Publicidad
30 Sep 2021 - 10:28 p. m.

La carpintería digital que está construyendo un emprendimiento de alto impacto

Con la ayuda del análisis de datos para mejorar la experiencia de compra de muebles por internet lograron crecer un 72% en lo que va corrido de este año tras un aumento del 50% el año pasado en medio de la pandemia. ¿Cómo lo hacen?
Daniela Chica y David Espinosa, los creadores de La Carpintería.
Daniela Chica y David Espinosa, los creadores de La Carpintería.
Foto: Cortesía

Dos plantas de producción. 90 empleados. En el 2019 fueron resaltados en el ranking de la Andi como una de las empresas más innovadoras. Han crecido por redes sociales, incorporaron tecnología y empezaron a hacer análisis de datos para mejorar la experiencia de comprar muebles por internet. Este año han crecido 72%, el año pasado un 50%. En pandemia, con la disparada de la venta de muebles por el teletrabajo, la sacaron del estadio. “Como a todas las marcas, el inicio de la pandemia nos llenó de miedo ya que las personas evitaban comprar e invertir. Cuando todos nos empezamos a adaptar a la nueva normalidad y tuvimos que trabajar desde casa, dimos el salto y crecimiento más grande de nuestra historia, con un aumento de más del 100% de las ventas. La demanda de escritorios y elementos de estudio aumentó muchísimo y empezamos a vender como nunca antes. La madurez digital que teníamos en ese momento nos permitió crecer y acelerar los procesos, y por eso pudimos responder a las necesidades y demandas del mercado”, relata David Espinoza, cofundador y director general de La Carpintería.

Son digitales. Solo en redes sociales han superado los mil millones de pesos en ventas. Tienen varias unidades de negocio, como la del diseño personalizado, en el que sus arquitectos van a las casas de los clientes para crear espacios según sus necesidades (esta línea de negocio creció 234% en 2021 vs. 2020); crearon las Asesorías Virtuales de Diseño para ayudar a quienes viven fuera de Medellín y les ayudan a diseñar espacios; y los Proyectos Institucionales, en los que diseñan espacios para empresas con casos de éxito como las tiendas de Agua Bendita.

¿Qué es lo que hacen con tecnología? “La compañía cuenta con un sistema de innovación cargado de analítica que le ayuda a tomar mejores decisiones, pensar en nuevos diseños y mejorar su estrategia comunicativa”, relatan en un comunicado de prensa. “Nos hemos concentrado en desarrollar habilidades cuantitativas y cualitativas en las personas del equipo que analizan los datos”, asegura Espinosa.

Por eso en en 23 preguntas para emprendedores y sus emprendimientos nos cuentan, más allá del éxito de sus cifras, cómo nació la idea de negocio, los obstáculos a los que se han enfrentado y cuál es el futuro que proyectan para la compañía.

1. ¿Cuántos años tengo? ¿Qué estudié?

Somos David Espinosa y Daniela Chica, esposos y socios. Tenemos 34 y 30 años.

David, apasionado por el diseño, el emprendimiento y la transformación de la madera, trayectoria empírica y me he apoyado en la experiencia de mi familia emprendedora y carpintera. Daniela, arquitecta, mi pasión siempre ha sido el diseño de mobiliario e interiorismo.

2. ¿Cuál fue mi idea y cuándo nació? ¿Qué fue lo que creé?

Nuestra marca nació hace seis años con la idea de llevar mobiliario de diseño a todos los hogares del país. Desde el principio quisimos crear una marca digital para cambiar la percepción de lo que es una carpintería tradicional y para lograr eso siempre hemos tenido muy presentes 3 pilares:

Democratizar el diseño

Crear una marca humana

Convertir un oficio común en algo extraordinario

Desde que iniciamos hemos pensado que nuestras fortalezas se basan en nuestras diferencias y esto es lo que nos ha permitido crecer tan rápido. Entendimos que éramos un equipo cuando identificamos en lo que éramos realmente buenos: yo tenía la experiencia y el conocimiento en maderas, finanzas y procesos de producción. Daniela tenía la experiencia en comunicación de marca y diseño de mobiliario.

Nuestra idea de negocio nació después de perder una carpintería que tenía David en el centro de Medellín. Tuvimos una crisis económica muy fuerte y ahí decidimos empezar a vender portarretratos y otros elementos decorativos pequeños que podíamos fabricar en nuestra casa. Ya teníamos a Valentino, nuestro hijo mayor, y fue éste quien nos motivó a luchar por nuestros sueños.

Si está buscando más historias de emprendimientos, sus creadores y creadoras están aquí, en Emprendimiento y liderazgo de El Espectador.

3. ¿Cómo logré hacerla realidad y llevarla a los hechos?

Desde que iniciamos con La Carpintería soñamos con hacer mobiliario para todas las casas de Colombia, pero al principio no era tan fácil como simplemente quererlo hacer, por eso empezamos utilizando los recursos que teníamos a nuestro alcance. Comenzamos con productos que nosotros mismos podíamos hacer, como cuadros, materas y elementos decorativos. Nos enfocamos en redes sociales porque era el medio por donde nos podíamos visibilizar y no nos representaba ningún tipo de costo. Cuando pasó el primer año habíamos logrado crear una comunidad muy fuerte en Instagram, ya creían en nosotros y comenzaron a comprar productos más grandes. Así comenzamos a crecer nuestro equipo de carpinteros y poco a poco fue creciendo el catálogo de productos y con él, el resto de nuestro equipo de trabajo.

4. ¿De dónde saqué la plata para ponerla a andar y cómo la pagué?

Cuando comenzamos, David ya tenía un negocio de carpintería básica en el centro de Medellín y a partir de ahí empezamos a trabajar para lograr el sueño de hacer mobiliario con diseño para todos los hogares de Colombia. Todo nuestro crecimiento ha sido financiado por caja propia, reinvirtiendo nuestras utilidades para el crecimiento del modelo de negocio.

5. ¿Qué estoy logrando con mi emprendimiento? ¿Qué estoy cambiando con mi idea?

Hemos inspirado a las personas a crear la vida que quieren vivir, hemos cambiado la dinámica del mercado demostrándoles que hay otras posibilidades y canales para conectar con los clientes. Nuestra historia ha sido inspiración para nuevos emprendimientos.

En este momento generamos más de 90 empleos directos y aproximadamente 200 empleos indirectos. Nos motiva el cuidado del medio ambiente y por eso trabajamos con maderas de bosques plantados evitando así la deforestación. Nuestras pinturas son ecológicas para el cuidado del planeta, de nuestro equipo de trabajo y de los clientes.

Adicionalmente fuimos la primera carpintería digital, desde el principio nuestra estrategia de contenido mostraba quiénes estábamos detrás del proceso y eso logró una conexión muy profunda con nuestros seguidores, lo que permitió hacer crecer la comunidad muy rápido.

6. ¿Soy feliz?

Sí, nos hace felices ver el camino que hemos recorrido, las ideas que hemos materializado, las personas que han llegado a hacer parte de nuestro equipo de trabajo, los sueños que hemos cumplido y las personas a las que hemos inspirado. Nos hace felices saber que nuestra idea de negocio nació basada en nuestra familia y que hoy, 6 años después, sigue siendo así.

Esta historia tiene mucho color: Le pusieron arte a la tela y crearon un emprendimiento de regalos con estilo

7. ¿Vendería mi emprendimiento, mi empresa?

Hasta este momento no ha estado en nuestros planes, pero hemos aprendido que en la vida y los negocios debemos adaptarnos a diferentes circunstancias.

8. ¿Qué tan duro fue para mí emprender?

Lo que tenemos ahora es mejor de lo que algún día nos imaginamos. No fue nada fácil llegar hasta acá porque debimos enfrentarnos a muchísima disciplina, responsabilidades y retos, además de paciencia porque ahora entendemos que todo es un paso a paso y no podemos pretender llegar a la meta sin haber recorrido el camino completo. Cada parte del proceso fue perfecta en su momento.

9. ¿Cumplí mi sueño? ¿Qué me hace falta?

Hemos cumplido muchos de nuestros sueños, pero La Carpintería está en constante transformación y con ella nuestros sueños. Desde que comenzamos nuestro sueño ha sido llegar a todos los hogares de Colombia y aunque hemos llegado a una cantidad importante, todavía nos faltan muchos más.

10. ¿Y ahora qué? ¿Qué sigue?

Queremos seguir creciendo pero para eso debemos mantener nuestra identidad y filosofía. Nos soñamos con escalar nuestro modelo de negocio a todo el país y así poder democratizar el diseño en toda Colombia.

Además de llegar a otras ciudades con tiendas físicas, buscamos tener opciones de financiamiento para que más personas puedan hacer de sus casas el espacio que siempre han querido, aprovechar el crecimiento digital que hemos tenido para seguir vendiendo a través de nuestro sitio web e incluir también nuevas marcas invitadas. Estamos también en el desarrollo de nuevos productos y líneas de mobiliario para seguir llegando a nuevos espacios del hogar.

11. ¿Mi emprendimiento es escalable?

Sí, el paso que sigue para continuar con la escalabilidad de La Carpintería es llevar nuestro modelo de negocio a toda Colombia.

12. Para crecer, ¿recibiría inversión de un desconocido? ¿Le cedería parte de mi empresa?

Hasta este momento no ha estado en nuestros planes, pero hemos aprendido que en la vida y los negocios debemos adaptarnos a diferentes circunstancias.

13. ¿Qué no volvería a hacer?

No cambiaríamos nada, pues todo lo que ha sucedido e incluso los errores que hemos cometido son lo que nos han llevado a estar donde estamos ahora. Cada etapa del proceso ha sido importante y es lo que nos ha permitido crecer de manera constante.

14. ¿Quién me inspiró? ¿A quién me gustaría seguir?

Nuestra principal inspiración ha sido nuestra familia: siempre quisimos crear un modelo de negocio alrededor de ella y es lo que seguimos haciendo.

Si está buscando más historias de emprendimientos, sus creadores y creadoras están aquí, en Emprendimiento y liderazgo de El Espectador.

15. ¿Fracasé en algún momento? ¿Pensé en tirar la toalla?

El fracaso ha sido necesario para crecer, ha habido momentos muy difíciles para la marca, pero siempre lo hemos visto como recurso e impulso, por eso nunca hemos pensado en tirar la toalla.

16. ¿Hago parte de algún tipo de comunidad que me ayuda en este camino de emprender?

Estamos en un gremio que, aunque competitivo es muy cercano, en donde tenemos grandes amigos que son una red apoyo y en donde entre todos nos impulsamos a crecer de manera constante. Hacemos proyectos juntos y nos aseguramos de cambiar la vida y los hogares de nuestros clientes.

17. ¿Lo que estoy haciendo trasciende? ¿Podrá impactar a nuevas generaciones?

Sí, nuestros productos siempre van a ser necesarios y atemporales: las personas en todo momento van a querer mobiliario para sus casas. Es importante la capacidad de adaptación para poder seguir impactando a futuras generaciones.

18. ¿Cómo me veo en 10 años y cómo veo a futuro mi emprendimiento, mi empresa?

Nos vemos dándoles empleo a muchísimas más personas y llegando a diferentes países y, aunque ya hemos hecho exportaciones, queremos que en ese momento esa línea de negocio sea muchísimo más grande, que nos permita no solo estar en los hogares de Colombia sino del mundo entero. Tendremos un equipo muy grande el cual será conformado por nuestra familia y amigos más cercanos, lo que nos permitirá confiar ciegamente en el desempeño y crecimiento constante de La Carpintería.

19. ¿Qué papel han jugado mi familia y mis amigos?

Nuestra familia ha hecho parte activa de este sueño, han creído en nosotros y siempre han hecho parte de nuestro equipo de trabajo.

Nelson, el papá de David, es el director de producción y el encargado de que todo el mobiliario salga perfecto. María José, la prima de David, es la encargada de servicio al cliente y de dar respuesta oportuna a todas las solicitudes de los clientes. El asesor contable de La Carpintería es Alex, mi primo (Daniela). María Inés es la tía de David y es la administradora de La Carpintería.

20. Yo lo logré. ¿Ayudaría a otros emprendedores a que lo logren?

Hemos sido inspiración para muchos emprendedores y esto representa una gran responsabilidad. Por eso creamos una nueva categoría en nuestro sitio web que se llama Marcas Invitadas, en donde los emprendedores pueden vender sus productos con el respaldo de nuestra marca.

21. ¿Qué papel jugó mi equipo? ¿Quién es?

Nuestro equipo es una familia, son personas que vibran con nuestro sueño y que se alinean con la identidad de nuestra marca.

22. ¿Cuál es mi sello personal? ¿Qué me diferencia del resto?

Nuestro sello es la capacidad de innovación y reinvención: fuimos la primera carpintería digital y así nos hemos mantenido con el paso del tiempo.

23. ¿Qué he aprendido de todo esto?

Hemos aprendido a luchar por nuestros sueños, ahora somos conscientes de que cuando se trabaja con amor todo puede hacerse realidad. Para mí, David, ha sido un proceso de superación constante, he aprendido a llevar a una idea de negocio a la cima, he entendido la importancia del orden y el análisis constante de resultados.

Para mí, Daniela, ha sido una manera de comprender el mundo, aprendí que sin la gente que tenemos alrededor no podemos cumplir metas ni llevar un sueño al lugar que queremos llevarlo.

Si conoce historias de emprendedores y sus emprendimientos, escríbanos al correo de Edwin Bohórquez Aya (ebohorquez@elespectador.com) o al de Tatiana Gómez Fuentes (tgomez@elespectador.com).

Síguenos en Google Noticias