Publicidad
25 Jan 2023 - 11:00 p. m.

Entre trochas y carreteras: caminar por las vías terciarias colombianas

El estado actual de la red terciaria trunca el progreso económico y social de la ruralidad colombiana, por eso invertir en esta área es una apuesta por el campo, por la paz y por el desarrollo. Conozca los datos y escuche las historias de quienes padecen estas vías.
Solo el 10 % de las vías terciarias en Colombia están en buen estado, según el Invías.
Solo el 10 % de las vías terciarias en Colombia están en buen estado, según el Invías.
Foto: Jonathan Bejarano

Un camino por recorrer

La importancia de las vías terciarias se entiende, en principio, con esta cifras: siete de cada 10 kilómetros de carreteras en Colombia son terciarias, según información del Ministerio de Transporte.

📌 Sin embargo, un proyecto de investigación del Departamento Nacional de Planeación (DNP) indica que en realidad habría 280.000 kilómetros: el doble de la extensión, los problemas y los retos.

↪️ La investigación, que abarcó el 94 % del territorio nacional, identificó vías terciarias en imágenes satelitales por medio de inteligencia artificial.

📌 El Invías asegura que solo el 10 % de las vías terciarias se encuentra en buen estado.

↪️ La investigación del DNP no determinó el estado de la red terciaria, pero se está estudiando la posibilidad de hacer una

Lea más sobre el tema: Carreteras de obstáculos: las vías terciarias que estancan el campo.


Las voces apartadas por el camino

Seis habitantes de zonas rurales cuentan cómo el mal estado de las vías terciarias afecta su trabajo y calidad de vida.


  • En Mindalá, zona rural de Suárez (Cauca), se han perdido cosechas porque es más costoso el transporte que el mismo producto. Yulieth Perea, caficultora y representante del consejo comunitario de Suárez, dice que esto afecta la economía de las familias, por eso han promovido los mercados campesinos como una alternativa, pero necesitan una solución definitiva. Además, la situación es tan delicada que teme que haya una tragedia o deslizamiento como el ocurrido en Rosas (Cauca), pues hay partes de la carretera con pérdida de la banca y quebradas desbordadas. “No pueden llegar las ambulancias, se nos han muerto los adultos mayores”.

  • Orlando Arévalo asegura que es demorado y costoso transportar sus papas desde la vereda Tepud hasta el casco urbano de Pupiales (Nariño). Esto se debe a lo difícil que es transitar la carretera. Arévalo produce semestralmente entre 800 y 900 bultos de papa. Por eso, estima que si los gobiernos invirtieran en la vía, los costos del producto bajarían entre un 10 y 12 %. Los beneficios irían más allá de lo económico, también facilitaría otros aspectos que se verían reflejados en una mejor calidad de vida.

  • En la parte alta de la Sierra Nevada se dedican a una amplia variedad de productos como yuca, maíz, frijol, ñame, carne de ave y de cerdo. Aunque el más abundante es el mango, para Carmen Miranda, productora y representante de Agrociénaga, no resulta rentable venderlo por los altos costos del transporte. El único vehículo que puede movilizarse en la zona, cuando no llueve, es la moto. A una persona le puede valer hasta $25.000 llegar a la troncal. Sin embargo, cuando están en invierno tienen dificultades hasta para bajar a pie.

  • El cultivador Luis Delgado tiene su finca hace más de 14 años en la vereda Alto Bonito, en Villahermosa (Tolima). Hace dos años, sembró 600 palos de aguacate Hass de exportación. Así fue como incursionó en este negocio. Pero mientras crecen las plantas, las vías se deterioran. Antes el transporte de una bolsa de plátano costaba $2.000, hoy está entre $5.000 y $6.000. Esa es la mayor preocupación de Delgado, quien teme que en ese rubro se queden las ganancias de su trabajo con los alimentos, especialmente porque no hay apoyo institucional. “Ayudamos a limpiar la carretera, pero la gente no puede hacerlo todo, es deber de la administración local”.

  • Las y los arroceros de Nunchía (Casanare) se han comprometido con las vías terciarias, a pesar de que esa es una responsabilidad del Estado. Se reúnen, recogen dinero y piden ayuda en la alcaldía. Su objetivo es sacar el producto sin contratiempos, ya que al ser perecedero, no se pueden dar el lujo de quedar varados por las malas condiciones de la vía. Judy Herrera, productora de la vereda El Romero, cuenta que si la carretera está dañada, los transportadores les cobran el doble o triple. La situación tiene implicaciones que van más allá de lo económico, por ejemplo, para los niños es complicado llegar al colegio.

  • Desde hace casi cuatro años, la Cooperativa Multiactiva de Jóvenes del Guaviare (Comguaviare) trabaja en el aprovechamiento sostenible de productos no maderables del bosque, especialmente del moriche. La organización, que además busca proteger la flora y fauna del territorio, se encuentra en la vereda Caño Blanco II, a 45 kilómetros de San José del Guaviare. Su representante, Víctor Sánchez Díaz, asegura que el estado de las vías frena el desarrollo del municipio, teniendo en cuenta que es una odisea ir a estudiar o transportar productos, especialmente cuando llueve. Las trochas también impiden el posicionamiento del turismo que, según Víctor, sería una alternativa para muchos campesinos que quieren dejar los cultivos de uso ilícito.

El impacto de invertir en vías terciarias

La evaluación de impacto de las inversiones realizadas en la red terciaria, que estuvo a cargo de Econometría Consultores y Quantil, indica que entre 2011 y 2020 se firmaron 32.501 contratos por $6,7 billones para intervenciones en estas vías. La mayoría para mejoramiento y mantenimiento.

↪️ Respecto a la disminución de las áreas cultivadas, el informe indica que se debe a cambios en la ocupación y posibles dinámicas especulativas. Por eso, los expertos recomiendan tener en cuenta los instrumentos de planificación del territorio y la dinámica productiva.

↪️ El estudio también recomendó que las mejoras en conectividad se acompañen de intervenciones en la infraestructura social.

Entérese de los detalles: Un abismo para el agro: costos y sobrecostos del transporte.

La apuesta de Gustavo Petro

➡️ El programa Caminos Comunitarios de la Paz Total busca el mejoramiento, rehabilitación, conservación y mantenimiento de 33.102 kilómetros de vías terciarias.

➡️ Un punto clave del programa es que el Gobierno promete involucrar a la comunidad.

➡️ Las juntas de acción comunal se encargarían del mantenimiento y mejoramiento de los puntos críticos.

Siga leyendo: ¿Por qué el camino hacia la paz en Colombia pasa por las vías terciarias?

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.