Publicidad

El negocio de belleza comestible que le apuesta a la nutrición

Eileen Palomino creó Mod, una marca de batidos que ha logrado impactar de forma positiva la salud de más de 40 mil usuarios en todo el territorio colombiano, buscando además, crear consciencia a través de la prevención.

11 de octubre de 2021 - 10:00 p. m.
Creadoras de la marca Mod, un emprendimiento a base de complementos nutricionales especializados en belleza.
Creadoras de la marca Mod, un emprendimiento a base de complementos nutricionales especializados en belleza.
Foto: Cortesía

“Me inspiraros mis padres, aunque suene cliché. Los vi levantar 4 empresas, se quebraron, volvieron, crecieron y persistieron. Quiero llevar su legado a donde ellos en su momento encontraron barreras”, estas son las palabras de Eileen Palomino, una psicóloga y emprendedora colombiana que busca a través de sus productos, cuidar la nutrición y prevenir enfermedades en población de todos los estratos en Colombia. En 23 preguntas para emprendedores y sus emprendimientos nos cuenta cómo nació su empresa, el rol que cumple su madre en esta idea de negocio, los desafíos a los que se tuvo que enfrentar y cómo proyecta el crecimiento de Mod Nutrition en 10 años.

1. ¿Cuántos años tengo? ¿Qué estudié?

33 años, Psicóloga con Maestría en Marketing y Dirección Comercial y actualmente cursando una Maestría en Psicología Holística.

2. ¿Cuál fue mi idea y cuándo nació? ¿Qué fue lo que creé?

Mi idea fue desarrollar algo para que los jóvenes les llamara la atención cuidar su nutrición y prevenir enfermedades. Creé una linea de nutricosméticos, o sea, complementos nutricionales especializados en belleza comestible.

3. ¿Cómo logré hacerla realidad y llevarla a los hechos?

Sufriendo, no mentira... (risas). Trabajé por mucho tiempo en multinacionales de consumo masivo, adquirí algo de experiencia y también pude ahorrar para lograr hacer la primera inversión de un lote pequeño, donde me hicieron el favor de fabricar. Mi familia me alojó en uno de sus registros y comencé a vender de negocio en negocio, persona en persona, pidiendo favores, activando yo misma.

Nunca tuve capital, ni inversión de nadie, entonces todo lo hice con lo que tenía, hasta que apareció mi socia y tuve la compañía y el apoyo moral necesario para seguir. Lo que íbamos vendiendo lo reinvertíamos, no teníamos un peso pero Mod estaba funcionando entonces todo lo valía, hubo mucho trabajo operativo, cargando cajas, siendo modelos, vendedoras, mercaderistas, bodegueras, hasta que lento pero seguro fuimos creando lo que ahora tenemos. Hermosos recuerdos que no dudaríamos en repetir.

Si está buscando más historias de emprendimientos, sus creadores y creadoras están aquí, en Emprendimiento y liderazgo de El Espectador.

4. ¿De dónde saqué la plata para ponerla a andar y cómo la pagué?

El primer lote de 200 productos lo compre con mis ahorros de 7 años de trabajo, lote que gracias a Dios se vendió muy bien. Mod recibió amor de forma inmediata de sus consumidores, entonces pronto recuperé mi inversión, la que de nuevo y sin dudarlo reinvertí completamente. Actualmente Mod tiene su propio capital y no tenemos ninguna deuda, todo lo hemos creado con los frutos de nuestro trabajo, nunca hemos recibido inversión porque no lo hemos sentido necesario y tampoco hemos recibido préstamos.

5. ¿Qué estoy logrando con mi emprendimiento? ¿Qué estoy cambiando con mi idea?

Mod ha llegado a impactar de forma positiva la salud de más de 40 mil usuarios en todo el territorio colombiano, hemos logrado desmitificar que las vitaminas y la alimentación saludable son solo para personas mayores o para personas con condiciones de salud específicas. Hemos llenado de color, vida y disfrute el hecho de cuidarse, lo hemos vuelto más simple, y estamos valorar lo que viene de adentro hacia afuera desde joven, desde siempre. hemos creado y antojado de la conciencia en el autocuidado.

6. ¿Soy feliz?

Nos volvemos locas a veces, pero no cambiaríamos nuestra vida por ninguna. Crear, crear y crear es nuestro estilo de ser felices.

7. ¿Vendería mi emprendimiento, mi empresa?

No, nunca. Ningún padre vendería a sus hijos.

8. ¿Qué tan duro fue para mí emprender?

Vivimos muchas cosas difíciles, tenemos millones de historias, muchos retos que aún nos sacan de nuestra zona de confort. Siento que siempre es duro, este camino no es fácil, no estuve en una posición privilegiada cuando comencé, me tocó de cero, pero incluso en ese momento me sentía igual que ahora, todos los días dispuesta a darlo todo, sin horarios, ni tiempo libre.

Puede interesarle este emprendimiento: El negocio de las copas menstruales amigables con el medio ambiente

9. ¿Cumplí mi sueño? ¿Qué me hace falta?

He cumplido muchos sueños con Mod, el solo proceso es un sueño en sí mismo, tenemos muchos proyectos de expansión, cada día de creación salen como 3000 mil sueños más, entonces falta mucho, pero solo el hecho de poder considerar vivir así, es un logro enorme para nosotras.

10. ¿Y ahora qué? ¿Qué sigue?

Sigue más de lo mismo, hacer crecer la casa.

11. ¿Mi emprendimiento es escalable?

Completamente.

12. Para crecer, ¿recibiría inversión de un desconocido? ¿Le cedería parte de mi empresa?

Ya nos han hecho propuestas, muchas, pero nunca nos hemos sentido completamente cómodas, eso si, no nos cerramos a las posibilidades.

13. ¿Qué no volvería a hacer?

Confiar sin firmar un papel.

14. ¿Quién me inspiró? ¿A quién me gustaría seguir?

Mis padres, aunque suene cliché, tengo muchos motivos. Vi a mis papás levantar 4 empresas, se quebraban volvían, crecían y persistían. Quiero llevar su legado a donde ellos en su momento encontraron barreras, hay muchas empresas y empresarios que admiro, pero el seguir a alguien no necesariamente te lleva al camino que a ti te corresponde.

Visite la sección de Emprendimiento y Liderazgo de El Espectador

15. ¿Fracasé en algún momento? ¿Pensé en tirar la toalla?

Cuando recién comencé, por inexperiencia, lo perdí todo, por un muy mal acuerdo que hice al confiar en otra persona, esa fue la primera vez que quebré, perdí mis ahorros, la mercancía recién comprada, todo. Eso fue en la etapa más prematura de Mod, fue demasiado fuerte para mí. Pensé que no iba a ser capaz de poder lograrlo de nuevo, entonces como la marca ya la estaban conociendo, me inventé junto a mi socia un fit market saludable online y le pusimos Mod Market, pedimos todo en consignación hasta que volvimos a tener el dinero para invertir en Mod, así comenzamos otra vez.

16. ¿Hago parte de algún tipo de comunidad que me ayuda en este camino de emprender?

Solo Endeavor.

17. ¿Lo que estoy haciendo trasciende? ¿Podrá impactar a nuevas generaciones?

Completamente la nutrición y el autocuidado son una tendencia en desarrollo.

18. ¿Cómo me veo en 10 años y cómo veo a futuro mi emprendimiento, mi empresa?

En 10 años nos vemos llevando nuestro universo de colores a diferentes países de Latinoamérica, queremos ser referente del autocuidado para Colombia. Esperamos desarrollar más formas de autocuidado con el fin de democratizar el consumo de vitaminas y la alimentación saludable para todos los estratos.

19. ¿Qué papel han jugado mi familia y mis amigos?

Mi mamá es una de mis socias, la última que se unió al equipo. Ella y mi padrastro han sido para nosotras sinónimo de empuje, perseverancia y valentía. Hemos recibido mucho apoyo de parte de todos nuestros núcleos familiares.

20. Yo lo logré. ¿Ayudaría a otros emprendedores a que lo logren?

¡Amamos hacer eso! Tenemos todo un ciclo de talleres que aplicamos con nuestros distribuidores.

Sígale el rastro a esta historia: Crean espacios que combinan el trabajo artesanal con el diseño

21. ¿Qué papel jugó mi equipo? ¿Quién es?

Mis socias Diana Polo (mi mejor amiga de la infancia) Orietta Palomino ( mi mamá) que no sé que hubiera sido sin ellas, somos una triada, tal vez, si no nos hubiéramos unido Mod no sería lo que es hoy. Las tres tenemos talentos muy distintos, es como si hubiéramos sido un rompecabezas que encajo a la perfección.

22. ¿Cuál es mi sello personal? ¿Qué me diferencia del resto?

Tenemos un no se qué por no se dónde, y hemos logrado imprimirlo de forma clara en nuestra marca.

23. ¿Qué he aprendido de todo esto?

Que no hay mejor viaje que entender la creación como el estado perfecto del ser. Ser emprendedor es vibrar con nuestra misión como seres humanos.

Si conoce historias de emprendedores y sus emprendimientos, escríbanos al correo de Edwin Bohórquez Aya (ebohorquez@elespectador.com) o al de Tatiana Gómez Fuentes (tgomez@elespectador.com).

Para conocer más de las experiencias de los Emprendedores Endeavor, ingrese a https://www.endeavorcampus.com/

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar