Por incumplimiento en la entrega del puente de Chirajara

“Iniciaremos el proceso sancionatorio” contra Coviandes

“Siempre ponemos la lupa a través de los interventores, sobre los proyectos que se vienen haciendo”, señaló el presidente de la ANI.

Dimitri Zaninovich, presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI). / Cortesía

El colapso del puente de Chirajara en la vía Bogotá-Villavicencio se sintió en el mercado bursátil. Para evitar que desastres de esta magnitud, que cobró la vida de nueve colombianos, se sigan registrando, se “tiene dispuesto un equipo técnico a lo largo y ancho del país con lo mejor de la ingeniería”, dijo el presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), Dimitri Zaninovich. Por el momento, la zona del accidente se encuentra acordonada y hay presencia de la ANI y la Fiscalía General con asesoría de expertos internacionales determinando las causas del accidente, que involucra a Corficolombiana yal Grupo Aval.

¿En cuánto tiempo se espera conocer los resultados de la investigación sobre el colapso del puente de Chirajara?

Con la interventoría, que es la contractualmente responsable de identificar las causas, acordamos que el 31 de enero tiene que entregar un primer informe con las primeras hipótesis de las causas del evento.

¿Se va a pedir ayuda internacional?

Estamos en conversaciones con organizaciones internacionales que nos puedan apoyar en eso.

¿Pudo haber fallado la interventoría?

Yo no me adelantaría a ninguna hipótesis. Primero hay que entender, desde el punto de la ingeniería, qué pasó. Una vez entendamos qué fue lo que sucedió, entraremos a la discusión de quién fue el culpable. Pero empezar a hablar de culpables sin entender lo que pasó, es el orden inverso de las cosas.

¿El colapso del viaducto de Chirajara podría ser el iceberg en otras obras que pueden presentar problemas de estructuración y calidad?

Para nada. Por el contrario, lo que hay que tener claro es la verdadera proporción de esto. En sólo un tramo de 22 kilómetros, es uno de los 45 puentes que se estaban construyendo y los 18 túneles. A todos los proyectos que la Agencia Nacional de Infraestructura tiene en operación, se les han hecho diferentes evaluaciones que garantizan que las obras están en los niveles de calidad y de seguridad para estar en servicio. Lo que pasa es que este es un proyecto en construcción y todavía no había sido recibido por la ANI. Esa diferencia es muy importante y no podemos permitir que esta situación genere confusión innecesaria cuando lo que hay son obras de la mejor calidad construyéndose por todo el país en este momento y que están demostrando que sí se pueden hacer las cosas en Colombia.

¿Coviandes entraría en una lista de firmas no aptas para seguir contratando con el Estado?

Sin conocer las causas (del desastre) yo no puedo hacer una afirmación de esas, porque sería irresponsable.

¿Qué va a pasar con el cronograma de entrega de obras de la doble calzada Bogotá-Villavicencio?

Gran parte de las obras estaban entregadas y en operación, este era el último tramo que nos faltaba poner en operación de este contrato con Coviandes. Contractualmente ellos tenían que entregarnos el puente operando en junio de este año y una vez se dé ese incumplimiento, iniciaremos el proceso sancionatorio. Pero más que el proceso sancionatorio, el objetivo es garantizarles a los colombianos que a la brevedad podemos tener una ruta clara para poder reactivar la obra y entregarle la vía que como Agencia Nacional de Infraestructura nos hemos propuesto.

¿Este accidente va a retrasar la entrega de las obras de una vía que históricamente ha presentado muchos problemas para su ejecución?

No. Casi todas las obras de este corredor han sido entregadas a tiempo, lo que se va a retrasar, lamentablemente, es la entrega de este puente y el túnel que conectaba el puente. Estas dos obras son las que se van a ver retrasadas, pero el resto ha sido entregado a tiempo y operan con los niveles requeridos de calidad y seguridad que exige la ANI.

¿Hay que replantear todo el proyecto o se podría utilizar la parte de la obra que quedó en pie?

Ese es parte del análisis que está haciendo la interventoría, es evaluar la estructura que quedó en pie, de manera que no represente ningún riesgo y sobre todo que no contenga los potenciales errores que pudo tener la estructura que colapsó.

¿Es válido que una firma como Coviandes haga este tipo de subcontratación con empresas que aparentemente no tienen la tecnología necesaria para acometer este tipo de obras?

Ni siquiera es un tema de validez o no. Es que así está diseñado el esquema de concesión. Coviandes es quien ante el Estado, ante la ANI, se hace responsable de construir, entregar y operar las obras para las que fue contratado, y los concesionarios tienen la posibilidad de subcontratar empresas especializadas en ciertas obras y estructuras. Nosotros como ANI exigiremos el compromiso contractual que tiene Coviandes, independientemente de qué otras relaciones tenía Coviandes con sus subcontratistas.

¿Qué otros proyectos tiene Coviandes con el Estado?

Coviandes como tal sólo tiene este proyecto, que es un contrato de concesión que arrancó en 1994 y al que se le hizo una adición en 2010.

¿El colapso del viaducto de Chirajara puede afectar las obras de Cuarta Generación?

Este no es un proyecto de 4G, es de 1994. El proyecto de 4G incluye las obras entre Chirajara y Villavicencio y están en el siguiente sector. Esta situación es lo que en el contrato de 4G se llama riesgo constructivo, que es el riesgo que asumen los constructores al contratar un proyecto de estos. Es decir, que es una situación que contractualmente ya estaba prevista y que todos los constructores de 4G la conocen perfectamente.

¿La ANI va a poner la lupa en otros proyectos de la doble calzada Bogotá-Villavicencio y el resto de obras que se vienen haciendo?

Nosotros somos muy rigurosos y siempre ponemos la lupa a través de los interventores sobre los proyectos que se vienen haciendo. Insisto en que esta es una situación de la que, dentro de los diferentes análisis, mediciones e informes no se había presentado ninguna señal y que las demás estructuras u obras que están en operación fueron recibidas y pasaron todos los exámenes y pruebas requeridos por la Agencia.

¿Queda mal parada la ingeniería colombiana con este desastre?

No. Es importante entender las causas para saber dónde estuvo el error y a qué se debió. Hablar de que la ingeniería queda mal parada es apresurado. Además, para hacer una evaluación de la ingeniería hay que poner en contexto las grandes obras que se están haciendo en el país y poner en sus justas proporciones esta tragedia.

Lo más difícil de las obras que se terminan en el país es el mantenimiento, porque siempre se ve un deterioro acelerado, pero el cobro de los peajes crece.

Esa es la gran revolución de las concesiones. Las concesiones garantizan el mantenimiento y el estado de las obras que se construyen. Para reconocer y pagar al concesionario es necesario que los proyectos estén en buen estado. Por ejemplo, 4G exige que por 30 años se mantengan con el mejor nivel y estándar de calidad todos los proyectos.

¿Este desastre les va a costar a los colombianos?

No. La ANI contrató con un concesionario un puente y unas obras que tienen que ser entregadas por ese concesionario, quien debe asumir (los costos).

¿Qué les diría usted a los colombianos para que estén tranquilos ante el desastre del puente de Chirajara?

Que la Agencia Nacional de Infraestructura tiene dispuestos equipos técnicos a lo largo y ancho del país con lo mejor de la ingeniería para asegurarse de que estos hechos no se repitan y para asegurarse de que todos los proyectos que hoy están en servicio pasen las pruebas de calidad y de seguridad.

 

últimas noticias