Hidroituango S. A. dice que no reconocerá a EPM costos adicionales en la obra

La junta directiva afirma que no se dio el aval para que la sociedad dueña del proyecto asumiera los costos en los que incurrió EPM para acelerar las obras y poder entregarlas en noviembre de este año, lo que, de todas formas, no sucedió a causa de la crisis que se desató en la hidroeléctrica en construcción.

El vertedero de la obra entró en operación el 4 de noviembre pasado. Cortesía EPM.

La junta directiva de Hidroituango S. A. informó que no reconocerá los costos del plan de aceleración que Empresas Públicas de Medellín (EPM) ejecutó en el proyecto hidroeléctrico Ituango, en el norte de Antioquia. Hidroituango S. A. es la sociedad que contrató con EPM la construcción de la hidroeléctrica. EPM, a su vez, contrató con el consorcio constructor CCC Ituango. 

Dicho plan consistió en una serie de acciones que EPM y el contratista constructor (consorcio CCC Ituango) acordaron en 2015 para acelerar la ejecución de las obras y poder terminarlas antes del 28 de noviembre de este año.

Según la junta, el plan sumaba costos por $370.000 millones, más $70.000 millones de prima de éxito, que se pagarían al consorcio si se cumplían los plazos.

 “En caso de que la terminación de las obras se diera entre el 29 de noviembre de 2018 y el 28 de agosto de 2019, se generaría un pago decreciente desde $70.000 millones hasta $0”, explicó Conconcreto, uno de los miembros del consorcio, en un comunicado de septiembre pasado.

Le puede interesar: Conconcreto confirma que había incentivo de $70.000 millones por terminar Hidroituango a tiempo

La junta directiva afirmó que, en noviembre de 2015, cuando EPM pidió aprobación para que Hidroituango S. A. asumiera los costos adicionales, el aval no se dio. Volvió a insistir en diciembre del mismo año, cuando, según la junta, se autorizó al “gerente de Hidroituango, previas las verificaciones contractuales enmarcadas en la matriz de riesgos del contrato BOOMT (contrato de construcción entre Hidroituango S. A. y EPM), para que incorpore dentro de los costos de inversión del proyecto”. Sin embargo, en la reciente junta del 15 de noviembre de 2018, el gerente de Hidroituango “informó que a la fecha no ha firmado ni aprobado ningún costo adicional del Proyecto con EPM”, dice el comunicado.

EPM, si bien no se ha pronunciado aún sobre el anuncio de la junta según el cual no reconocerá los costos del plan de aceleración, ha explicado que entre las razones de los retrasos que obligaron a adoptar un plan de aceleración estuvieron complicaciones en la adquisición de predios, problemas de orden público, entre otras.

Entre los cambios que hubo en el plan inicial de las obras estuvo la construcción de un tercer túnel de desviación, sistema que, sin embargo, colapsó a finales de abril y desató la contingencia que el país conoció. La emergencia obligó a inundar la casa de máquinas –situación que continúa hasta el día de hoy–, con el fin de evitar un sobrepaso de la presa.