Empresario de origen colombiano compra las operaciones de Walmart en Argentina

Noticias destacadas de Economía

Con este negocio, que implica la compra de 92 tiendas de Walmart, Franciso De Narváez regresa al negocio de los supermercados en el país gaucho.

Este viernes se conoció que Walmart acordó vender su negocio en Argentina al Grupo de Narváez, conglomerado fundado por Francisco de Narváez: empresario que nació en Colombia pero que se crió en Argentina.

Con este negocio, que implica la compra de 92 tiendas de Walmart, De Narváez regresa al negocio de los supermercados en Argentina al que su familia se dedicó por varias décadas.

Todo comenzó cuando su abuelo Carlos Steuer llegó a Colombia huyendo de la persecución a los judíos durante la Segunda Guerra Mundial. Y fue en Bogotá cuando nació la primera tienda de Casa Tía.

Luego de algunos años, Steuer llevó el modelo de Casa Tía a Buenos Aires en Argentina, país donde creció hasta convertirse en una de las principales cadenas de supermercados de las últimas décadas del siglo XX.

A raíz de la competencia que implicó la llegada de las multinacionales, Francisco de Narváez vendió en 1998 Casa Tía a un conglomerado, que luego de varias operaciones, se terminaría convirtiendo en Carrefour Argentina.

Tras la venta de Casa Tía, Francisco de Narváez entró al mundo de la política, en donde se destaca su elección como diputado de la provincia de Buenos Aires en 2009, y también fundó el Grupo de Narváez que tiene operaciones minoristas en Argentina, Ecuador y Uruguay.

¿Por qué salió Walmart de Argentina?

La compañía dice que registrará una pérdida no monetaria de alrededor de US$1.000 millones después de impuestos, principalmente debido a pérdidas cambiarias.

El minorista más grande del mundo se retira de Argentina después de 25 años en el segundo país más grande de Sudamérica. Actualmente emplea a más de 9.000 trabajadores en el país y, en 2019, era el noveno empleador privado más grande del país. También opera otras dos cadenas grandes en Argentina: Punto Mayorista y Changomas.

“Nos entusiasma contar con la experiencia minorista local que los nuevos propietarios aportan a esta sólida empresa, y consideramos que este acuerdo crea la estructura adecuada para contribuir a un verdadero desarrollo durante muchos años”, dijo en un comunicado Judith McKenna, presidenta y directora ejecutiva de Walmart Internacional.

El director ejecutivo de Walmart, Doug McMillon, ha estado trabajando para remodelar la cartera de activos internacionales del minorista. Entre los recientes cambios, en 2018, Walmart vendió una participación mayoritaria en sus operaciones en Brasil a Advent International y, el mes pasado, encontró un comprador para su tienda británica de comestibles Asda.

La salida de Walmart se produce después de que el Gobierno del presidente de Argentina, Alberto Fernández aumentara los controles cambiarios y congelara temporalmente los precios de los artículos de consumo, desde alimentos y bebidas hasta planes de telefonía móvil y servicios de internet. También prohibió que las empresas despidieran a trabajadores en nómina y duplicó la indemnización para trabajadores si la empresa donde trabajan se va, cierra o negocia una renuncia.

Las políticas complican los negocios en un país que va camino a la peor contracción económica anual de la que se tenga registro, con una inflación de 37% y un desempleo de dos dígitos.

Otras firmas multinacionales, como LatAm Airlines, la minorista Falabella y la firma de pintura automotriz Axalta, detuvieron sus operaciones en el país este año. Honda Motor Co. dejó de fabricar automóviles en Argentina en mayo pasado, mientras que Starbucks y American Airlines también han reducido su presencia en el país.

Comparte en redes: