¿Cómo hacer para que el mandato anticorrupción no quede en el aire?

hace 1 hora

Fabricantes de barcos automatizan astilleros para bajar costos

Un robot industrial de 670 kilogramos diseñado y probado internamente, el primero de su especie según Hyundai Heavy, puede doblar y soldar placas de acero.

Bloomberg News.

Los robots están invadiendo una de las últimas industrias con uso intensivo de mano de obra: la construcción naval.

En un intento por bajar costos y acelerar los tiempos de construcción, Hyundai Heavy Industries Co. y Daewoo Shipbuilding & Marine Engineering Co. están automatizando la construcción de secciones fundamentales de sus portacontenedores gigantes, algunos de los cuales tienen 400 metros de largo.

Aumentar la productividad es crucial para una industria que necesita unas 200 personas para construir un barco y enfrenta una fuerte presión sobre los precios. La caída abrupta del petróleo desde el segundo semestre de 2014, cuando el barril costaba más de US$100, hasta hoy, que cuesta US$60, afectó mucho los pedidos de barcos, lo cual obligó a sus fabricantes a eliminar miles de empleos y cerrar algunos astilleros. Los precios de los barcos se desplomaron casi 10 por ciento en los últimos tres años.

“En el ambiente actual, es muy importante bajar costos donde se pueda”, dijo Lee Jae-won, analista de Yuanta Securities Korea Co. en Seúl. “Estas iniciativas de automatización empezarán a dar frutos cuando los pedidos comiencen a mostrar señales más claras de recuperación, probablemente a partir del segundo semestre de este año”.

Hyundai Heavy, el mayor constructor de barcos del mundo, y sus dos empresas afiliadas entregaron 138 naves el año pasado, frente a cerca de 180 en 2016.

Brazos robóticos

Un robot industrial de 670 kilogramos diseñado y probado internamente, el primero de su especie según Hyundai Heavy, puede doblar y soldar placas de acero para la proa y la popa de los barcos mediante la conectividad remota entre la máquina y el software de diseño.

El fabricante de barcos con sede en Ulsan planea comenzar a usarlo el año que viene, medida que reduciría en dos tercios el tiempo de soldadura, achicaría el número de trabajadores calificados y ahorraría unos 10.000 millones de won (US$9,4 millones) por año, dijo un portavoz de la empresa.

Daewoo Shipbuilding anda usando un brazo robótico de 16 kilogramos para soldar partes de acero en su construcción de buques rompehielos para transportar gas natural licuado, de los cuales entregó cinco desde 2016. Apodado Caddy, el brazo puede trabajar en el casco para fundir estructuras de acero en un espacio confinado, dijo un portavoz de la empresa con sede en Geoje.

El futuro

Los robots acaban de llegar a los astilleros. En comparación, cerca de 70 por ciento de la fabricación de coches está automatizada, lo cual aumenta el ritmo de producción.

Un desafío importante es que cada barco se construye con especificaciones distintas según el cliente, dijo Oskar Levander, vicepresidente de conceptos e innovación para la división marina de Rolls-Royce Plc. Un modelo de coche comparte el chasis y componentes importantes como las puertas y los paneles.

Pese a eso, los fabricantes de barcos están invirtiendo en tecnología para beneficiarse cuando se recupere la industria. La surcoreana Samsung Heavy Industries Co., el tercer fabricante de barcos más grande del mundo, anticipa que los precios de las embarcaciones se recuperarán este año.

“La tecnología será la clave para el futuro de los astilleros”, dijo Park Moo-hyun, analista de Hana Financial Investment Co. en Seúl. “Quienes innoven sacarán ventaja”.