22 Sep 2022 - 11:05 p. m.

Junta del BID votó a favor de la destitución de Claver-Carone

Según un informe, el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo, Mauricio Claver-Carone, ha mantenido una relación amorosa con una subordinada, a la que habría favorecido con aumentos salariales.
Mauricio Claver-Carone, presidente del BID.
Mauricio Claver-Carone, presidente del BID.
Foto: EFE - JIM LO SCALZO

El Directorio Ejecutivo del Banco Interamericano de Desarrollo votó este jueves para recomendar la destitución del presidente del organismo, después de que una investigación en su contra reveló que ha mantenido una relación amorosa con una subordinada, incluso antes de su llegada al banco. Esta actuación es prohibida por las políticas internas.

Las violaciones a la normativa no se detienen allí, pues el informe también precisó que Mauricio Claver-Carone habría favorecido a su presunta pareja sentimental con aumentos salariales. Todas estas acusaciones han sido negadas por el directivo.

Lea: Tambalea el puesto del presidente del BID tras una investigación en su contra

Los directores ejecutivos recomendaron por unanimidad la destitución de Claver-Carone, según información entregada a Bloomberg por fuentes que pidieron no ser identificadas, y que estuvieron en una reunión a puerta cerrada.

La decisión final sobre la destitución la tomará la Asamblea de Gobernadores, máxima autoridad del organismo, conformada en su mayoría ministros de Hacienda. La votación se realizará máximo el martes.

La nominación en 2020 del entonces presidente Donald Trump a Claver-Carone —que en su momento era asesor de la Casa Blanca— generó una ruptura entre Estados Unidos y la región, ya que se convirtió en el primer ciudadano estadounidense en dirigir una institución presidida tradicionalmente por latinoamericanos, desde que se creó en 1959.

Claver-Carone, un exasesor sénior del Tesoro, representante del Fondo Monetario Internacional y locutor de radio satelital de política exterior de Miami, ha montado una defensa para mantener su trabajo.

Mediante un comunicado, el presidente del BID (que ha desarrollado ese cargo desde el 1 de octubre de 2020) dijo que sí apoyó y participó en esta investigación, que “no corrobora las acusaciones falsas y anónimas que se hicieron contra mí o el personal del BID en la prensa”.

También calificó la investigación como “arbitraria”, pues se basa en una denuncia anónima y no formal, lo que estaría en contravía de las normas administrativas de la organización.

También puede leer: Escándalo en el BID: ¿por qué Mauricio Claver-Carone podría salir del cargo?

“A pesar de la ausencia del debido proceso, cooperé plenamente sin renunciar a mis derechos constitucionales. El manejo de la investigación ha violado repetidamente las Reglas de Ética del Banco, las normas básicas y ha planteado prácticas seriamente cuestionables, incluida la manipulación, la distorsión y el uso consciente de información que se ha comprobado que no es confiable para predeterminar un resultado en lugar de presentar una revisión justa e imparcial”, agregó.

El directivo también recordó que, según las reglas, tiene 15 días hábiles para responder a las alegaciones y, nuevamente, critica el hecho de que (a su criterio) no se haya garantizado el debido proceso en esta investigación.

Estados Unidos es el mayor accionista del BID, con sede en Washington, un banco estratégico para la influencia del país en América Latina. El banco prestó US$23.500 millones el año pasado, centrándose en impulsar las economías y ofrecer líneas de crédito para comprar vacunas contra el covid-19 para una de las regiones más afectadas a nivel mundial por la pandemia.

💰📈💱 ¿Ya te enteraste de las últimas noticias económicas? Te invitamos a verlas en El Espectador.

Síguenos en Google Noticias