Publicidad

La historia de la pareja emprendedora que está detrás de “Botellas de amor”

Con el plástico de las botellas que se reciclan y luego procesan, están construyendo viviendas, puentes peatonales, juegos infantiles, bibliotecas y muchos otros elementos “que donamos a familias, instituciones educativas y comunidades necesitadas”.

Edwin Bohorquez Aya
28 de octubre de 2022 - 09:00 a. m.
John Berrío López y Kelly Rodríguez Jiménez, de Botellas de amor.
John Berrío López y Kelly Rodríguez Jiménez, de Botellas de amor.
Foto: Cortesía

Muchos somos los que hemos visto espacios de recolección de botellas plásticas que van rumbo a la fundación Botellas de amor. Por eso, cuando nos contaron que este equipo de colombianos era finalistas del premio Premio a la Excelencia de Banco Caja Social y ANIF, los buscamos para conocer, en detalle, su historia y saber cómo fue que todo comenzó. Por eso John Berrío López y Kelly Rodríguez Jiménez pasaron por nuestra sección 23 preguntas para emprendedores y sus emprendimientos y esto fue lo que respondieron:

1. ¿Cuántos años tengo? ¿Qué estudié?

John Berrío López, 50 años, de Medellín-Antioquia. Innovador y emprendedor social titulado en Administración de Empresas con énfasis en Economía Solidaria de la Fundación Universitaria Luis Amigó y Especialista en Negocios Ambientales de la Escuela de Ingeniería de Antioquia. Fundador de Botellas de Amor fundación desde el año 2016 y miembro vitalicio del Consejo Superior.

Kelly Rodríguez Jiménez, 30 años, de Montería-Córdoba. Ingeniera ambiental de la Universidad de Córdoba, Magíster en Gestión y Evaluación Ambiental, y Especialista en Gerencia Ambiental y Riesgo, con énfasis social de la Universidad Sergio Arboleda. Representante legal, cofundadora de Botellas de amor, fundación desde el año 2016 y miembro de Consejo Superior.

2. ¿Cuál fue mi idea y cuándo nació? ¿Qué fue lo que creé?

John: Después de haber trabajado e investigado por más de 20 años el mundo del reciclaje, conozco y exploro la “madera plástica” y descubro que es posible producirla a partir de plásticos flexibles. Tomando este aprendizaje construimos nuestra vivienda con cinco toneladas de plásticos reciclado la cual posee características de alta calidad. Este resultado nos permite visualizar la posibilidad de desarrollar un método constructivo sostenible para ayudar a reducir el déficit de vivienda del país y, por qué no, del mundo.

Con esta premisa y aprovechando el auge de los ecoladrillos, estrategia que le daba la posibilidad a las personas de guardar sus residuos en botellas para ser usadas como elemento constructivo, constituimos en 2016 a Botellas de amor, fundación con el fin de captar residuos plásticos para transformarlos en perfiles de plástico reciclado para construir felicidad.

3. ¿Cómo logré hacerla realidad y llevarla a los hechos?

Junto a nuestro equipo de trabajo desarrollamos toda un plan educativo, ambiental y económico con alto impacto social para trabajar por la reducción del plástico y construir felicidad. Así, empezamos a realizar alianzas con grandes empresas y les decimos que hay una gran posibilidad de hacer logística inversa a través de economía colaborativa y solidaria. Por ende, las empresas se empiezan a interesar en el proyecto y apoyar a la fundación. Esto nos ha traído un apoyo muy importante para dar inicio y fortalecer el proyecto.

Todo eso se logra haciendo sinergias. Logrando que las grandes empresas y marcas también nos aporten para que no solo sea el plástico post consumo que recogemos en Botellas de Amor, sino que podamos también recoger el plástico post industrial que generan las grandes empresas. Se mezclan dos materiales, uno que viene de la calle (contaminado, más sucio) con uno que viene limpio de la industria. Teniendo estos plásticos, hace que para nosotros sea mucho más fácil producir una mayor cantidad de perfiles de plástico reciclado.

Le puede interesar: Este es el negocio que promueve y difunde el veganismo y los derechos animales

4. ¿De dónde saqué la plata para ponerla a andar y cómo la pagué?

No ha sido fácil el financiar el proyecto porque hemos tenido que hacer préstamos a título personal que aún estamos pagando, ya que al ser una Fundación sin ánimo de lucro no ha sido objeto de créditos con algunas entidades, pero en la actualidad estamos trabajando para la obtención de un crédito con el Banco Caja Social para el fortalecimiento de nuestro proceso de transformación. También, hemos recurrido a préstamos con terceros, familiares y gracias a algunos reconocimientos hemos logrado recaudar recursos para ir fortaleciendo la operación.

Participar en el Premio a la Excelencia de Banco Caja Social y ANIF es de gran ayuda para seguir fortaleciendo nuestros procesos de transformación y lograr captar más residuos plásticos y beneficiar a más poblaciones en condición de vulnerabilidad.

5. ¿Qué estoy logrando con mi emprendimiento? ¿Qué estoy cambiando con mi idea?

Botellas de Amor debe su éxito a que es un proyecto con propósito, ético y transparente, lo cual nos permite enamorar cada día a más personas para que se responsabilicen de los residuos plásticos que generan. Estamos totalmente convencidos de que en nuestra humanidad completa, todos estamos sedientos de proyectos que generen impactos positivos por el ambiente y la sociedad .

Botellas de amor contribuye a solucionar el problema de disposición de residuos plásticos flexibles y mejorar las condiciones de vida de comunidades vulnerables donando mobiliario urbano, escolar y viviendas construidas con el plástico reciclado. Gracias a los pequeños actos de amor estamos logrando un planeta libre de residuos plásticos y familias felices con viviendas dignas.

6. ¿Soy feliz?

Sí, nosotros disfrutamos y amamos lo que hacemos porque Botellas de amor es nuestro propósito de vida.

7. ¿Vendería mi emprendimiento, mi empresa?

No, Botellas de amor fundación fue creada para cumplir el propósito de lograr un planeta libre de basura plástica y familias felices con viviendas dignas, por ello, como lideres debemos hacer que la esencia por la que fue creada perdure en el tiempo.

Esta historia le puede interesar: La marca que cuenta historias en prendas de vestir a través del diseño gráfico

8. ¿Qué tan duro fue para mí emprender?

Emprender sin recursos es una de las principales dificultades que se nos presentan, pero no es un motivo para desistir, por ello, buscamos la forma de superar este reto.

9. ¿Cumplí mi sueño? ¿Qué me hace falta?

Sí, Botellas de amor es nuestro sueño de hacer que pequeños actos de amor generen grandes cambios. Nos falta seguir fortaleciendo la estrategia y llevarla a más lugares del país y el mundo.

10. ¿Y ahora qué? ¿Qué sigue?

Seguimos en la búsqueda de aliados para llegar a más regiones de Colombia y lograr responder a todas las solicitudes que tenemos de personas que están llenando Botellas de amor.

11. ¿Mi emprendimiento es escalable?

Sí, el éxito de replicabilidad y escalabilidad es tan claro que ya en otras ciudades y países se ha dado inicio al proyecto. Países como Argentina y Chile han llevado a cabo de manera exitosa la implementación de manera independiente. También hemos logrado llegar como fundación a Panamá, Ecuador y República Dominicana. Además, se han recibido solicitudes de Estados Unidos, Australia, Suiza, España y Hong Kong.

12. Para crecer, ¿recibiría inversión de un desconocido? ¿Le cedería parte de mi empresa?

En Botellas de amor cualquier persona puede aportar, pero al ser una fundación no podemos ceder parte de la misma, pero se les puede retornar la inversión a una tasa de interés o mediante la entrega de viviendas.

Continúe leyendo: Los tres hermanos que encontraron en la tradición el arte de hacer hojaldre

13. ¿Qué no volvería a hacer?

Para nosotros todo es un aprendizaje, es decir, no tenemos de qué arrepentirnos ya que todo lo que se nos presenta tiene un para qué, por ello, debemos siempre ver lo bueno de lo que nos sucede y tener siempre presente la meta a donde queremos llegar.

14. ¿Quién me inspiró? ¿A quién me gustaría seguir?

Nos inspira el amor por las personas, lo cual nos lleva a ver que con un problema (los residuos plásticos) podemos resolver otro que es el déficit habitacional.

15. ¿Fracasé en algún momento? ¿Pensé en tirar la toalla?

Hemos tenido algunas dificultades que no llamamos fracasos sino retos, ya que esto nos brinda una oportunidad de mejora. Por ello, nunca hemos pensando en desistir, al contrario, esto nos motiva aún más a ser resilientes y perseverantes.

16. ¿Hago parte de algún tipo de comunidad que me ayuda en este camino de emprender?

No, pero hemos tenido mucho acompañamiento con aceleradoras para fortalecer el modelo de Botellas de amor.

17. ¿Lo que estoy haciendo trasciende? ¿Podrá impactar a nuevas generaciones?

Sí, Botellas de amor se ha convertido en una estrategia que se difunde fácilmente por el objeto social y ambiental, el cual está impactando de forma positiva a todas las generaciones. Esto es lo bonito, aquí cualquier persona puede aportar mediante el llenado de botellas de amor, por ello, siempre decimos que estos pequeños actos de amor generan grandes cambios.

18. ¿Cómo me veo en 10 años y cómo veo a futuro mi emprendimiento, mi empresa?

Vemos a Botellas de amor como una fundación referente en el mundo, con un alto impacto social y ambiental, mediante una estrategia integral para el cierre del ciclo del plástico. Además, llegaremos a 20 países y captaremos 20 millones de toneladas de residuos plásticos con las cuales construiremos 4 millones de viviendas en América Latina y el Caribe.

Si está buscando más historias de emprendimientos, sus creadores y creadoras están aquí, en Emprendimiento y liderazgo de El Espectador.

19. ¿Qué papel han jugado mi familia y mis amigos?

Han sido el motor que nos impulsa a seguir adelante y nunca desistir. Tanto que nos han apoyado con préstamos para seguir fortaleciendo el proyecto.

20. Yo lo logré. ¿Ayudaría a otros emprendedores a que lo logren?

Sí, es evidente que emprender no es fácil y muchos piensan en desistir en la primera dificultad que se les presenta. Por ello, vemos que nosotros somos un gran ejemplo para motivar a más emprendedores a seguir adelante con su proyecto y cumplir su sueño.

21. ¿Qué papel jugó mi equipo? ¿Quién es?

Gracias a nuestro equipo hemos logrado conformar una fundación referente en el mundo. La familia Botellas de amor fundación se encuentra conformada por siete personas en el área administrativa con conocimiento y experiencia en finanzas, administración, ambiente, comercial, diseño y comunicaciones; y 35 colaboradores desempeñando las funciones de conducción, selección y transformación.

22. ¿Cuál es mi sello personal? ¿Qué me diferencia del resto?

Nuestro sello es el amor, recuerdo con mucho cariño a una persona que algún día me dijo. " John, ama y haz lo que quieras”, es por eso que nuestro proyecto se llama Fundación Botellas de amor, esto es lo que nos diferencia de los demás, hemos creado un proyecto de economía solidaria donde cada persona mediante actos de amor está transformando el mundo.

23. ¿Qué he aprendido de todo esto?

Hemos aprendido a nunca desistir y, donde muchos ven problemas, nosotros vemos grandes oportunidades. Además, nos damos cuenta de que todos los seres humanos estamos dispuestos a aportar, siempre y cuando se tenga un propósito que genere impactos sociales y ambientales.

Si conoce historias de emprendedores y sus emprendimientos, escríbanos al correo de Edwin Bohórquez Aya (ebohorquez@elespectador.com) o al de Tatiana Gómez Fuentes (tgomez@elespectador.com). 👨🏻‍💻 🤓📚

Edwin Bohorquez Aya

Por Edwin Bohorquez Aya

Comunicador social-periodista. MBA Inalde Business School. Premio Iberoamericano de Periodismo Económico IE Business School, Madrid (España). Premio a Mejor trabajo periodístico de Analdex, categoría prensa@EdwinBohorquezAebohorquez@elespectador.com

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar