15 Apr 2020 - 5:41 p. m.

Gremio de floricultores dona equipos de laboratorio para análisis de muestras de COVID-19

Equipos de biología molecular, insumos para muestras y elementos de protección personal fueron entregados por la empresa GR Chía SAS a Agrosavia para mejorar su capacidad de diagnóstico.

Redacción Economía.

Las pruebas se llevan a cabo la sede de Tibaitatá (Cundinamarca) de Agrosavia, antes Corpoica. / Pixabay
Las pruebas se llevan a cabo la sede de Tibaitatá (Cundinamarca) de Agrosavia, antes Corpoica. / Pixabay

La empresa GR Chía SAS apoyará a la Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria, Agrosavia, antes Corpoica, para que aumente la capacidad diaria que tiene para analizar muestras y detectar casos de coronavirus en el país.

Le puede interesar: Secretario y superintendente de Salud se reunieron para sumar esfuerzos en la lucha contra el COVID-19

La firma, miembro de la Asociación Colombiana de Exportadores de Flores (Asocolflores), trasladó una serie de equipos de biología molecular, insumos para muestras y elementos de protección personal a la sede que tiene la entidad en Tibaitatá, Cundinamarca. Pero no solo estos elementos quedaron al servicio de los procedimientos que se adelantan, también un grupo de profesionales comenzaron a trabajar en colaboración con el Instituto Nacional de Salud (INS) para apoyar la red de laboratorios adjuntos que diagnostican esta enfermedad.

“Celebramos y agradecemos esta iniciativa de Asocolflores que nos permite aumentar el número de muestras que podemos procesar en nuestro laboratorio de Tibaitatá y nos motiva a seguir poniendo nuestro conocimiento al servicio de esta causa”, aseguró el director ejecutivo de Agrosavia, Jorge Mario Díaz.

Por su parte, Augusto Solano, presidente de Asocolflores dijo que “los floricultores continúan apoyando desde diversos frentes la lucha contra la pandemia y hacen eco a lo largo del país de nuestro llamado para afrontar el COVID-19”.

Cabe recordar que Agrosavia conforma la red de laboratorios del país para el diagnóstico de la pandemia y trabaja de la mano de la Secretaría de Salud de Cundinamarca y con el Instituto Nacional de Salud, entidad encargada del desarrollo y la gestión del conocimiento científico en salud y biomedicina en el país y del control y avance del coronavirus.

El presidente del gremio aprovechó el anuncio para recordar que los floricultores del país enfrentan una crisis por la sustancial disminución en las exportaciones y dijo que una de sus principales preocupaciones es lograr la supervivencia de los cultivos y mantener los 140.000 empleos formales que el sector genera en el país, pues actualmente emplean solo al 50 % de la fuerza laboral tradicional para cumplir con el aislamiento preventivo obligatorio.

“Los cultivos están trabajando con las personas que estrictamente se requieren para su funcionamiento actual. Licencias remuneradas y turnos rotativos son una de nuestras estrategias para combatir el virus”, puntualizó Solano.

Comparte: