Publicidad

El grupo de diseñadores que creó una marca de joyería conceptual en Colombia

“Cada colección nace de un concepto cargado de significado y cuenta una historia. Nos movemos entre ideas para conectar con diferentes estilos, aspiraciones e ideales de nuestros clientes”, dice su emprendedora.

Tatiana Gómez Fuentes
11 de junio de 2024 - 04:13 p. m.
Camila Muñoz, Pablo Otero y Wilson Figueroa, los emprendedores detrás de Fun Society inc.
Camila Muñoz, Pablo Otero y Wilson Figueroa, los emprendedores detrás de Fun Society inc.
Foto: Fun Society inc

“Somos Fun Society inc, una joyería conceptual. Contamos historias materializadas en colecciones y piezas que despiertan emociones y asombro con los detalles. Ideamos y diseñamos desde el concepto o el significado de una joya - lo que esta pieza va a representar- y la convertimos en una realidad utilizando herramientas tecnológicas como el diseño en 3D o modelado digital y la impresión 3D, pero siempre apoyándonos en el trabajo manual y el arte de los joyeros y artesanos. Diseñamos joyas y accesorios divertidos que evocan recuerdos y que hablan por sí mismos y generan conversación“. Sin más preámbulo, aquí está la historia de esta idea de negocio, contada por Camila Muñóz en nuestro espacio de 23 preguntas para emprendedores y sus emprendimientos.

1. ¿Cuántos años tengo? ¿Qué estudié?

28 años, Diseño Industrial.

2. ¿Cuál fue mi idea y cuándo nació? ¿Qué fue lo que creé?

En enero de 2019, junto con mis socios Pablo Otero y Wilson Figueroa, le dimos vida a un universo creativo que en un inicio se llamó VARI CONCEPTS, y que hoy se transformó a Fun Society, una idea de negocio que responde a la necesidad del mercado con una propuesta disruptiva en el diseño de joyería local y a nuestro onjetivo como diseñadores de crear e imaginar sin límites, jugando en el proceso.

Tenemos colecciones inspiradas en globitos, dulces “goteando oro líquido”, flotadores y juguetes. Piezas diferentes que agregan lujo convertido en diversión a cualquier look. También diseñamos anillos de compromiso y argollas de matrimonio personalizadas donde usamos oro y piedras naturales, intentando que en su mayoría sean colombianas, para darle a las parejas un accesorio con significado que no es más que la materialización de su historia de amor y ls esencia y el estilo de quienes lo usan.

3. ¿Cómo logré hacerla realidad y llevarla a los hechos?

Primero, tomando la iniciativa de inventar algo propio, arriesgándonos a lanzarnos al agua y dando el primer paso, que para nosotros fue comprar nuestra primera impresora 3D. Luego, creando un plan de acción que ejecutamos en poco menos de un año donde incluimos la creación del universo de marca, las primeras colecciones, una identidad y una proyección a un futuro a corto y mediano plazo. Y tercero, con mucho trabajo diario, prueba y error, y aprendiendo lo que necesitábamos integrar durante ocho meses hasta que lanzamos la marca en septiembre del 2019.

Si está buscando más historias de emprendimientos, sus creadores y creadoras están aquí, en Emprendimiento y liderazgo de El Espectador.

4. ¿De dónde saqué la plata para ponerla a andar y cómo la pagué?

Para iniciar todo fueron ahorros de los tres socios. Durante el primer año, yo trabajaba en un empleo a tiempo completo y me dedicaba al emprendimiento en las noches y los fines de semana. Con lo que ganaba de mi sueldo lo invertía en este proyecto. Para algunos gastos más “grandes” o inmediatos tuvimos préstamos de familiares cercanos, como mi mamá, y a medida que el emprendimiento fue creciendo, fuimos devolviendo estos montos, y reinvirtiendo las ganancias, reduciendo también la inversión que cada uno de nosotros hacía.

5. ¿Qué estoy logrando con mi emprendimiento? ¿Qué estoy cambiando con mi idea?

A nivel personal estoy cumpliendo un sueño y aprendiendo en el camino, a nivel empresarial estamos generando empleos, enseñando y aprendiendo.

Con la idea de Fun estamos cambiando la noción sobre las joyas, le estamos dando frescura y diversión a quienes usan nuestras piezas y toda una experiencia alrededor de la historia de estas. Además, estamos revolucionando el concepto de los anillos de compromiso, dejando a un lado los diseños clásicos y “uniformados”, reemplazándolos por joyas hechas con sentido, diferentes y diseñadas especialmente para cada cliente.

6. ¿Soy feliz?

Soy muy feliz, me siento realizada y preparada para todo lo que viene en la marca.

7. ¿Vendería mi emprendimiento, mi empresa?

Por el momento y hasta dentro de unos años, la respuesta sería no. Fun Society es nuestro sueño hecho realidad, nuestro proyecto de vida, nuestra pasión. No lo cambiaríamos por nada, no obstante, eso no significa que no queramos crecer y mejorar. Estamos dispuestos a buscar levantamiento de capital si es necesario, pero solo con socios que nos aporten algo más que dinero. Perdonas que nos aporten conocimiento, experiencia, contactos, oportunidades, socios que comprendan lo que hacemos y por qué lo hacemos.

8. ¿Qué tan duro fue para mí emprender?

Soy muy afortunada porque he tenido el apoyo de mis papás, mi trabajo en la docencia y dos socios brillantes con un mismo objetivo. Emprender evidentemente no es el camino fácil, sobre todo a nivel personal y de la presión que me pongo encima, pero estas cosas han hecho que sea más llevadero. Pienso que realmente para quien emprende y por ejemplo tiene un hijo o más responsabilidades económicas, emprender es una montaña mucho más alta.

9. ¿Cumplí mi sueño? ¿Qué me hace falta?

Estoy cumpliendo mi sueño, cuando era niña quería ser diseñadora de modas, y ahora estoy involucrada en este mundo del diseño y la moda. No puedo decir que lo cumplía a cabalidad porque seguir arriesgando no tenía sentido. Pero con cada paso que vamos dando surgen nuevos, cada vez más grandes y algunos que ni siquiera nos imaginábamos.

10. ¿Y ahora qué? ¿Qué sigue?

Tenemos muchos planes para el futuro. Queremos seguir expandiendo nuestro equipo y nuestro mercado, poder atender de mejor forma la demanda internacional y mostrarle al mundo lo que nuestro emprendimiento puede darle. Tenemos muchas ideas nuevas y creativas, cada vez más diferentes.

11. ¿Mi emprendimiento es escalable?

Por supuesto que sí. Nuestra idea siempre ha sido poder crecer y lograr tener una empresa sostenible a lo largo del tiempo. Por eso, hemos diseñado nuestros procesos y tecnologías pensando en la escalabilidad. Podemos adaptarnos a diferentes mercados y necesidades, sin perder nuestra esencia ni nuestra calidad, siendo flexibles y dinámicos, como nuestros productos.

12. Para crecer, ¿recibiría inversión de un desconocido? ¿Le cedería parte de mi empresa?

Bueno, esta es una pregunta difícil. Sabemos que para crecer a veces hace falta levantar capital, pero no queremos hacerlo con cualquiera. Nos gustaría poder seleccionar al socio ideal, no un desconocido, sino alguien que nos pueda ayudar a crecer y llegar a donde podemos hacerlo. Alguien que comparta nuestra visión, nuestra misión y nuestros valores. Alguien que sea un socio estratégico, no solo un inversor.

13. ¿Qué no volvería a hacer?

Dicen que lo que somos hoy es el resultado de todos los errores que hemos cometido, por eso no cambiaria nada porque las cosas se dan como deben ser. Sin embargo, sí tendría en cuenta no tomar decisiones sin validar los resultados posibles, sobre todo hablando de inversiones.

14. ¿Quién me inspiró? ¿A quién me gustaría seguir?

Mi amor por las joyas y los accesorios viene desde mi infancia, mi abuelita siempre me ha regalado joyas con significados especiales o en momentos importantes de mi vida y eso para mí es clave: el significado.

En la industria, admiro muchísimo a Daniela Salcedo, sobre todo sus campañas y el universo tan sólido que ha construido alrededor de su marca y su marca personal. Y Paula Mendoza, como diseñadora, me inspira ver donde ha llegado y todo el recorrido que tiene, es increíble.

15. ¿Fracasé en algún momento? ¿Pensé en tirar la toalla?

No siento que haya fracasado, pero hace unos años si tuve mucho miedo, hubo un punto en el que creí que no veía resultados de todo el esfuerzo que estábamos haciendo, pero solo estábamos tomando las decisiones equivocadas, no sabía qué seguía, qué estaba haciendo ni para dónde iba, pero cuando dejé el miedo y la duda a un lado, y me apoyé en mi psicóloga, todo fue a mejor y me di cuenta de qué era como mi tormenta personal que tenía que pasar para fortalecerme como persona, emprendedora y recibir todas las oportunidades que llegaron para la empresa después.

Visite la sección de Emprendimiento y liderazgo de El Espectador

16. ¿Hago parte de algún tipo de comunidad que me ayuda en este camino de emprender?

No hago parte como tal de una comunidad, pero además de rodearme de amigos emprendedores y empresarios que me apoyan y de los que aprendo mucho, hace un año culminamos el proyecto del Fondo Emprender del Sena en Popayán, el cual nos ayudó a organizarnos y a sentar las bases de la empresa sólida que estamos conformando.

17. ¿Lo que estoy haciendo trasciende? ¿Podrá impactar a nuevas generaciones?

Buscamos no solo crear diversión y despertar emociones y nostalgia, también queremos inspirar a nuestra comunidad a expresarse de una manera diferente y divertida, que vean en Fun Society una manera de mostrar su esencia de una forma auténtica.

18. ¿Cómo me veo en 10 años y cómo veo a futuro mi emprendimiento, mi empresa?

Veo una empresa sólida que conserva su esencia. Espero haber logrado escalar transmitiendo nuestra propuesta a otros países y en otros niveles del lino y la moda.

19. ¿Qué papel han jugado mi familia y mis amigos?

Mi familia y mis amigos han sido mi soporte emocional más importante, mi mamá es la patrocinadora de mis sueños y me hace creer en mí, a mi papá siempre le gusta estar al tanto de todos los nuevos desarrollos, me da ideas y opiniones muy valiosas. Mis amigas son mis porristas, y uno de mis socios es mi futuro esposo, emprender juntos nos ha fortalecido en todos los ámbitos.

20. Yo lo logré. ¿Ayudaría a otros emprendedores a que lo logren?

Siempre que puedo dar un consejo o ayudar desde mi experiencia a alguien que me busca lo hago con mucho gusto. Creo que para que todos crezcamos hay que entender que somos una red, y todos necesitamos de todos.

21. ¿Qué papel jugó mi equipo? ¿Quién es?

Todos han aportado algo a la construcción de la empresa durante este tiempo, cada proveedor también ha contribuido a aportarnos sus conocimientos para ayudarnos a crecer y nos dan nuevas y frescas ideas. En este momento nuestro equipo directo somos los tres fundadores, cada uno tiene su rol, a demás de un gestor logístico y de producción, una diseñadora, una comunicadora y un joyero.

22. ¿Cuál es mi sello personal? ¿Qué me diferencia del resto?

Mi sello personal diría que es mi atención al detalle y mi empatía. Me gusta pensar que tengo el don de escuchar y observar más allá de lo evidente para contar historias (mi historia y las de otros) por medio de lo que sé hacer que es crear y diseñar y así conecto a niveles muy profundos.

23. ¿Qué he aprendido de todo esto?

He aprendido que emprender es como una montaña que se sube en espiral, que a veces sentimos que estamos de nuevo en el mismo punto, enfrentándonos a problemas que ya hemos tenido antes, a retos que ya conocíamos, pero estamos al menos una vuelta más arriba, con una mejor perspectiva y con más herramientas para seguir subiendo.

Y que esa montaña es mejor subirla acompañados, ya sea por socios, colaboradores o una red de apoyo que te recuerde, que sí puedes hacerlo.

Si conoce historias de emprendedores y sus emprendimientos, escríbanos al correo de Edwin Bohórquez Aya (ebohorquez@elespectador.com) o al de Tatiana Gómez Fuentes (tgomez@elespectador.com). 👨🏻‍💻 🤓📚

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar