Gobierno asumirá el 50 % de la prima para trabajadores formales de un salario mínimo

Noticias destacadas de Economía

El presidente Duque anunció la medida como una forma de preservar el empleo, debido a que muchas empresas han presentado caídas en sus ingresos.

Este miércoles, el presidente Iván Duque anunció que el Gobierno nacional asumirá el 50 % del pago de la prima de junio para los trabajadores formales que devenguen un salario mínimo. Esto equivale a $220.000, según las cifras de la administración central.

La otra mitad se podrá pagar en dos o tres cuotas, siempre y cuando haya un acuerdo entre empresas y trabajadores, advirtió Ángel Custodio Cabrera, ministro de Trabajo.

Las empresas que pueden solicitar esta ayuda son las mismas que clasifican para el subsidio a la nómina: compañías formales (en cabeza de personas naturales o jurídicas) que hayan visto disminuidos sus ingresos en 20 % para abril de este año (en comparación con el mismo periodo del año pasado).

“La prima del mes de junio debemos pagarla, pero debemos dar facilidades (…) Es un derecho de los trabajadores. Si queremos que nuestro país siga progresando en lo social, tenemos que estimular esa relación fraterna, cercana entre trabajadores y empleadores”, manifestó el primer mandatario.

Según las cuentas del mandatario, esta medida puede beneficiar a unos cuatro millones de trabajadores en todo el país.

Adicional a esto, el Gobierno también anunció que se incluirán a unos 600.000 trabajadores en el programa de Ingreso Solidario, cuyos contratos laborales han sido suspendidos durante la emergencia por el COVID-19. La idea es entregarles un giro de $160.000.

A través de un comunicado, el ministro de Trabajo explicó indicó que "vamos a apoyar con un ingreso solidario a los trabajadores que se encuentren con suspensión de su contrato laboral o en licencia no remunerada. Consistirá en un ingreso directo a la cuenta de los trabajadores, que se otorgará a quienes se vean en esta situación en los meses de abril, mayo y junio”.

Según el ministro de Trabajo, la propuesta de financiar la mitad de la nómina de trabajadores de un salario mínimo fue discutida en la Comisión Permanente de Concertación de Políticas Salariales y Laborales.

Sin embargo, la posibilidad de pagar por cuotas del otro 50 % de la prima, con previo acuerdo entre trabajador y empresa, comienza a levantar dudas. Para Iván daniel Jaramillo, del Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario, “la posibilidad por diferir mediante acuerdo el 50 % restante desnaturaliza el estímulo de esta prestación a la productividad y la menor afectación posible de la demanda. La asimetría de la relación sustancial (diferencia de poder negocial entre empleadores y trabajadores) no aconseja liberar a acuerdos individuales los plazos del pago de esta prestación, estructurada justamente a la participación de utilidades para estimular la productividad en el contexto de recesión económica”.

Vale la pena aclarar que la primera propuesta acerca de modificar en algún aspecto el pago de la prima de junio llegó de la mano de Fenalco, el gremio de los comerciantes. De base, la idea de la agremiación buscaba darle más respiro al sector y ofrecer un mayor espacio de caja para un renglón de la economía que apenas comienza a reactivarse (con acciones puntuales en ventas al por mayor, principalmente).

Para Jaime Alberto Cabal, presidente de Fenalco, la medida sobre la prima anunciada por el Gobierno este miércoles “es un nuevo esfuerzo del Gobierno. El aceptar las solicitudes que le habíamos hecho Fenalco y otros gremios para el subsidio de la prima, que si bien es cierto es para salarios mínimos, ayuda especialmente a las micro y pequeñas empresas. Las cuotas diferidas también van a ayudar a los empleados, pero nos sigue preocupando qué va a pasar con las empresas que siguen y seguirán cerradas después del primero de junio. Habría que buscar una solución entre el Gobierno y los empresarios para llegar a un acuerdo”.

Rosmery Quintero, presidenta de Acopi, asegura que se trata de una “muy buena noticia, más aún de cara a los tres días sin IVA en los que, ratificamos, uno debería ser para adquirir productos nacionales. Está muy bien que sea para los trabajadores con salario mínimo. El mensaje importante es que si ya el Gobierno está aportando el 50 %, los empleadores hagan el sacrificio de poner la otra mitad”.

Camilo Rodríguez, presidente de la Cámara Colombiana de la Confección y Afines, aseguró que “valoramos el esfuerzo hecho por el Gobierno nacional de pagar 50 % de la prima de los trabajadores que ganan menos de un salario porque sin duda lo que necesitamos en este momento es inyectar recursos a toda la economía y generar capacidad de consumo. Hoy los colombianos necesitan obtener ingresos para poder consumir. En este orden de ideas, vemos con buenos ojos esta iniciativa del Gobierno y frente al tema de generar el subsidio para las personas que no estaban trabajando, pues también vemos que es una buena medida, pero el recurso es insuficiente para los colombianos”.

Según las cuentas del Gobierno, los recursos que se han invertido en protección de empleo durante la emergencia suman $10,4 billones e incluyen medidas como el subsidio de 40 % de un salario mínimo para todos los trabajadores que han visto afectados sus ingresos durante la emergencia o el aplazamiento de impuestos para las Mipymes.

La semana pasada, el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, habló de un posible aplazamiento de la prima al decir que “tenemos muy poco tiempo para enfrentar ese problema asociado a la prima de junio y estamos buscando la manera de que haya una medida que permita posponer el pago. De ninguna manera eliminar esa obligación contractual, pero sí ser conscientes de que hay un problema de caja y que es muy importante”.

En su momento, varios académicos, además de sindicatos, se fueron en contra de la posibilidad de aplazar el pago de la prima de mitad de año. Sus argumentos orbitaban alrededor de una posible vulneración de derechos laborales o lo contraproducente que sería una decisión en ese sentido para reactivar el consumo, más aún con el primer día para compras sin IVA que quedó fijado para el 19 de junio.

Comparte en redes: