Publicidad
14 Dec 2021 - 10:00 p. m.

Las rosas que le dan vida al Chanel N°5

Una misma familia se encarga de cultivar y recoger, durante 21 días de cada mayo, las rosas que conforman este perfume icónico. Su cuidado casi obsesivo por la tradición es lo que ha permitido que esta fragancia no haya cambiado de fórmula en 100 años y se haya convertido, entre otras cosas, en un ícono cultural.
Santiago La Rotta

Santiago La Rotta

Editor Economía - Tecnología
El No 5 no ha cambiado de fórmula desde 1921, lo que ha sido posible, entre otros factores, por el cuidado obsesivo de la materia prima, la atención a los procesos.
El No 5 no ha cambiado de fórmula desde 1921, lo que ha sido posible, entre otros factores, por el cuidado obsesivo de la materia prima, la atención a los procesos.
Foto: Santiago La Rotta

“¿Qué son las rosas? Bueno, las rosas son todo”.

Joseph Mul, con más de 70 años, es el representante de los Mul, una familia que se ha dedicado durante décadas al cuidado de las rosas con las que se construye el Chanel N°5, quizá el perfume más exitoso en el mundo: un producto que no sólo redefinió los límites para el negocio de las fragancias a nivel mundial, sino que habita su propia liga dentro de la cultura popular.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.