25 Nov 2019 - 8:29 p. m.

Fedesarrollo propone que aportes de pensiones se dividan entre los dos regímenes

El esquema diseñado también incrementaría los aportes para solidaridad de quienes más ganan.

Redacción Economía.

Fedesarrollo presentó una nueva propuesta de reforma pensional que plantea que los aportes a pensión se dividan entre el régimen de prima media (RPM) y el régimen de ahorro individual (RAIS), de esta forma, el 60 % de un salario mínimo se lo quedaría el sistema público a través de Colpensiones y el 40 % restante las administradoras de fondos de pensiones.

Los gremios, los empresarios, la academia y hasta el Gobierno han reconocido que Colombia tiene serios problemas de acceso a pensión, con una cobertura que apenas supera el 50 % de la población cuando el promedio de América Latina es de 72 %, sin mencionar los indicadores de inequidad y el alto gasto fiscal.

El director del instituto de investigación, Luis Fernando Mejía, explicó que con esta distribución las contribuciones a ambos regímenes quedarían inalteradas durante la transición, lo que no sucede con las otras propuestas de reforma pensional presentadas, que a su parecer, resuelven el problema fiscal a corto plazo, pero tienen un alto costo de transición.

"Nuestra propuesta mantiene la idea de un pilar público en el que se contribuiría con el 60 % de un salario mínimo y el resto se quedaría en el régimen de ahorro individual, lo que garantiza que para llegar al salario mínimo se paga la diferencia entre el 60 % del salario mínimo y el 100 % con recursos públicos", señaló el director, al tiempo que insistió en la urgencia de una reforma pensional que se construya a partir del diálogo.

Así mismo, para resolver el problema de cobertura, el director de Fedesarrollo planteó incrementar progresivamente el recaudo vía contribución solidaria de los afiliados de mayores ingresos.

Actualmente, las personas que ganan más de cuatro salarios mínimos mensuales, que según las cuentas nacionales corresponden al 10 % de la población con mayores ingresos en el país, aportan un 1 % de su cotización para aumentar el fondo de garantía de pensión mínima, una bolsa de recursos que subsidia a las personas que a pesar de haber cotizado las semanas exigidas por ley (1.300) no tienen suficiente ahorro para recibir al menos un salario mínimo.

Mejía considera que a ese valor se podría sumar través de lo que él llama equidad intergeneracional alrededor de $10.000 mensuales que le permitirían al Gobierno obtener un mayor recaudo para destinarlo a los esquemas subsidiados (Beneficios Económicos Periódicos -Beps y Colombia Mayor).

Lea: Exigencias claves que pueden hacer los afiliados a las administradoras de pensiones

Pero no serían los únicos, también aportarían a esta cuenta las personas que pertenecen a los regímenes especiales como Ecopetrol, Fuerzas Militares y Magisterio. De esta forma, en suma, se podría llegar a un ingreso promedio anual de $340.000 millones, lo que incrementaría la cobertura de Colombia Mayor en 27,4 % hasta 1,9 millones de adultos.

Durante el evento el viceministro de Hacienda, Juan Pablo Zárate, fue enfático en que en la reforma pensional que prepara el Gobierno no se acabará Colpensiones ni se aumentará la edad de pensión, esto a pesar de que las propuestas presentadas (Asofondos, Anif, investigadores de Fedesarrollo) y públicamente compartidas en otras ocasiones coincidieron en la necesidad de ajustar la edad de jubilación dados los cambios en la pirámide poblacional.

Comparte:

Inscríbete a Nuestros Newsletter

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarte, aceptas nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
Para tener acceso a todos nuestros Newsletter Suscríbete