Publicidad
2 Jul 2015 - 3:44 a. m.

Grecia entró al euro con cifras falsas

Excavando en la memoria, la historia económica de los griegos dice que desde que llegaron al bloque común tenían malos manejos financieros que los llevaron a la crisis del cese de pagos.

Edwin Bohórquez Aya

Juan Carlos Martínez Lázaro, del IE Business School. /Cortesía
Juan Carlos Martínez Lázaro, del IE Business School. /Cortesía

Juan Carlos Martínez Lázaro, doctorando en historia económica de la Universidad Complutense de Madrid, MBA del IE Business School y analista de economía global de la misma escuela de negocios, explica desde Madrid (España) qué está pasando en Grecia y quién debe cargar con las culpas. Todo esto justo cuando los ministros de Finanzas del bloque económico europeo dejaron en claro al gobierno griego que esperarán los resultados del referéndum convocado para el próximo domingo, en el cual los ciudadanos responderán si están de acuerdo o no con las medidas de austeridad que propone el Fondo Monetario Internacional.

¿Qué pasó en Grecia para que hoy hablemos de semejante crisis?

Durante muchos años los gobiernos gastaron mucho más de lo que tenían, por tanto se fueron endeudando, fueron complicando la situación financiera y la ocultaron a la opinión pública y a las autoridades económicas europeas, hasta que no lo pudieron hacer más y dieron cuenta de su verdadero volumen, de su deuda, de su déficit público. Los mercados les cerraron las puertas por el riesgo tan inminente del impago. Grecia tuvo que pedir un rescate financiero a sus socios europeos y al Fondo Monetario Internacional, que son los que han estado inyectándole recursos desde 2009 y 2010. En estos años ha estado recibiendo esos recursos, una cantidad brutal. Hoy su deuda está en torno al 180% de su propio PIB. Un disparate.

Y entonces...

No es capaz de hacer frente por sí sola a esas deudas y por eso sigue necesitando la ayuda de sus socios y sus fondos para cubrir todo lo que debe. Es la paradoja de que hay que seguir prestándole a Grecia para que pague lo que debe con la esperanza de que algún día haga frente. En esas estaban, negociando el tercer pago del plan de rescate con condiciones de reestructuración económica por parte de sus acreedores, y cuando se acercaban a un acuerdo el gobierno griego rompió las conversaciones y convocó a un referéndum.

¿Qué pasó con España, Portugal e Irlanda, que en 2012 también pasaban por una crisis fuerte y hoy no están como Grecia?

El volumen de fondos que habían recibido no era tan abultado. En el caso de España era para su sector financiero solamente; Portugal e Irlanda sí tuvieron un rescate total, como Grecia. Estos países han sido capaces de hacer un ajuste más rápido de lo que fueron capaces los gobiernos griegos, por tanto hoy se encuentran en una situación muchísimo más confortable, a pesar de que no sea óptima. Mientras hoy la economía griega está al borde del cataclismo, la de España proyecta un crecimiento por encima del 3%. Irlanda tiene tasas fuertes de crecimiento y Portugal lo hace cada vez mejor. A Grecia la ha afectado su inestabilidad política, que ahora mismo se ha agudizado con el gobierno de izquierda de Alexis Tsipras.

¿Las reestructuraciones que se han hecho en Grecia han sido fallidas?

Sí. A Grecia se le ha prestado dinero, se le ha hecho una “quita” de deuda, que es una reestructuración de la deuda que tenía con los bancos y otros países europeos, pero aun así sigue necesitando fondos, mientras Irlanda, Portugal y España no los necesitan. Tal vez no se han hecho bien las cosas, ni de parte del gobierno griego ni de quienes le han prestado.

¿La troika (FMI, BCE y CE) tiene la culpa? ¿Es la responsable de la crisis de Grecia, como han dicho dos nobeles de Economía?

Ni muchísimo menos, eso es una falta absoluta de rigor. Los únicos responsables de la crisis de Grecia son su propio gobierno y los sucesivos que ha tenido, que entraron al euro falsificando sus datos. Seguramente Grecia no tenía que haber entrado, pero lo hizo en 2001 falsificando los datos que le exigieron para poder ingresar, y sucesivamente los siguió falsificando. Echar la culpa a los que han venido a ayudar me parece una falta de rigor y de vergüenza. Otra cosa es que las medidas que ha tomado la troika no hayan sido las más adecuadas o erróneas, o que no haya acertado con el diagnóstico, eso es distinto. Pero echarle la responsabilidad es una desfachatez absoluta. Los culpables son los gobiernos de los últimos 10 a 15 años.

El gobierno de izquierda fue elegido porque iba en contra de las reformas. ¿Qué pasará en la votación de referendo el próximo domingo?

Es una incógnita. Los sondeos tiran a que ganará el sí, pero el Gobierno trata de movilizar a la masa para que gane el no, lo cual es paradójico: que un gobierno convoque un referendo para votar un acuerdo en el cual no está de acuerdo, porque hace campaña por el contra. Imagine el escenario de que gane el sí, ¿qué va a hacer ese gobierno? La decisión que tomó es una absoluta irresponsabilidad política. Los que sufren las consecuencias son los ciudadanos, que viven un corralito, y se enfrentaría a la salida del euro la semana que viene.

¿Es mejor para Grecia salir del euro que quedarse y cumplir las exigencias de la troika?

Salir de euro es una opción suicida para Grecia, por más que existan premios nobel que desde Estados Unidos digan que es una posible solución. Creo que no valoran lo que cuesta cambiar una moneda y, sobre todo, someterse a una fuertísima devaluación. Y que de esa manera no paguen las deudas, pues eso está por verse, porque las deudas quedan y les va a costar mucho más pagarlas. Y si Grecia se declara unilateralmente dispuesta a no pagar sus deudas (que al cambiar de moneda subirán), pues se verá fuera de los mercados de crédito internacional. Y eso trae muchos problemas. Por eso sorprenden las declaraciones de Stiglitz y Krugman en ese sentido. Desde Estados Unidos puede parecer muy bien, pero los que están sufriendo son los ciudadanos griegos.

El ministro de Finanzas alemán dijo que no iba a permitir que Grecia saliera del euro. ¿Qué opina?

Todos estamos convencidos de que la moneda única es sólo una parte del proceso de unificación europea. Pero su gobierno ha puesto al borde del abismo a sus ciudadanos.

¿El euro está fracturado?

No. Al euro se lo ha intentado enterrar desde antes de nacer. Es la moneda de 19 países; esperemos que siga así y que otros sigan entrando. No se va a romper y no estoy seguro de si Grecia seguirá haciendo parte de él, pero en el caso de que no, seguirá siendo la moneda fuerte a la que otras naciones, como Polonia, buscan incorporarse. Es un proyecto irreversible, aunque a lo mejor no todos estén en él, como Grecia.

 

 

ebohorquez@elespectador.com

Recibe alertas desde Google News