en las empresas, pero que muchas de estas han sido resistentes gracias a la fuerza de sus seres queridos, por ello este soporte emocional es invaluable.

20. Yo lo logré. ¿Ayudaría a otros emprendedores a que lo logren?

Yo logré arriesgarme, tomé la decisión, pero el logro sigue en marcha. Por supuesto, hace parte de mi propósito como emprendedor y ser humano, el de ayudar a otras personas y en este ecosistema emprendedor siempre será un pilar el ayudar a otros emprendedores a que se atrevan y que no paren de aprender para ser cada vez mejores y compartirles nuestra experiencia para que su camino sea mejor que el anterior.

21. ¿Qué papel jugó mi equipo? ¿Quién es?

Como dice el proverbio chino “Solos llegamos más rápido pero juntos llegamos más lejos”. Creo fielmente en esta frase y hoy no estaríamos aquí de no existir el poder de un equipo. Un equipo comprometido, apasionado y todos unos cracks de los datos. Iniciamos dos personas que traíamos experiencia del mundo corporativo, los cual nos ayudó mucho a entender las dinámicas del mercado, pero luego se fueron uniendo más personas que creyeron en el sueño, en nuestro proyecto. Nuestro empleado oficial y formal, fue una persona migrante que dejó una vida estable en Bucaramanga y que le apostó a un emprendimiento en Medellín. Hoy, casi 3 años después, continúa con nosotros creyendo y aportando para seguir en este camino.

22. ¿Cuál es mi sello personal? ¿Qué me diferencia del resto?

Siempre le digo a mi equipo “soy el más cansón”. Hablando con transparencia, vivimos una cultura muy amorosa y a veces nos cuesta tener conversaciones difíciles. Por ende, incentivo en gran parte las conversaciones; las considero una de las herramientas más valiosas en una compañía, periódicamente tengo sesiones para que conversemos con las personas de la empresa y hoy estoy incentivando a que se vuelva parte de nuestra cultura corporativa.

23. ¿Qué he aprendido de todo esto?

A que debemos soñar en grande, volverlo un proyecto y hacerlo realidad: ¡Cualquiera que sea el sueño que tengas hoy, sueña más grande! He aprendido a saber apreciar la adversidad y la incertidumbre.

Si conoce historias de emprendedores y sus emprendimientos, escríbanos al correo de Edwin Bohórquez Aya (ebohorquez@elespectador.com) o al de Tatiana Gómez Fuentes (tgomez@elespectador.com). 👨🏻‍💻 🤓📚

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.