En junio el 7,3 % de las empresas de comercio, manufactura y servicios cerraron temporalmente

Noticias destacadas de Economía

El DANE reveló este jueves los resultados de la encuesta de Pulso Empresarial, que fue creada para medir el impacto del COVID-19 en las actividades económicas de las empresas.

El DANE reveló este jueves los resultados de la encuesta de Pulso Empresarial, que fue creada por la entidad con el apoyo del Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), con el objetivo de medir el impacto de la emergencia económica, social y ambiental causada por el COVID-19 en las actividades económicas de las empresas.

Para realizar la encuesta el DANE utilizó el directorio de las encuestas económicas mensuales de manufactura, comercio y servicios, y recolecta información de aproximadamente 8.400 empresas en estos tres sectores.

En julio de 2020 el Indicador de Confianza Empresarial (ICE) para los sectores comercio, industria manufacturera, servicios y construcción fue de 41, mientras que en junio había sido 38,2. Por sectores, el valor más alto en el ICE para julio lo registró comercio (43,3), mientras que construcción y servicios presentaron el más bajo (39,6).

En junio de 2020, el 58,3 % del total de las empresas de comercio, industria manufacturera, servicios y construcción presentó una operación normal; el 34,4 % operó de manera parcial; y el 7,3 % registró cierre temporal.

En la industria manufacturera, el 70,6 % de las empresas operaron normalmente; por su parte, el 63,7 % de las unidades económicas de construcción reportaron una operación parcial; y el 13,2 % dedicadas a servicios cerraron temporalmente.

En comparación con mayo, se presentó una variación de 12,7 puntos porcentuales (p.p.) en el porcentaje de empresas de los cuatro sectores cuya operación fue normal, de -9,0 (p.p.) en el porcentaje de aquellas que operaron parcialmente, y de -3,7 p.p. en la proporción de unidades económicas que registraron un cierre temporal.

El 66,1 % de las empresas de los cuatro sectores presentó en junio una disminución en el flujo de efectivo; el 35,9 % registró una reducción de trabajadores u horas laboradas; y el 28,3 % manifestó haber tenido dificultades en el acceso a servicios financieros. El sector de construcción presentó los porcentajes más altos en estos tres canales de afectación, con 84,3 %, 50,5 %, y 55,1 %, respectivamente.

Con respecto a mayo, la proporción de empresas en los cuatro sectores que registró problemas en el aprovisionamiento de insumos disminuyó en 13,0 puntos porcentuales. De igual manera, se redujo en 8,8 (p.p.) el porcentaje de unidades económicas que sostuvieron haber tenido una disminución en el flujo de efectivo, y en 8,6 (p.p.) la proporción de empresas con dificultades en el acceso a servicios financieros

Por otra parte, el 69,1 % de las unidades económicas de todos los sectores experimentó una disminución en la demanda de sus productos o servicios, mientras que el 13,8 % sostuvo que se incrementó. Para el 17,1 %, no se presentó cambio en dicha demanda.

Con el 75,5 % construcción fue el sector que registró el porcentaje más alto de empresas que vieron reducida la demanda en junio de 2020; en contraste, en la industria manufacturera se presentó la mayor proporción de empresas con un incremento de dicha demanda (22,6 %). En comparación con mayo de 2020, el porcentaje de empresas de los cuatro sectores que reportaron una disminución de la demanda se redujo en 6,5 puntos porcentuales; en cambio, la proporción de unidades económicas que experimentó un aumento de la demanda se incrementó en 2,0 pp.

El 79 % de las empresas en los cuatro sectores utilizó internet como mecanismo de ajuste para trabajo en casa, que refleja una variación de -1,0 p.p. con respecto a mayo de 2020.

El sector servicios registró el mayor porcentaje (85,8 %) con relación a la implementación de este mecanismo en junio de 2020, seguido de construcción (80,1 %), industria manufacturera (75 %) y comercio (67,8 %). De igual manera, el 84,2 % de las empresas de todos los sectores utilizó internet como medio de pago, el 60,2 % para la venta de productos, y el 55,0 % para la compra de insumos.

El 66,5 % de las empresas de los cuatro sectores no presentó un cambio en el porcentaje de empleados trabajando en casa con respecto al mismo periodo del 2019; el 20,9 % sostuvo que este porcentaje disminuyó; y el 12,6 % afirmó que aumentó.

En el mismo mes el 46,7 % de las unidades económicas de los cuatro sectores afirmó que los ingresos disminuirán durante los próximos tres meses, lo que representa una variación de -8,4 puntos porcentuales en comparación con las expectativas registradas en junio de 2020. Así mismo, el 27,3 % de las empresas dijo que aumentarán los ingresos, y el 26 % consideró que permanecerán iguales.

Comparte en redes: