Publicidad

ANI insiste en que Autopistas del Caribe no cuenta con viabilidad financiera

La Agencia Nacional de Infraestructura se mantiene en que no ha sido posible encontrar una alternativa que permita el cierre financiero del proyecto. La obra entrará en déficit de $2.084 millones para el pago de las compensaciones.

27 de febrero de 2024 - 02:29 a. m.
El desarrollo vial del país podría ponerse en duda con los problemas en la concesión Autopistas del Caribe.
El desarrollo vial del país podría ponerse en duda con los problemas en la concesión Autopistas del Caribe.

Desde el año 2022, la Agencia Nacional de Infraestructura adelanta la revisión contractual del proyecto de concesión Autopistas del Caribe, corredor de carga Cartagena-Barranquilla, señalando que no ha sido posible encontrar una alternativa que permita el cierre financiero, “por lo que este no cuenta con viabilidad financiera”, dice la agencia estatal en un comunicado.

Explica el informe que luego de 10 mesas de trabajo no ha sido posible encontrar soluciones para darle continuidad a la obra de infraestructura vial.

De interés para más información: Freno a concesión “Autopistas del Caribe” sería lesivo para el desarrollo vial

La concesión Autopistas del Caribe es una iniciativa privada, en la que el constructor tiene la responsabilidad de realizar, por su propia cuenta y riesgo, la estructuración del proyecto. Este tiene una inversión para la construcción de $2,33 billones de CAPEX o gasto de capital y de $4,42 billones para el gasto operativo (OPEX).

Reitera la ANI que la fuente de financiación del proyecto proviene en su totalidad del recaudo de peajes, sin aporte de recursos de la Nación.

Señala que, como parte de la estructuración de este proyecto, el concesionario definió para su financiación una estructura tarifaria a partir del recaudo de 6 peajes existentes: Gambote, Pasacaballos, Turbaco, Bayunca, Galapa y Sabanagrande y con uno adicional nuevo, el de Arroyo de Piedra.

El peaje de Turbaco representa el 39 % del total del tránsito promedio diario (TDP) del proyecto y Arroyo de Piedra el 7 %, es decir, que entre los dos representan el 46 % del tráfico del corredor.

Reconoce la ANI que hasta el momento no ha sido posible implementar la estructura tarifaria sobre la cual se diseñó el proyecto. “No ha sido posible implementar los incrementos contemplados en la estructura tarifaria, que incluyen aumentos hasta del 139,71% + IPC en la tarifa de peajes”, sostiene el estudio.

Señala la ANI que factores de orden público han impedido el funcionamiento de las casetas de cobro de los peajes.  Arroyo de Piedra no ha podido entrar en operación, mientras Turbaco ha presentado un cobro intermitente.

Para leer: OMC pide reformar el sistema multilateral y estima débil crecimiento del comercio

Admite la ANI que debido a estas protestas y cortes de vías no se ha alcanzado el recaudo requerido para la ejecución del proyecto. Por lo tanto, ha sido necesario compensar los recursos faltantes por $84.903 millones en Turbaco, mientras que Arroyo de Piedra quedan por pagar $70.744 millones, cantidades a las que hay que adicionar una proyección de $95.917 millones que se causarían entre enero y octubre de 2024.

Reseña la Agencia estatal que, a partir de diciembre de este año, “el proyecto entrará en un déficit de $2.084 millones para el pago de las compensaciones, es decir, que a partir de noviembre el contrato no cuenta con más recursos”.

Temas recomendados:

 

Alejandro(hk140)27 de febrero de 2024 - 03:04 p. m.
Mejor dicho: Falta de gobernabilidad de los gobiernos de Atlantico y Bolívar . Hay que cobrar los peajes
Óscar(22193)27 de febrero de 2024 - 03:04 a. m.
Y entonces cómo hacen unas vías tan bonitas y sin peajes en Ecuador?
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar