“Estudien, vagos”, en versión Foro Económico Mundial

Steven Mnuchin, secretario del Tesoro de EE.UU., aseguró que la activista ambiental Greta Thunberg debería estudiar economía antes de hablar de asuntos como transformación energética o consumo de combustibles fósiles.

Steven Mnuchin, secretario del Tesoro de EE.UU.Bloomberg

El secretario del Tesoro estadounidense, Steven Mnuchin, le aconsejó a la activista ambiental Greta Thunberg que se fuera a estudiar economía antes de decirle a los inversionistas qué hacer.

Durante una conferencia de prensa, Mnuchin dijo de Thunberg que “primero estudie economía y vaya a la universidad, y luego podrá volver a visitarnos. ¿Es ella la economista en jefe?”. Esto a raíz de las declaraciones de la activista acerca de la importancia de bajar las inversiones en fuentes fósiles de energía.

Lea también: Los números detrás del Foro Económico Mundial

En uno de sus discursos durante el Foro Económico Mundial, Thunberg dijo “hace un año vine a Davos y les dije que nuestra casa estaba en llamas. Dije que quería que entraran en pánico. Me han advertido que decirle a la gente que entre en pánico por la crisis climática es muy peligroso. Pero no se preocupen. Todo está bien. Créanme. Ya he hecho esto y les aseguro que no lleva a ningún lado”.

La relación de Thunberg (elegida personaje del año por la revista Time en 2019) con la Casa Blanca de Donald Trump es fría, por decir lo menos. Durante la reunión del Foro en Davos (Suiza), la activista ha criticado las políticas ambientales del gobierno Trump. Al ser preguntado por esto, el mandatario respondió “¿cuántos años tiene?” y aseguró que sus demandas son “irreales”.

El empleo del término irreal es curioso cuando varios países, como Finlandia o Suecia, se han trazado ambiciosas metas para lograr ser neutrales en emisiones de carbono en plazos que no superan los 30 años.

Reguladores en países como Francia, Reino Unido y Noruega han expresado su interés de sacar de circulación a los vehículos que utilicen motores de combustión interna en un horizonte que no supera 2050.

Y aunque una parte de estos anuncios son, por ahora, sólo anuncios, lo que sí resulta claro es que la inversión en tecnologías limpias está abriendo nuevos mercados, oportunidades de negocio e innovación a escala global.

Por ejemplo, hoy en día Suecia recibe (por un precio, claramente) la basura de países como Italia, Noruega e Irlanda: los desperdicios de estos países le sirven a los suecos para producir energía.

Incluso en países con dependencia a los combustibles fósiles (como Colombia) se habla desde hace varios años de asuntos como transformación energética y metas de sostenibilidad a escala macro (así se esté lejos de estar a la altura de las metas más ambiciosas de otras naciones). El año pasado, por ejemplo, se realizó la subasta de energías renovables, que pretender incorporar un 20 % de fuentes no convencionales de energía a la matriz de producción en el país.

En la Unidad de Planeación Minero-Energética (UPME) hay registrados 7.400 megavatios en potenciales proyectos de fuentes no convencionales de energía renovable, en 115 iniciativas aprobadas. Se trata de 2.531 megavatios en 18 proyectos eólicos, 4.892 megavatios en 95 propuestas solares y 34 megavatios en dos de biomasa.

“Los comentarios de Mnuchin parecieran decir que el secretario ha estado viviendo bajo una roca los últimos 15 años”, “uno se pregunta a dónde fue a estudiar Mnuchin cuando dice cosas de estas”, dijeron usuarios de Twitter después de las declaraciones del secretario del Tesoro de EE.UU.

901138

2020-01-23T09:25:54-05:00

article

2020-01-23T09:27:22-05:00

slarotta16_115

none

Redacción Economía.

Economía

“Estudien, vagos”, en versión Foro Económico Mundial

58

3589

3647